El único periódico de noticias solidarias y del tercer sector

¿Te atreverías a ser cannasexual?

Una nueva práctica sexual probablemente ilegal está ganando adeptos Quizás ya lo seas sin saberlo. La naturaleza humana siempre quiere […]

Una nueva práctica sexual probablemente ilegal está ganando adeptos

Quizás ya lo seas sin saberlo. La naturaleza humana siempre quiere ir más allá de lo que las experiencias pueden darle. En el ámbito sexual nunca se agotan las posibilidades, así que algunos han optado por ser cannasexuales; personas que incluyen el cannabis o la marihuana en sus relaciones por medio de productos como spray, velas, crema, infusiones, entre otros elementos caseros o comprados en establecimientos especializados.

A pesar de que es considerada por muchos como una droga medicinal, el uso excesivo de la marihuana puede ser contraproducente, incluso para los órganos sexuales. Así lo determinó un estudio de la Asociación Británica de Salud Sexual y VIH, en el que se advierte sobre el uso de cualquier droga durante la práctica sexual, incluyendo al alcohol.

“Cosas como el cannabis, igual que el alcohol, pueden nublar nuestro juicio“, dice. “Sabemos que por ejemplo, el uso del condón baja cuando la gente toma o usa drogas recreativas a la hora de tener sexo” explica el doctor Mark Lawton, portavoz de la entidad.

¿Qué es el THC?

El tetrahidrocannabinol (THC), también conocido como delta-9-tetrahidrocannabinol y otros químicos cannabinoides están incluidos en la marihuana y al fumarse, este ingrediente viaja por el cerebro y el resto del cuerpo, produciendo sus efectos. En el cerebro, el THC se adhiere a los receptores de cannabinoides que se encuentran en las células nerviosas, lo que afecta la forma en que estas células funcionan y se comunican unas con otras. Los receptores de cannabinoides son abundantes en las partes del cerebro que regulan el movimiento, la coordinación, el aprendizaje y la memoria y funciones cognitivas más complejas como el juicio y el placer.

 

Te podría interesar: La ONU propone la comunicación para evitar el uso de drogas en el mundo 

 

Pero esto no es nada nuevo para los consumidores de cannabis, una de las drogas más consumidas en España, donde la planta tiene muchos años tambaleándose entre la legalidad y la ilegalidad; estudios positivos y negativos. Los fanáticos prefieren guiarse por la experiencia. En el caso de los cannasexuales aseguran que la marihuana los relaja, les brinda seguridad y ayuda a que el placer sexual se intensifique. Además no solo se trata de fumarla, sino de aplicarla en presentación novedosas.

“Yo no me siento muy cómoda con mi cuerpo, no tengo lo que se dice una figura perfecta”, admite una cannasexual británica que usa el spray en la piel base de marihuana para estimular sus genitales. Expresa que le otorga mayor calidez y comodidad “allí abajo”.

“Incluso el uso tópico del cannabis me ayuda a deshacerme de estos pensamientos (inseguros). Mi cuerpo y mi mente se van a un sitio relajado”, agrega.

España y el tabú de la marihuana

Hasta el momento, cinco empresas tienen permiso del Ministerio de Sanidad para cultivar cannabis en el país para fines terapéuticos y de investigación. 20.000 hectáreas. Pero básicamente es todo lo que dice el Gobierno. Prefieren no hablar mucho acerca de esta sustancia estupefaciente.

En el sector industrial, el cultivo de  la planta está muy regulado por Sanidad y la ley 17/1967 en la que se advierte que no se permitirán otros usos de los estupefacientes que los industriales, terapéuticos, científicos y docentes autorizados”.

Los investigadores rechazan la burocracia que existe alrededor de la siembra y reproducción de marihuana porque está afectando los avances que podrían existir en esta materia. “La inmensa mayoría no trabajamos no cannabis sino con cannabinoides, que no es lo mismo”, explica José Martínez Orgado, jefe de neonatología del Hospital Clínico San Carlos. “Lo raro, aunque hay gente que lo hace, es coger un planta e investigar con ella”. El sistema los obliga a limitarse cuando se trata de estudiar esta planta con unas 200 sustancias diferentes.

Una realidad que no se vive en todos los países. En California, Estados Unidos, fue donde se creó el término cannasexual en el año 2013, por una terapeuta que abrió una clínica de terapia y educación sexual para proveer a los usuarios de productos “eficaces” a base de marihuana.

“Yo ayudo a la gente a hacerse con el control de su vida sexual para mejorarla utilizando esta planta milagrosa llamada cannabis”, dijo en una entrevista, asegurando que su uso va más allá de los tabúes y prohibiciones para lograr a que muchas personas superen problemas en el ámbito sexual.

Asimismo, se ha comprobado los efectos positivos del cannabis para el tratamiento de enfermedades como el cáncer, alzhéimer, artritis, asma, sida, dolor crónico, glaucoma, epilepsia y esclerosis múltiple, especialmente para aminorar las dolencias.

 

 

8 julio, 2018

Una nueva práctica sexual probablemente ilegal está ganando adeptos

Quizás ya lo seas sin saberlo. La naturaleza humana siempre quiere ir más allá de lo que las experiencias pueden darle. En el ámbito sexual nunca se agotan las posibilidades, así que algunos han optado por ser cannasexuales; personas que incluyen el cannabis o la marihuana en sus relaciones por medio de productos como spray, velas, crema, infusiones, entre otros elementos caseros o comprados en establecimientos especializados.

A pesar de que es considerada por muchos como una droga medicinal, el uso excesivo de la marihuana puede ser contraproducente, incluso para los órganos sexuales. Así lo determinó un estudio de la Asociación Británica de Salud Sexual y VIH, en el que se advierte sobre el uso de cualquier droga durante la práctica sexual, incluyendo al alcohol.

“Cosas como el cannabis, igual que el alcohol, pueden nublar nuestro juicio“, dice. “Sabemos que por ejemplo, el uso del condón baja cuando la gente toma o usa drogas recreativas a la hora de tener sexo” explica el doctor Mark Lawton, portavoz de la entidad.

¿Qué es el THC?

El tetrahidrocannabinol (THC), también conocido como delta-9-tetrahidrocannabinol y otros químicos cannabinoides están incluidos en la marihuana y al fumarse, este ingrediente viaja por el cerebro y el resto del cuerpo, produciendo sus efectos. En el cerebro, el THC se adhiere a los receptores de cannabinoides que se encuentran en las células nerviosas, lo que afecta la forma en que estas células funcionan y se comunican unas con otras. Los receptores de cannabinoides son abundantes en las partes del cerebro que regulan el movimiento, la coordinación, el aprendizaje y la memoria y funciones cognitivas más complejas como el juicio y el placer.

 

Te podría interesar: La ONU propone la comunicación para evitar el uso de drogas en el mundo 

 

Pero esto no es nada nuevo para los consumidores de cannabis, una de las drogas más consumidas en España, donde la planta tiene muchos años tambaleándose entre la legalidad y la ilegalidad; estudios positivos y negativos. Los fanáticos prefieren guiarse por la experiencia. En el caso de los cannasexuales aseguran que la marihuana los relaja, les brinda seguridad y ayuda a que el placer sexual se intensifique. Además no solo se trata de fumarla, sino de aplicarla en presentación novedosas.

“Yo no me siento muy cómoda con mi cuerpo, no tengo lo que se dice una figura perfecta”, admite una cannasexual británica que usa el spray en la piel base de marihuana para estimular sus genitales. Expresa que le otorga mayor calidez y comodidad “allí abajo”.

“Incluso el uso tópico del cannabis me ayuda a deshacerme de estos pensamientos (inseguros). Mi cuerpo y mi mente se van a un sitio relajado”, agrega.

España y el tabú de la marihuana

Hasta el momento, cinco empresas tienen permiso del Ministerio de Sanidad para cultivar cannabis en el país para fines terapéuticos y de investigación. 20.000 hectáreas. Pero básicamente es todo lo que dice el Gobierno. Prefieren no hablar mucho acerca de esta sustancia estupefaciente.

En el sector industrial, el cultivo de  la planta está muy regulado por Sanidad y la ley 17/1967 en la que se advierte que no se permitirán otros usos de los estupefacientes que los industriales, terapéuticos, científicos y docentes autorizados”.

Los investigadores rechazan la burocracia que existe alrededor de la siembra y reproducción de marihuana porque está afectando los avances que podrían existir en esta materia. “La inmensa mayoría no trabajamos no cannabis sino con cannabinoides, que no es lo mismo”, explica José Martínez Orgado, jefe de neonatología del Hospital Clínico San Carlos. “Lo raro, aunque hay gente que lo hace, es coger un planta e investigar con ella”. El sistema los obliga a limitarse cuando se trata de estudiar esta planta con unas 200 sustancias diferentes.

Una realidad que no se vive en todos los países. En California, Estados Unidos, fue donde se creó el término cannasexual en el año 2013, por una terapeuta que abrió una clínica de terapia y educación sexual para proveer a los usuarios de productos “eficaces” a base de marihuana.

“Yo ayudo a la gente a hacerse con el control de su vida sexual para mejorarla utilizando esta planta milagrosa llamada cannabis”, dijo en una entrevista, asegurando que su uso va más allá de los tabúes y prohibiciones para lograr a que muchas personas superen problemas en el ámbito sexual.

Asimismo, se ha comprobado los efectos positivos del cannabis para el tratamiento de enfermedades como el cáncer, alzhéimer, artritis, asma, sida, dolor crónico, glaucoma, epilepsia y esclerosis múltiple, especialmente para aminorar las dolencias.

 

 

Sugerencias
Consejos para tratar la gastroenteritis juvenil

Con estos tips podrás cuidar la enfermedad de tu hijo, la cual se propaga rápidamente por su manera de relacionarse. […]

Dejar de desayunar es un mal hábito que se incrementa en las personas mayores

Con el paso de la edad la importancia del desayuno es igual, sigue siendo una comida indispensable para cubrir nuestras […]

Tips para dormir mejor en estos tiempos de locos

 Solo el 30% de los españoles duerme entre siete y nueve horas seguidas que es el rango perfecto para dar […]

Mitos del cerebro que muchas personas creen

 El cerebro funciona como un ordenador   Existe muchos mitos en cuanto al cerebro, ¿Qué solo usamos el 10 % […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *