El único periódico de noticias solidarias y del tercer sector

@22 de marzo: Día Mundial del Agua

26 % de la población en España ha sufrido trastorno del sueño

Los trastornos del sueño existen desde tiempos inmemoriales   El trastorno del sueño, es una enfermedad que en España el […]

Los trastornos del sueño existen desde tiempos inmemoriales

 

El trastorno del sueño, es una enfermedad que en España el 26 % de la población. No son una patología grave en sí misma, pero tienen serias implicaciones en la vida diaria: agotamiento físico, bajo rendimiento, sueño diurno, dificultad para cumplir con las obligaciones profesionales, familiares o sociales.

Estos trastornos son: insomnio, hipersomnia, narcolepsia, ronquido y apneas del sueño, parasomnias y otros trastornos, síndrome de las piernas inquietas, terrores nocturnos, pesadillas y sonambulismo

Su origen es muy variado. En ocasiones, aparecen como efecto de otras enfermedades y otras, constituyen factores de riesgo que favorecen la aparición de otras patologías.

Para tener una recuperación, hay que emplear el correcto diagnóstico y un tratamiento donde se necesita un enfoque multidisciplinar, como el que ofrece la Unidad del Sueño de la Clínica Universidad de Navarra. En su diagnóstico se realiza una polisomnografía o prueba del sueño, que consiste en el registro durante la noche de las variables fisiológicas.

Asimismo, en Andalucía, el Hospital Virgen de las Nieves de Granada cuenta con una unidad de referencia que se diferencia de otras en que abarca todo el abanico de enfermedades del sueño y no solo, por ejemplo, las de origen respiratorio, así lo detalló el coordinador del área de Neurofisiología Clínica, Alberto Galdón, y la neurofisióloga, Carmen Iznaola.

 Aunque la medicina del sueño es una especialidad que inició a desarrollarse en los años 70, los trastornos del sueño existen desde tiempos inmemoriales.

 

Te puede interesar: Tips para dormir mejor en estos tiempos de locos

 

Se destaca, “la gente no vive los trastornos del sueño como una enfermedad que influye en la vida diaria y que puede afectar a las relaciones laborales, sociales y familiares”, revela Galdón.

Afirma los expertos, que el paciente se decide a acudir a la consulta suele haber pasado más tiempo del recomendable, a lo que se une la nunca recomendable automedicación, algo habitual, en el caso de quienes padecen insomnio, que sigue siendo la patología más frecuente.

“El insomnio agudo se puede tratar de forma muy fácil hasta los tres meses, a partir de ese periodo consideramos que el problema se ha cronificado”, puntualiza Iznaola.

Los importante para regular los hábitos de sueño y de vida, es eliminar la medicación y hábitos como el alcohol o el tabaco, fomentar la actividad física, no abusar de los medios electrónicos y recibir suficiente luz del sol son algunas de las recomendaciones médicas contra el insomnio, detrás del cual suele estar el estrés, la ansiedad, las malas costumbres o los horarios laborales por turnos.

La narcolepsia, el síndrome de las piernas inquietas o la parasomnia son otros de los trastornos abordados en esta unidad especializada cuyo número de consultas ha ido creciendo con el tiempo.  

Asimismo, se detalla que los factores que retrasan el sueño entre niños y adolescentes por la exposición, “hasta el último momento” del día, a fuentes de luz derivadas del teléfono móvil, el ipad o cualquier otro dispositivo electrónico, antes de dormir.

 

9 noviembre, 2018

Los trastornos del sueño existen desde tiempos inmemoriales

 

El trastorno del sueño, es una enfermedad que en España el 26 % de la población. No son una patología grave en sí misma, pero tienen serias implicaciones en la vida diaria: agotamiento físico, bajo rendimiento, sueño diurno, dificultad para cumplir con las obligaciones profesionales, familiares o sociales.

Estos trastornos son: insomnio, hipersomnia, narcolepsia, ronquido y apneas del sueño, parasomnias y otros trastornos, síndrome de las piernas inquietas, terrores nocturnos, pesadillas y sonambulismo

Su origen es muy variado. En ocasiones, aparecen como efecto de otras enfermedades y otras, constituyen factores de riesgo que favorecen la aparición de otras patologías.

Para tener una recuperación, hay que emplear el correcto diagnóstico y un tratamiento donde se necesita un enfoque multidisciplinar, como el que ofrece la Unidad del Sueño de la Clínica Universidad de Navarra. En su diagnóstico se realiza una polisomnografía o prueba del sueño, que consiste en el registro durante la noche de las variables fisiológicas.

Asimismo, en Andalucía, el Hospital Virgen de las Nieves de Granada cuenta con una unidad de referencia que se diferencia de otras en que abarca todo el abanico de enfermedades del sueño y no solo, por ejemplo, las de origen respiratorio, así lo detalló el coordinador del área de Neurofisiología Clínica, Alberto Galdón, y la neurofisióloga, Carmen Iznaola.

 Aunque la medicina del sueño es una especialidad que inició a desarrollarse en los años 70, los trastornos del sueño existen desde tiempos inmemoriales.

 

Te puede interesar: Tips para dormir mejor en estos tiempos de locos

 

Se destaca, “la gente no vive los trastornos del sueño como una enfermedad que influye en la vida diaria y que puede afectar a las relaciones laborales, sociales y familiares”, revela Galdón.

Afirma los expertos, que el paciente se decide a acudir a la consulta suele haber pasado más tiempo del recomendable, a lo que se une la nunca recomendable automedicación, algo habitual, en el caso de quienes padecen insomnio, que sigue siendo la patología más frecuente.

“El insomnio agudo se puede tratar de forma muy fácil hasta los tres meses, a partir de ese periodo consideramos que el problema se ha cronificado”, puntualiza Iznaola.

Los importante para regular los hábitos de sueño y de vida, es eliminar la medicación y hábitos como el alcohol o el tabaco, fomentar la actividad física, no abusar de los medios electrónicos y recibir suficiente luz del sol son algunas de las recomendaciones médicas contra el insomnio, detrás del cual suele estar el estrés, la ansiedad, las malas costumbres o los horarios laborales por turnos.

La narcolepsia, el síndrome de las piernas inquietas o la parasomnia son otros de los trastornos abordados en esta unidad especializada cuyo número de consultas ha ido creciendo con el tiempo.  

Asimismo, se detalla que los factores que retrasan el sueño entre niños y adolescentes por la exposición, “hasta el último momento” del día, a fuentes de luz derivadas del teléfono móvil, el ipad o cualquier otro dispositivo electrónico, antes de dormir.

 

Sugerencias
¿Qué hacer cuando se sospecha de violencia de género?

Sobrevivientes de distintas partes del mundo se unieron para lanzar un decálogo que incluye varios consejos sobre cómo actuar cuando […]

Tips para publicar fotos de tus hijos en las redes sociales de forma segura

La configuración adecuada de las aplicaciones permite controlar hasta dónde llega la información publicada Según un estudio realizado por McAffee […]

Limpia tu casa rápido con estos seis trucos

No te pierdas más segundos de tu fin de semana limpiando y limpiando Limpia tu casa sin tanto problema con […]

Ocho hábitos saludables que tienen mala fama

A partir de ahora podrás adquirir estos alimentos sin sentirte mal por ello Muchas investigaciones científicas han presentado estudios acerca […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *