El único periódico de noticias solidarias y del tercer sector

Sin marcha atrás: este 1 de septiembre la venta de la bombilla halógena estará prohibida

La Unión Europea estableció que solo se podrán vender bombillas halógenas que hayan quedado en el stock de las tiendas […]

La Unión Europea estableció que solo se podrán vender bombillas halógenas que hayan quedado en el stock de las tiendas

 

España es uno de los países que deberá dejar atrás el uso de bombillas halógenas a partir del mes de septiembre, como se estableció para el resto de Europa, adaptándose la población a la tecnología LED.

Su venta estará permitida solo hasta que exista el producto en las tiendas, sin exceder el tiempo establecido. Esta prohibición se lleva a cabo después de que la Unión Europea rechazara la venta de bombillas incandescentes en septiembre del año 2012.

Las autoridades aseguran que esta medida se adaptará fácilmente y traerá varios beneficios, pues las lámparas LED tienen mayor calidad, eficiencia energética y durabilidad, frente a la tecnología halógena.

 Estaríamos hablando de ahorrar 115 euros aproximadamente en consumo de luz desde el momento de cambiar a esta tecnología, porque aunque su costo es más elevado, se deben menos por año debido a su durabilidad.

Asimismo, el Presidente de la Asociación Española de Fabricantes de Iluminación (Anfalum), afirma que esta normativa afecta en muy baja medida a los hogares y explica que las bombillas halógenas son mucho más habituales en escaparates de tiendas que en los domicilios particulares, es decir que ya muchos se han apegado a la norma y cumplen con lo estipulado.

De acuerdo a datos facilitados por Anfalum, las bombillas LED forman el 90 % de las ventas que se realizan en la actualidad y por tanto, el 10 % restante queda limitado a la venta de bombillas halógenas. Es por ello que la tendencia de consumo respalda esta decisión.

Para quienes aún dudan si el cambio es positivo, los promotores de la norma resaltan el considerable ahorro energético que supone el uso de bombillas LED, las cuales poseen mayor eficiencia.

Del mismo modo, estas bombillas proporcionan un mayor nivel de seguridad para niños y adultos ya que no quema la piel, y a su vez, trae consigo hogares y comercios más limpios y responsables.

Las casas y locales saldrán ganando en varios aspectos, porque el cambio de iluminación no supondrá ninguna molestia sino beneficios y el ciudadano verá devuelta su inversión inicial al cabo de unos meses con un menor consumo mensual.

 

Te podría interesar: ¿Por qué es mejor utilizar bombillas LED?

 

Posible pérdida de empleo

Una de las consecuencias que trae consigo la norma a nivel empresarial es la disminución de empleo, ya que se estima que habrá una pérdida de uno 6.800 puestos de trabajo en las plantas de fabricación halógenas de toda Europa, a pesar de que la región es líder mundial en sistemas tecnológicos de iluminación. Algo bastante irónico.

En este sentido Anfalum confía que antes del año 2018 gran parte de los empleados afectados puedan ser integrados en otras líneas de producción.

Precisamente este tipo de inconvenientes fueron los que motivaron a Bruselas, en abril del año 2015 a establecer, a petición del sector, una moratoria al resto de lámparas halógenas hasta el año 2018, un poco más eficientes que los focos, “para garantizar una adaptación plena a tiempo”, apunta Anfalum.

26 agosto, 2018

La Unión Europea estableció que solo se podrán vender bombillas halógenas que hayan quedado en el stock de las tiendas

 

España es uno de los países que deberá dejar atrás el uso de bombillas halógenas a partir del mes de septiembre, como se estableció para el resto de Europa, adaptándose la población a la tecnología LED.

Su venta estará permitida solo hasta que exista el producto en las tiendas, sin exceder el tiempo establecido. Esta prohibición se lleva a cabo después de que la Unión Europea rechazara la venta de bombillas incandescentes en septiembre del año 2012.

Las autoridades aseguran que esta medida se adaptará fácilmente y traerá varios beneficios, pues las lámparas LED tienen mayor calidad, eficiencia energética y durabilidad, frente a la tecnología halógena.

 Estaríamos hablando de ahorrar 115 euros aproximadamente en consumo de luz desde el momento de cambiar a esta tecnología, porque aunque su costo es más elevado, se deben menos por año debido a su durabilidad.

Asimismo, el Presidente de la Asociación Española de Fabricantes de Iluminación (Anfalum), afirma que esta normativa afecta en muy baja medida a los hogares y explica que las bombillas halógenas son mucho más habituales en escaparates de tiendas que en los domicilios particulares, es decir que ya muchos se han apegado a la norma y cumplen con lo estipulado.

De acuerdo a datos facilitados por Anfalum, las bombillas LED forman el 90 % de las ventas que se realizan en la actualidad y por tanto, el 10 % restante queda limitado a la venta de bombillas halógenas. Es por ello que la tendencia de consumo respalda esta decisión.

Para quienes aún dudan si el cambio es positivo, los promotores de la norma resaltan el considerable ahorro energético que supone el uso de bombillas LED, las cuales poseen mayor eficiencia.

Del mismo modo, estas bombillas proporcionan un mayor nivel de seguridad para niños y adultos ya que no quema la piel, y a su vez, trae consigo hogares y comercios más limpios y responsables.

Las casas y locales saldrán ganando en varios aspectos, porque el cambio de iluminación no supondrá ninguna molestia sino beneficios y el ciudadano verá devuelta su inversión inicial al cabo de unos meses con un menor consumo mensual.

 

Te podría interesar: ¿Por qué es mejor utilizar bombillas LED?

 

Posible pérdida de empleo

Una de las consecuencias que trae consigo la norma a nivel empresarial es la disminución de empleo, ya que se estima que habrá una pérdida de uno 6.800 puestos de trabajo en las plantas de fabricación halógenas de toda Europa, a pesar de que la región es líder mundial en sistemas tecnológicos de iluminación. Algo bastante irónico.

En este sentido Anfalum confía que antes del año 2018 gran parte de los empleados afectados puedan ser integrados en otras líneas de producción.

Precisamente este tipo de inconvenientes fueron los que motivaron a Bruselas, en abril del año 2015 a establecer, a petición del sector, una moratoria al resto de lámparas halógenas hasta el año 2018, un poco más eficientes que los focos, “para garantizar una adaptación plena a tiempo”, apunta Anfalum.

Sugerencias
Dejar de desayunar es un mal hábito que se incrementa en las personas mayores

Con el paso de la edad la importancia del desayuno es igual, sigue siendo una comida indispensable para cubrir nuestras […]

Tips para dormir mejor en estos tiempos de locos

 Solo el 30% de los españoles duerme entre siete y nueve horas seguidas que es el rango perfecto para dar […]

Mitos del cerebro que muchas personas creen

 El cerebro funciona como un ordenador   Existe muchos mitos en cuanto al cerebro, ¿Qué solo usamos el 10 % […]

Los alimentos orgánicos ayudan a mejorar la salud de personas

Estudios apuntan a que la ingesta de alimentos orgánicos pueden reducir en un 25% los riesgos de cáncer   La […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *