El único periódico de noticias solidarias y del tercer sector

Un descubrimiento de joven holandés espera recoger 1,8 millones de basura en el Pacifico

Tras cuatro años de investigación y ajustes, el sistema está conformado por una enorme tubería flotante de 600 metros de […]

Tras cuatro años de investigación y ajustes, el sistema está conformado por una enorme tubería flotante de 600 metros de largo

 

En la bahía de San Francisco el revolucionario sistema de limpieza marina ideado por un joven inventor holandés de 24 años, Boyan Slat, fundador de The Ocean Cleanup y Campeón de la Tierra de ONU Medio Ambiente en el año 2014.

Es un descubrimiento con el que se espera recoger parte de los 1,8 billones de piezas de desechos marinos que flotan en la gran isla de basura del Pacífico, emplazada entre California y Hawai.

El inventor holandés Boyan Slat, de 24 años de edad, hizo olas en todo el mundo hace 6 años, cuando desarrolló por primera vez sus planes para un sistema que permitiera abordar la enorme cantidad de desechos plásticos que flotan en nuestros océanos. Por sus implacables esfuerzos para trazar nuevos territorios en la búsqueda de una solución al problema global de la basura marina, ONU Medio Ambiente otorgó a Slat el premio Campeones de la Tierra en el año  2014.

Tras cuatro años de investigación y ajustes, el sistema, conocido como 001, está conformado por una enorme tubería flotante de 600 metros de largo y con forma de U que se encuentra en la superficie del agua, así como una pantalla cónica de 3 metros de profundidad unida debajo. Tubería y pantalla son transportadas por las corrientes marinas, permitiendo la recogida de residuos a lo largo de su trayecto.

Tal y como manifiesta esta organización sin ánimo de lucro especializada en el desarrollo de tecnologías avanzadas para eliminar los residuos plásticos de los océanos del mundo, un alto porcentaje de estos desechos deriva hacia grandes corrientes oceánicas circulares, conocidos como giro. Seguirlos con busques y redes resultaría muy costoso, precisaría de mucho tiempo y mano de obra, y provocaría grandes cantidades de emisiones de carbono y capturas accidentales. De ahí que The Ocean Cleanup haya desarrollado este sistema pasivo que se mueve con las corrientes, al igual que sucede con el plástico, para atraparlo.

 

Te puede interesar: El plástico: el enemigo más poderoso del mar

 

Según estimaciones de la entidad, que tiene su sede en Rotterdam y en cuyo equipo humano se integran más de 70 ingenieros, investigadores, científicos y modeladores computacionales, una flota ampliada y conformada por 60 tuberías podría limpiar en los próximos cinco años hasta el 50% de la gran isla de plástico. Inicialmente, el sistema fue remolcado 240 millas náuticas hacia el Océano Pacífico para pruebas y, una vez completadas, recorrerá las 1.000 millas náuticas restantes hasta llegar a su destino.

Del orden de 13 millones toneladas de residuos plásticos acaban en los océanos cada año, suponiendo una gran amenaza para la integridad de los ecosistemas marinos, la supervivencia de la fauna, la pesca, el turismo y la propia cadena alimentaria humana.

Se trata, según Naciones Unidas, de uno de los mayores problemas ambientales cuyo impacto económico está estimado en 13.000 millones de euros.

El premio anual Campeones de la Tierra de ONU Medio Ambiente se otorga a destacados líderes del gobierno, la sociedad civil y el sector privado cuyas acciones han tenido un impacto positivo en el medio ambiente. Desde su fundación hace trece años, los premios han reconocido a 84 galardonados, que van desde presidentes de países hasta activistas de base, en las categorías de política, ciencia, negocios y sociedad civil.

18 septiembre, 2018

Tras cuatro años de investigación y ajustes, el sistema está conformado por una enorme tubería flotante de 600 metros de largo

 

En la bahía de San Francisco el revolucionario sistema de limpieza marina ideado por un joven inventor holandés de 24 años, Boyan Slat, fundador de The Ocean Cleanup y Campeón de la Tierra de ONU Medio Ambiente en el año 2014.

Es un descubrimiento con el que se espera recoger parte de los 1,8 billones de piezas de desechos marinos que flotan en la gran isla de basura del Pacífico, emplazada entre California y Hawai.

El inventor holandés Boyan Slat, de 24 años de edad, hizo olas en todo el mundo hace 6 años, cuando desarrolló por primera vez sus planes para un sistema que permitiera abordar la enorme cantidad de desechos plásticos que flotan en nuestros océanos. Por sus implacables esfuerzos para trazar nuevos territorios en la búsqueda de una solución al problema global de la basura marina, ONU Medio Ambiente otorgó a Slat el premio Campeones de la Tierra en el año  2014.

Tras cuatro años de investigación y ajustes, el sistema, conocido como 001, está conformado por una enorme tubería flotante de 600 metros de largo y con forma de U que se encuentra en la superficie del agua, así como una pantalla cónica de 3 metros de profundidad unida debajo. Tubería y pantalla son transportadas por las corrientes marinas, permitiendo la recogida de residuos a lo largo de su trayecto.

Tal y como manifiesta esta organización sin ánimo de lucro especializada en el desarrollo de tecnologías avanzadas para eliminar los residuos plásticos de los océanos del mundo, un alto porcentaje de estos desechos deriva hacia grandes corrientes oceánicas circulares, conocidos como giro. Seguirlos con busques y redes resultaría muy costoso, precisaría de mucho tiempo y mano de obra, y provocaría grandes cantidades de emisiones de carbono y capturas accidentales. De ahí que The Ocean Cleanup haya desarrollado este sistema pasivo que se mueve con las corrientes, al igual que sucede con el plástico, para atraparlo.

 

Te puede interesar: El plástico: el enemigo más poderoso del mar

 

Según estimaciones de la entidad, que tiene su sede en Rotterdam y en cuyo equipo humano se integran más de 70 ingenieros, investigadores, científicos y modeladores computacionales, una flota ampliada y conformada por 60 tuberías podría limpiar en los próximos cinco años hasta el 50% de la gran isla de plástico. Inicialmente, el sistema fue remolcado 240 millas náuticas hacia el Océano Pacífico para pruebas y, una vez completadas, recorrerá las 1.000 millas náuticas restantes hasta llegar a su destino.

Del orden de 13 millones toneladas de residuos plásticos acaban en los océanos cada año, suponiendo una gran amenaza para la integridad de los ecosistemas marinos, la supervivencia de la fauna, la pesca, el turismo y la propia cadena alimentaria humana.

Se trata, según Naciones Unidas, de uno de los mayores problemas ambientales cuyo impacto económico está estimado en 13.000 millones de euros.

El premio anual Campeones de la Tierra de ONU Medio Ambiente se otorga a destacados líderes del gobierno, la sociedad civil y el sector privado cuyas acciones han tenido un impacto positivo en el medio ambiente. Desde su fundación hace trece años, los premios han reconocido a 84 galardonados, que van desde presidentes de países hasta activistas de base, en las categorías de política, ciencia, negocios y sociedad civil.

Sugerencias
Libro de autoayuda: “Mamá, díceme que sí” experiencia de una madre en el desarrollo de su hijo autista

En la actualidad, ha surgido el tema del autismo, y se trata de una forma muy novelada, con personajes adultos, pero […]

Ideas para cambiar el plástico por otros productos menos dañinos del eco sistema

Todo parte de la imaginación y la conciencia de buscar productos que no causen tanto daño a nuestro planeta.   […]

Consejos para tratar la gastroenteritis juvenil

Con estos tips podrás cuidar la enfermedad de tu hijo, la cual se propaga rápidamente por su manera de relacionarse. […]

Dejar de desayunar es un mal hábito que se incrementa en las personas mayores

Con el paso de la edad la importancia del desayuno es igual, sigue siendo una comida indispensable para cubrir nuestras […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *