El único periódico de noticias solidarias y del tercer sector

@Día Mundial de los Derechos de la Infancia

Religión y tradición motivan viajes obligados de niños holandeses

Autoridades calculan que unos 800 han sido trasladados sin su consentimiento   Adaptarse a vivir en un país que no […]

Autoridades calculan que unos 800 han sido trasladados sin su consentimiento

 

Adaptarse a vivir en un país que no está directamente relacionado con tus raíces puede resultar un poco difícil, pero finalmente muchos niños lo logran. Lo que sí es un reto es tener que dejar esta nación de manera inesperada para conocer el sitio de dónde vienes. Lo que algunos niños holandeses de padres musulmanes están enfrentando no es sencillo. Tal parece que están siendo llevados sin su consentimiento a otros países para no perder las tradiciones que trae consigo la religión.

“La lenta secularización de los de credo musulmán” fue lo que detectó un estudio del año 2016 de la Universidad de Utrecht sobre creencias religiosas de los adolescentes holandeses (entre 14 y 15 años). “El islam marcaba su identidad, pero siguen menos sus ritos y empiezan a considerar la fe un asunto privado” apuntan los investigadores.

Mientras tanto, en el pasado mes de junio, el Centro de Contacto sobre el Matrimonio Forzoso y el Abandono, advirtió sobre un incremento en la cantidad de menores llevados por sus padres a Marruecos, Etiopía, Turquía, Somalia, Kenia, Bangladés, India o Pakistán para evitar “que se occidentalicen demasiado”. Los progenitores aprovechan las vacaciones para hacer este trámite. Al final del viaje, los niños terminan internados o con desconocidos, todo con el fin de volver a sus raíces, aunque no lo quieran. Hasta el momento no hay cifras oficiales, pero se calculan que sean al menos 800.

Denuncias como evidencia de los hechos

Aunque aún no se puede decir con certeza el número de casos, en el año 2015, el Centro de Contacto recibió 23 denuncias por casos de niños sacados de Holanda solos o acompañados por un familiar y de quien luego no se sabía más nada. Familiares, amigos, profesores o vecinos en Holanda lo dejaban saber a las autoridades. En el año 2016 llegaron 30 denuncias y este año van 16.

El servicio de Protección de Menores indica que, si bien los propios padres toman la decisión de mandarlos al país de los abuelos, la familia puede presionar desde allí. Para que no pierdan su cultura.

Te podría interesar: Las mujeres iraníes retan leyes de la República Islámica

Señales de alerta

Este ejercicio se ha venido haciendo por varios años, por lo que maestros y amigos se han dado cuenta de ciertos patrones especialmente surgidos en las instituciones educativas.Si observan que los niños se comportan de otra forma, están nerviosos o huidizos, deben llamar a Menores. Si no hablan del veraneo, muestran ansiedad o sus padres les acompañan a la ida y a la vuelta, tal vez estén preparando el viaje en sus casas. Si ignoran la decisión tomada por sus progenitores, es más difícil darse cuenta a tiempo.

7 julio, 2018

Autoridades calculan que unos 800 han sido trasladados sin su consentimiento

 

Adaptarse a vivir en un país que no está directamente relacionado con tus raíces puede resultar un poco difícil, pero finalmente muchos niños lo logran. Lo que sí es un reto es tener que dejar esta nación de manera inesperada para conocer el sitio de dónde vienes. Lo que algunos niños holandeses de padres musulmanes están enfrentando no es sencillo. Tal parece que están siendo llevados sin su consentimiento a otros países para no perder las tradiciones que trae consigo la religión.

“La lenta secularización de los de credo musulmán” fue lo que detectó un estudio del año 2016 de la Universidad de Utrecht sobre creencias religiosas de los adolescentes holandeses (entre 14 y 15 años). “El islam marcaba su identidad, pero siguen menos sus ritos y empiezan a considerar la fe un asunto privado” apuntan los investigadores.

Mientras tanto, en el pasado mes de junio, el Centro de Contacto sobre el Matrimonio Forzoso y el Abandono, advirtió sobre un incremento en la cantidad de menores llevados por sus padres a Marruecos, Etiopía, Turquía, Somalia, Kenia, Bangladés, India o Pakistán para evitar “que se occidentalicen demasiado”. Los progenitores aprovechan las vacaciones para hacer este trámite. Al final del viaje, los niños terminan internados o con desconocidos, todo con el fin de volver a sus raíces, aunque no lo quieran. Hasta el momento no hay cifras oficiales, pero se calculan que sean al menos 800.

Denuncias como evidencia de los hechos

Aunque aún no se puede decir con certeza el número de casos, en el año 2015, el Centro de Contacto recibió 23 denuncias por casos de niños sacados de Holanda solos o acompañados por un familiar y de quien luego no se sabía más nada. Familiares, amigos, profesores o vecinos en Holanda lo dejaban saber a las autoridades. En el año 2016 llegaron 30 denuncias y este año van 16.

El servicio de Protección de Menores indica que, si bien los propios padres toman la decisión de mandarlos al país de los abuelos, la familia puede presionar desde allí. Para que no pierdan su cultura.

Te podría interesar: Las mujeres iraníes retan leyes de la República Islámica

Señales de alerta

Este ejercicio se ha venido haciendo por varios años, por lo que maestros y amigos se han dado cuenta de ciertos patrones especialmente surgidos en las instituciones educativas.Si observan que los niños se comportan de otra forma, están nerviosos o huidizos, deben llamar a Menores. Si no hablan del veraneo, muestran ansiedad o sus padres les acompañan a la ida y a la vuelta, tal vez estén preparando el viaje en sus casas. Si ignoran la decisión tomada por sus progenitores, es más difícil darse cuenta a tiempo.

Sugerencias
Libro de autoayuda: “Mamá, díceme que sí” experiencia de una madre en el desarrollo de su hijo autista

En la actualidad, ha surgido el tema del autismo, y se trata de una forma muy novelada, con personajes adultos, pero […]

Ideas para cambiar el plástico por otros productos menos dañinos del eco sistema

Todo parte de la imaginación y la conciencia de buscar productos que no causen tanto daño a nuestro planeta.   […]

Consejos para tratar la gastroenteritis juvenil

Con estos tips podrás cuidar la enfermedad de tu hijo, la cual se propaga rápidamente por su manera de relacionarse. […]

Dejar de desayunar es un mal hábito que se incrementa en las personas mayores

Con el paso de la edad la importancia del desayuno es igual, sigue siendo una comida indispensable para cubrir nuestras […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *