El único periódico de noticias solidarias y del tercer sector

Ser joven en el barrio más pobre de España: tristeza y decepción

La unión del paro, la violencia y tráfico de drogas agrava el futuro de los jóvenes del barrio sevillano de […]

La unión del paro, la violencia y tráfico de drogas agrava el futuro de los jóvenes del barrio sevillano de Los Parajaritos

 

 

Cuando cae el día, los vecinos del barrio de los Pajaritos salen a la calle. En ese lugar no existen bibliotecas, ni centros cívicos y menos plazas con fuentes, así que la gente se apaña comprando pipas y cerveza en algun quiosco del lugar. Se sientan en la calle fuera de las casas y se dedican a conversar, y así día a día.

Una chica de 17 años habitante del Barrio Sevillano comenta a una compañera que el lugar nunca va a ser reformado, las dos chicas fuman mientras pasan el día en la calle Galaxia. Una de ellas frecuenta el barrio desde aproximadamente 3 años porque consigue drogas con facilidad y la compañera que ha crecido en esa poblacion afirma que la gente lo ve desde afuera como un barrio marginal y no es así.

En el año 2017 Los Pajaritos, reiteró una estadística donde se considera el barrio más pobre de España. Según un informe de quienes analizan los barrios de 16 municipios españoles de más de 250.000 habitantes, la renta anual por familia era de 12.307 euros.

Salvador Muñiz es el Presidente de la Asociacion de vecinos Tres Barrios lleva trabajando 50 años por y para el barrio y explica que el perfil de los jóvenes que habitan la localidad está entre 20 y 25 años sin experiencia en nada que competa al trabajo dependiendo el 100 % de la economía familiar o pensiones de sus abuelos y dejan los estudios en un 60 %. Allí viven alrededor de 22.000 habitantes y la tasa de paro supera el 50 % golpendo mas fuerte a los jóvenes.

SR, una joven habitante de la comunidad está entrando en un ciclo de interaccion social, sentándose en la plaza a mirar la gente con más carencias consumiendo alcohol y drogas. La chica quiere mejorar las condiciones de las personas de su barrio y afirma que la única expectativa de cualquier joven que vive allí  es ganar dinero fácil para consumir drogas, es lo que ven y aprenden siendo una de las mayores problemáticas que afectan a los jóvenes.

Otro ejemplo es un joven de 22 años a quien no le interesa revelar su nombre pero sí le preocupa que le tomen fotos porque si publican la imagen, los policías lo van a buscar directamente. Él  no trabaja, cuenta que en todos los bloques hay uno o dos pisos donde venden droga y en su casa entró la policia hace poco para una redada, pero se equivocaron. Tiene un bebe y resignado afirma que cuando crezca aprenderá las cosas malas de la calle.

La tasa de ausencia escolar es otro factor problemático  para esta parte de Sevilla. Los servicios sociales de la zona, intentan que los niños acudan a clase y para ello trabaja con familias y menores en riesgo de exclusión.

Muñiz confirma que el 40 % de las casas estan enganchadas a la luz, aparte se realizan entregas de alimentos anuales a 500 familias y es el día 10 de cada mes cuando  el barrio respira un poco más .

Cuenta un señor de 34 años que lleva viviendo en Los Pajaritos 7 años que desea irse, ya que dice que de día es un barrio casi normal, pero en la noche todo cambia, no le gusta la inseguridad ni la suciedad que se acumula en las calles y dice que desde el año 2000 han muerto 11 personas de manera violenta lo que coloca al barrio como el más peligroso.

La gente de Los Pajaritos es optimista y confía que en algún momento las cosas cambiarán y podrán construir los jóvenes un mejor futuro. Su lema radica en “Tenemos que salir de lo malo para construir algo bueno”.

23 mayo, 2018
La unión del paro, la violencia y tráfico de drogas agrava el futuro de los jóvenes del barrio sevillano de Los Parajaritos

 

 

Cuando cae el día, los vecinos del barrio de los Pajaritos salen a la calle. En ese lugar no existen bibliotecas, ni centros cívicos y menos plazas con fuentes, así que la gente se apaña comprando pipas y cerveza en algun quiosco del lugar. Se sientan en la calle fuera de las casas y se dedican a conversar, y así día a día.

Una chica de 17 años habitante del Barrio Sevillano comenta a una compañera que el lugar nunca va a ser reformado, las dos chicas fuman mientras pasan el día en la calle Galaxia. Una de ellas frecuenta el barrio desde aproximadamente 3 años porque consigue drogas con facilidad y la compañera que ha crecido en esa poblacion afirma que la gente lo ve desde afuera como un barrio marginal y no es así.

En el año 2017 Los Pajaritos, reiteró una estadística donde se considera el barrio más pobre de España. Según un informe de quienes analizan los barrios de 16 municipios españoles de más de 250.000 habitantes, la renta anual por familia era de 12.307 euros.

Salvador Muñiz es el Presidente de la Asociacion de vecinos Tres Barrios lleva trabajando 50 años por y para el barrio y explica que el perfil de los jóvenes que habitan la localidad está entre 20 y 25 años sin experiencia en nada que competa al trabajo dependiendo el 100 % de la economía familiar o pensiones de sus abuelos y dejan los estudios en un 60 %. Allí viven alrededor de 22.000 habitantes y la tasa de paro supera el 50 % golpendo mas fuerte a los jóvenes.

SR, una joven habitante de la comunidad está entrando en un ciclo de interaccion social, sentándose en la plaza a mirar la gente con más carencias consumiendo alcohol y drogas. La chica quiere mejorar las condiciones de las personas de su barrio y afirma que la única expectativa de cualquier joven que vive allí  es ganar dinero fácil para consumir drogas, es lo que ven y aprenden siendo una de las mayores problemáticas que afectan a los jóvenes.

Otro ejemplo es un joven de 22 años a quien no le interesa revelar su nombre pero sí le preocupa que le tomen fotos porque si publican la imagen, los policías lo van a buscar directamente. Él  no trabaja, cuenta que en todos los bloques hay uno o dos pisos donde venden droga y en su casa entró la policia hace poco para una redada, pero se equivocaron. Tiene un bebe y resignado afirma que cuando crezca aprenderá las cosas malas de la calle.

La tasa de ausencia escolar es otro factor problemático  para esta parte de Sevilla. Los servicios sociales de la zona, intentan que los niños acudan a clase y para ello trabaja con familias y menores en riesgo de exclusión.

Muñiz confirma que el 40 % de las casas estan enganchadas a la luz, aparte se realizan entregas de alimentos anuales a 500 familias y es el día 10 de cada mes cuando  el barrio respira un poco más .

Cuenta un señor de 34 años que lleva viviendo en Los Pajaritos 7 años que desea irse, ya que dice que de día es un barrio casi normal, pero en la noche todo cambia, no le gusta la inseguridad ni la suciedad que se acumula en las calles y dice que desde el año 2000 han muerto 11 personas de manera violenta lo que coloca al barrio como el más peligroso.

La gente de Los Pajaritos es optimista y confía que en algún momento las cosas cambiarán y podrán construir los jóvenes un mejor futuro. Su lema radica en “Tenemos que salir de lo malo para construir algo bueno”.

Sugerencias
Consejos para tratar la gastroenteritis juvenil

Con estos tips podrás cuidar la enfermedad de tu hijo, la cual se propaga rápidamente por su manera de relacionarse. […]

Dejar de desayunar es un mal hábito que se incrementa en las personas mayores

Con el paso de la edad la importancia del desayuno es igual, sigue siendo una comida indispensable para cubrir nuestras […]

Tips para dormir mejor en estos tiempos de locos

 Solo el 30% de los españoles duerme entre siete y nueve horas seguidas que es el rango perfecto para dar […]

Mitos del cerebro que muchas personas creen

 El cerebro funciona como un ordenador   Existe muchos mitos en cuanto al cerebro, ¿Qué solo usamos el 10 % […]

Discusión

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *