El único periódico de noticias solidarias y del tercer sector

@11 de diciembre, Día Internacional de las Montañas

Traumatizados y encerrados en jaulas: así están niños inmigrantes en Texas

Las jaulas donde se encuentran los niños están decoradas con murales Centenares de niños inmigrantes esperan en una especie de […]

Las jaulas donde se encuentran los niños están decoradas con murales

Centenares de niños inmigrantes esperan en una especie de jaulas creadas con vallas de metal. Una de ellas encierra hasta unos 20 menores. En su entorno, hay botellas de agua, bolsas de patatas fritas y mantas aislantes, dentro de un almacén en el sur de Texas, en Estados Unidos

Un grupo de periodistas logró visitar brevemente las instalaciones donde retiene a las familias de inmigrantes después de cruzar la frontera de Estados Unidos con México, como respuesta a las críticas y protestas que la política de “tolerancia cero” de la administración Trump y la consiguiente separación de las familias ha provocado en todo el país, dado el permiso de La Patrulla Fronteriza Fronteriza, el domingo. 

De este modo, las jaulas en cada ala se abren en áreas comunes para usar baños portátiles. La iluminación del techo en el almacén permanece encendida todo el día. Al menos 1.100 personas se encontraban dentro de esta instalación grande y oscura que se divide en alas separadas para niños no acompañados, adultos solos y madres y padres con menores. 

Cerca de 200 personas dentro de la instalación eran menores sin compañía de un padre. Otras 500 eran “unidades familiares”, padres e hijos. Estos menores son enviados a albergues o centros de acogida mientras los adultos enfrentan cargos judiciales; aunque muchas familias inmigrantes denuncian que la reagrupación posterior es casi imposible debido a la falta de registro, ha explicado la Patrulla de Estados Unidos. 

Te podría interesar: Trabajadores humanitarios son señalados por abusar de niños en África y Asia

El Gobierno del presidente de EE.UU., Donald Trump, ha apartado por lo menos 2.000 niños de sus padres desde finales del mes de abril, después de que el Fiscal General de EE.UU., Jeff Sessions, habló sobre una política que incluye redadas masivas o la imputación de cargos penales a todos los inmigrantes capturados, entre otras medidas, además de la separación de familias. Esto, conforme a datos expuestos por el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) el 15 de junio. 

Ante la situación  con los pequeños,  grupos eclesiales, defensores de los derechos humanos y legisladores demócratas han criticado duramente la política, calificándola de inhumana. No obstante, el Ejecutivo estadounidense alega que el fin es disuadir a los inmigrantes a cruzar la frontera. Además,  se sacude la responsabilidad y atribuye la práctica a una ley de la era de Barack Obama, exmandatario de ese país.

Por su parte, la primera dama Melania Trump pidió este lunes a los legisladores que se pongan de acuerdo en el Congreso para cambiar una situación que “odia”, mientras Trump, en reiteradas ocasiones, culpa directamente a los demócratas de la política.

De cara a este escenario, se han difundido historias de niños que fueron arrancados de los brazos de sus padres y madres que no pudieron saber adónde habían sido llevados sus hijos. Un grupo de legisladores del Congreso visitó la misma instalación el domingo. 

El senador demócrata por Oregon, Jeff Merkley, ha manifestado: “Lo que estamos haciendo como país está causando un daño enorme estos niños y sus padres, cuando es totalmente innecesario mientras están esperando por su audiencia para obtener asilo”. 

Merkley, al que se le negó la entrada a principios de este mes a un albergue para niños, ha subrayado, a la par: “Esos niños que han sido separados de sus padres ya están traumatizados”

Aunado a esto, el senador del estado de Maryland, Chris Van Hollen, reveló: “Acabamos de hablar con una madre. Su hija ha sido separado de ella en ese centro de procesamiento. Ha sido encausada por entrada ilegal bajo la nueva política y han sido separadas deliberadamente”. 

Ante los medios de comunicación, Merkley ha precisado que lo que están “haciendo está causando un daño enorme estos niños y sus padres, cuando es totalmente innecesario mientras están esperando por su audiencia para obtener asilo“. 

Las jaulas donde se encuentran los niños están decoradas con murales que incluyen uno en el que aparece Donald Trump con una cita escrita tanto en inglés como en español.

22 junio, 2018

Las jaulas donde se encuentran los niños están decoradas con murales

Centenares de niños inmigrantes esperan en una especie de jaulas creadas con vallas de metal. Una de ellas encierra hasta unos 20 menores. En su entorno, hay botellas de agua, bolsas de patatas fritas y mantas aislantes, dentro de un almacén en el sur de Texas, en Estados Unidos

Un grupo de periodistas logró visitar brevemente las instalaciones donde retiene a las familias de inmigrantes después de cruzar la frontera de Estados Unidos con México, como respuesta a las críticas y protestas que la política de “tolerancia cero” de la administración Trump y la consiguiente separación de las familias ha provocado en todo el país, dado el permiso de La Patrulla Fronteriza Fronteriza, el domingo. 

De este modo, las jaulas en cada ala se abren en áreas comunes para usar baños portátiles. La iluminación del techo en el almacén permanece encendida todo el día. Al menos 1.100 personas se encontraban dentro de esta instalación grande y oscura que se divide en alas separadas para niños no acompañados, adultos solos y madres y padres con menores. 

Cerca de 200 personas dentro de la instalación eran menores sin compañía de un padre. Otras 500 eran “unidades familiares”, padres e hijos. Estos menores son enviados a albergues o centros de acogida mientras los adultos enfrentan cargos judiciales; aunque muchas familias inmigrantes denuncian que la reagrupación posterior es casi imposible debido a la falta de registro, ha explicado la Patrulla de Estados Unidos. 

Te podría interesar: Trabajadores humanitarios son señalados por abusar de niños en África y Asia

El Gobierno del presidente de EE.UU., Donald Trump, ha apartado por lo menos 2.000 niños de sus padres desde finales del mes de abril, después de que el Fiscal General de EE.UU., Jeff Sessions, habló sobre una política que incluye redadas masivas o la imputación de cargos penales a todos los inmigrantes capturados, entre otras medidas, además de la separación de familias. Esto, conforme a datos expuestos por el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) el 15 de junio. 

Ante la situación  con los pequeños,  grupos eclesiales, defensores de los derechos humanos y legisladores demócratas han criticado duramente la política, calificándola de inhumana. No obstante, el Ejecutivo estadounidense alega que el fin es disuadir a los inmigrantes a cruzar la frontera. Además,  se sacude la responsabilidad y atribuye la práctica a una ley de la era de Barack Obama, exmandatario de ese país.

Por su parte, la primera dama Melania Trump pidió este lunes a los legisladores que se pongan de acuerdo en el Congreso para cambiar una situación que “odia”, mientras Trump, en reiteradas ocasiones, culpa directamente a los demócratas de la política.

De cara a este escenario, se han difundido historias de niños que fueron arrancados de los brazos de sus padres y madres que no pudieron saber adónde habían sido llevados sus hijos. Un grupo de legisladores del Congreso visitó la misma instalación el domingo. 

El senador demócrata por Oregon, Jeff Merkley, ha manifestado: “Lo que estamos haciendo como país está causando un daño enorme estos niños y sus padres, cuando es totalmente innecesario mientras están esperando por su audiencia para obtener asilo”. 

Merkley, al que se le negó la entrada a principios de este mes a un albergue para niños, ha subrayado, a la par: “Esos niños que han sido separados de sus padres ya están traumatizados”

Aunado a esto, el senador del estado de Maryland, Chris Van Hollen, reveló: “Acabamos de hablar con una madre. Su hija ha sido separado de ella en ese centro de procesamiento. Ha sido encausada por entrada ilegal bajo la nueva política y han sido separadas deliberadamente”. 

Ante los medios de comunicación, Merkley ha precisado que lo que están “haciendo está causando un daño enorme estos niños y sus padres, cuando es totalmente innecesario mientras están esperando por su audiencia para obtener asilo“. 

Las jaulas donde se encuentran los niños están decoradas con murales que incluyen uno en el que aparece Donald Trump con una cita escrita tanto en inglés como en español.

Sugerencias
¿Pensar podría quemar calorías?

Expertos recomiendan pensar y caminar, pensar y correr, pensar y entrenar, pensar y hacer pesas, para tener una salud adecuada […]

Libro de autoayuda: “Mamá, díceme que sí” experiencia de una madre en el desarrollo de su hijo autista

En la actualidad, ha surgido el tema del autismo, y se trata de una forma muy novelada, con personajes adultos, pero […]

Ideas para cambiar el plástico por otros productos menos dañinos del eco sistema

Todo parte de la imaginación y la conciencia de buscar productos que no causen tanto daño a nuestro planeta.   […]

Consejos para tratar la gastroenteritis juvenil

Con estos tips podrás cuidar la enfermedad de tu hijo, la cual se propaga rápidamente por su manera de relacionarse. […]

Discusión

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *