El único periódico de noticias solidarias y del tercer sector

@Día Mundial de la Diabetes

Se incrementan en España los abusos sexuales por burundanga

Imagen tomada del vídeo publicado en YouTube que circuló en abril   Turistas, mujeres jóvenes, niños y adolescentes son cada […]

Imagen tomada del vídeo publicado en YouTube que circuló en abril

 

Turistas, mujeres jóvenes, niños y adolescentes son cada vez más propensos a la sumisión química, un proceso producido cuando la persona afectada es drogada con el propósito de limitar su capacidad de defensa. La más conocida es la burundanga, pero según el Instituto Nacional de Toxicología, los agresores están usando nuevas sustancias.

De acuerdo a una evaluación de 200 casos de sumisión química realizados en Andalucía, Extremadura, Ceuta y Melilla entre los años 2014 y 2016, el 50 % de los casos se produjeron por consumo de alcohol en exceso y 30 % por pastillas para dormir.

 

Te podría interesar: Se cansaron de la violencia contra menores ONGs exigen nueva normativa

 

En muchos casos se combinó el hachís o cocaína con alcohol. La burundanga también es utilizada para las agresiones porque no deja rastro. Se trata de una bebida hecha con plantas que contienen escopolamina, que ya se usaba en la antigua Roma como veneno. Se obtiene a partir de plantas de la familia de la solanáceas, como la mandrágora. Es incolora, inodora e insípida y se puede administrar por vía oral, respiratoria e, incluso, cutánea. Por otro lado, las pastillas para escapar de insomnio también son usadas porque tardan poco tiempo en surtir efecto y dura unas horas. Además, se eliminan rápidamente del cuerpo.

En muchos casos, los efectos de estas sustancias, en su mayoría líquidas, dificulta la investigación de las autoridades policiales que en ocasiones no encuentran el rastro de su uso. Aunado a que provocan amnesia en la víctima que no puede recordar lo que le sucedió. En todo caso, la prueba de orina es la más efectiva para detectar la presencia de algún compuesto, aún más que la sangre.

En los últimos años los abusos sexuales se han incrementado en toda España. El caso más sonado fue el de La Manada, una violación en grupo de la cual fue víctima una joven tras concertar una cita a través de las redes sociales. Acusado de planeamiento de violación y tenencia de burundanga. A partir de este caso y muchos otros se ha evaluado la legislación y conceptos sobre agresiones sexuales en el país que en ocasiones benefician más al agresor que a la víctima.

 

 

3 junio, 2018
Imagen tomada del vídeo publicado en YouTube que circuló en abril

 

Turistas, mujeres jóvenes, niños y adolescentes son cada vez más propensos a la sumisión química, un proceso producido cuando la persona afectada es drogada con el propósito de limitar su capacidad de defensa. La más conocida es la burundanga, pero según el Instituto Nacional de Toxicología, los agresores están usando nuevas sustancias.

De acuerdo a una evaluación de 200 casos de sumisión química realizados en Andalucía, Extremadura, Ceuta y Melilla entre los años 2014 y 2016, el 50 % de los casos se produjeron por consumo de alcohol en exceso y 30 % por pastillas para dormir.

 

Te podría interesar: Se cansaron de la violencia contra menores ONGs exigen nueva normativa

 

En muchos casos se combinó el hachís o cocaína con alcohol. La burundanga también es utilizada para las agresiones porque no deja rastro. Se trata de una bebida hecha con plantas que contienen escopolamina, que ya se usaba en la antigua Roma como veneno. Se obtiene a partir de plantas de la familia de la solanáceas, como la mandrágora. Es incolora, inodora e insípida y se puede administrar por vía oral, respiratoria e, incluso, cutánea. Por otro lado, las pastillas para escapar de insomnio también son usadas porque tardan poco tiempo en surtir efecto y dura unas horas. Además, se eliminan rápidamente del cuerpo.

En muchos casos, los efectos de estas sustancias, en su mayoría líquidas, dificulta la investigación de las autoridades policiales que en ocasiones no encuentran el rastro de su uso. Aunado a que provocan amnesia en la víctima que no puede recordar lo que le sucedió. En todo caso, la prueba de orina es la más efectiva para detectar la presencia de algún compuesto, aún más que la sangre.

En los últimos años los abusos sexuales se han incrementado en toda España. El caso más sonado fue el de La Manada, una violación en grupo de la cual fue víctima una joven tras concertar una cita a través de las redes sociales. Acusado de planeamiento de violación y tenencia de burundanga. A partir de este caso y muchos otros se ha evaluado la legislación y conceptos sobre agresiones sexuales en el país que en ocasiones benefician más al agresor que a la víctima.

 

 

Sugerencias
Consejos para tratar la gastroenteritis juvenil

Con estos tips podrás cuidar la enfermedad de tu hijo, la cual se propaga rápidamente por su manera de relacionarse. […]

Dejar de desayunar es un mal hábito que se incrementa en las personas mayores

Con el paso de la edad la importancia del desayuno es igual, sigue siendo una comida indispensable para cubrir nuestras […]

Tips para dormir mejor en estos tiempos de locos

 Solo el 30% de los españoles duerme entre siete y nueve horas seguidas que es el rango perfecto para dar […]

Mitos del cerebro que muchas personas creen

 El cerebro funciona como un ordenador   Existe muchos mitos en cuanto al cerebro, ¿Qué solo usamos el 10 % […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *