El único periódico de noticias solidarias y del tercer sector

¿Qué pasa con los neumáticos usados?

Son uno de los elementos más contaminantes del coche, por eso nos hemos preguntado qué pasa con los neumáticos cuando […]

Son uno de los elementos más contaminantes del coche, por eso nos hemos preguntado qué pasa con los neumáticos cuando dejamos de usarlos.

Sabemos que, por su composición, son altamente contaminantes; también hemos escuchado que se pueden reciclar y tener una segunda vida muy diferente a la primera. Pero, ¿qué se puede aprovechar realmente de los neumáticos? y ¿qué pasa con lo que no es reciclable?

Las cifras apuntan que, sólo en España, se desechan unas 200.000 toneladas de neumáticos al año. Todos proceden de talleres y Centros Autorizados de Tratamiento (los CAT).

Dependiendo del neumático, su composición será diferente pero las materias primas más habituales son negro de carbono, caucho, textil, acero, azufre, óxido de zinc y otros aditivos.

Para reducir el impacto, en España existe desde 2005 un Real Decreto sobre el tratamiento de neumáticos fuera de uso que regula la actividad de los diferentes actores implicados en este proceso.

¿Quién gestiona los neumáticos fuera de uso?

En primera instancia, los encargados de gestionar los neumáticos fuera de uso son los talleres.

Una vez sustituidas las gomas usadas por otras nuevas, usadas o recauchutadas, el taller se pone en contacto con un gestor de residuos que es el encargado de llevarlas a los Centros de Recogida y Clasificación. A día de hoy, en España hay dos gestores autorizados:

– Signus

– Tratamiento de Neumáticos Usados

Una vez recogidos, se clasifican en función de su estado:

Neumáticos de segunda mano o de ocasión: aquellos que no han superado su vida útil y pueden ser instalados en otro coche. Esta opción es legal, pero no muy recomendable desde el punto de vista de la seguridad.

– Neumáticos para recauchutar: tienen gastada la banda de rodadura, pero reúnen las características y condiciones técnicas para que puedan seguir siendo usados tras sustituir su banda de rodadura mediante un proceso de recauchutado.

Neumáticos no aptos para ninguno de los fines anteriores: estos se entregan a los Centros de Transformación para su valorización energética y/o material o a empresas que los utilizarán para aplicaciones de ingeniería civil.

Lo mismo sucede con los neumáticos procedentes de coches dados de baja. En este caso, el encargado de ponerse en contacto con los centros recogida son los desguaces.

Ecovalor: lo que pagas como conductor

Gestionar correctamente los neumáticos fuera de uso tiene un coste que asume el comprador en el precio final de las cubiertas. El precio oscila entre uno y dos euros por neumático.

Las otras vidas del neumático

Los neumáticos que, por su mal estado no pueden volver al mercado, ya sea como usados o como recauchutados, se tratan en los Centros de Transformación.

Allí son tratados y desmenuzados en componentes:

– El acero procedente de cables y mallas se separa antes del proceso de trituración, se destina a reciclaje y se utiliza como materia prima de las acerías.

– La parte textil se extrae de mallas de fibras textiles  y se depositan en vertederos.

– Los chips (trozos de neumático de 2,5 X 2,5 cm aproximadamente) son asignados a valorizaciones energéticas (incineradoras o cementeras) o materiales (arquitectura o ingeniería civil).

– La granza (gránulos de neumático de 1mm a 10 mm) se recicla y se emplea para la elaboración de pavimento para carreteras.

– El polvo de caucho, que es la fracción más fina también se recicla. También es la dañina para el ecosistema.

Estas son las vidas posteriores que tienen nuestros neumáticos si se gestionan adecuadamente. Nunca dejes un neumático sin llevar a un taller ni lo tires a la basura, campo o lo dejes en cualquier otro lugar. Estarías atentado gravemente contra nuestro entorno.

 

20 octubre, 2018

Son uno de los elementos más contaminantes del coche, por eso nos hemos preguntado qué pasa con los neumáticos cuando dejamos de usarlos.

Sabemos que, por su composición, son altamente contaminantes; también hemos escuchado que se pueden reciclar y tener una segunda vida muy diferente a la primera. Pero, ¿qué se puede aprovechar realmente de los neumáticos? y ¿qué pasa con lo que no es reciclable?

Las cifras apuntan que, sólo en España, se desechan unas 200.000 toneladas de neumáticos al año. Todos proceden de talleres y Centros Autorizados de Tratamiento (los CAT).

Dependiendo del neumático, su composición será diferente pero las materias primas más habituales son negro de carbono, caucho, textil, acero, azufre, óxido de zinc y otros aditivos.

Para reducir el impacto, en España existe desde 2005 un Real Decreto sobre el tratamiento de neumáticos fuera de uso que regula la actividad de los diferentes actores implicados en este proceso.

¿Quién gestiona los neumáticos fuera de uso?

En primera instancia, los encargados de gestionar los neumáticos fuera de uso son los talleres.

Una vez sustituidas las gomas usadas por otras nuevas, usadas o recauchutadas, el taller se pone en contacto con un gestor de residuos que es el encargado de llevarlas a los Centros de Recogida y Clasificación. A día de hoy, en España hay dos gestores autorizados:

– Signus

– Tratamiento de Neumáticos Usados

Una vez recogidos, se clasifican en función de su estado:

Neumáticos de segunda mano o de ocasión: aquellos que no han superado su vida útil y pueden ser instalados en otro coche. Esta opción es legal, pero no muy recomendable desde el punto de vista de la seguridad.

– Neumáticos para recauchutar: tienen gastada la banda de rodadura, pero reúnen las características y condiciones técnicas para que puedan seguir siendo usados tras sustituir su banda de rodadura mediante un proceso de recauchutado.

Neumáticos no aptos para ninguno de los fines anteriores: estos se entregan a los Centros de Transformación para su valorización energética y/o material o a empresas que los utilizarán para aplicaciones de ingeniería civil.

Lo mismo sucede con los neumáticos procedentes de coches dados de baja. En este caso, el encargado de ponerse en contacto con los centros recogida son los desguaces.

Ecovalor: lo que pagas como conductor

Gestionar correctamente los neumáticos fuera de uso tiene un coste que asume el comprador en el precio final de las cubiertas. El precio oscila entre uno y dos euros por neumático.

Las otras vidas del neumático

Los neumáticos que, por su mal estado no pueden volver al mercado, ya sea como usados o como recauchutados, se tratan en los Centros de Transformación.

Allí son tratados y desmenuzados en componentes:

– El acero procedente de cables y mallas se separa antes del proceso de trituración, se destina a reciclaje y se utiliza como materia prima de las acerías.

– La parte textil se extrae de mallas de fibras textiles  y se depositan en vertederos.

– Los chips (trozos de neumático de 2,5 X 2,5 cm aproximadamente) son asignados a valorizaciones energéticas (incineradoras o cementeras) o materiales (arquitectura o ingeniería civil).

– La granza (gránulos de neumático de 1mm a 10 mm) se recicla y se emplea para la elaboración de pavimento para carreteras.

– El polvo de caucho, que es la fracción más fina también se recicla. También es la dañina para el ecosistema.

Estas son las vidas posteriores que tienen nuestros neumáticos si se gestionan adecuadamente. Nunca dejes un neumático sin llevar a un taller ni lo tires a la basura, campo o lo dejes en cualquier otro lugar. Estarías atentado gravemente contra nuestro entorno.

 

Sugerencias
Libro de autoayuda: “Mamá, díceme que sí” experiencia de una madre en el desarrollo de su hijo autista

En la actualidad, ha surgido el tema del autismo, y se trata de una forma muy novelada, con personajes adultos, pero […]

Ideas para cambiar el plástico por otros productos menos dañinos del eco sistema

Todo parte de la imaginación y la conciencia de buscar productos que no causen tanto daño a nuestro planeta.   […]

Consejos para tratar la gastroenteritis juvenil

Con estos tips podrás cuidar la enfermedad de tu hijo, la cual se propaga rápidamente por su manera de relacionarse. […]

Dejar de desayunar es un mal hábito que se incrementa en las personas mayores

Con el paso de la edad la importancia del desayuno es igual, sigue siendo una comida indispensable para cubrir nuestras […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *