El único periódico de noticias solidarias y del tercer sector

@19 de Marzo – Día del Padre

Acusan a la Iglesia de arruinar la vida de una víctima de abuso sexual por denunciar

El adolescente y su familia recibieron amenazas y presiones, incluso después de ganar el juicio Juan Cuatrecasas, padre de una […]

El adolescente y su familia recibieron amenazas y presiones, incluso después de ganar el juicio

Juan Cuatrecasas, padre de una víctima de abuso sexual, acusó a la Iglesia de arruinar la vida del menor de edad y su familiar por denunciar el crimen. “El precio que tuvimos que pagar por hacer la denuncia fue recibir amenazas; luego nos aislaron social y laboralmente”, relató.

El hombre es padre de un alumno del Colegio Gaztelueta, ubicado en Leioa, en la provincia vasca de Vizcaya. El niño fue abusado por un profesor de esa institución en los cursos lectivos 2008-2009 y 2009-2010, cuando tenía entre 12 y 13 años.

Después de hacer la denuncia, el 15 de noviembre de 2018 la justicia española condenó a 11 años de prisión al profesor José María Martínez Sanz por un delito continuado de abusos sexuales. También se le sentenció a 11 años de inhabilitación y a 15 años de alejamiento de la víctima.

Sin embargo, el padre de la víctima señaló a la Iglesia Católica y la ultraconservadora prelatura Opus Dei de haber “ninguneado” a su familia y de “defender al victimario”.

“Ellos manejan muy bien sus mandos y te someten a una presión contundente; cuando sales a decir la verdad, esto se convierte en un infierno (…) Es una forma más de destrozarte la vida”, dijo Cuatrecasas en referencia a lglesia.

Presiones de la Iglesia contra la víctima

El padre del menor aseguró que el Opus Dei llevó a cabo una campaña de desprestigio contra su hijo y su familia, incluso después de la sentencia condenatoria.

“Te presionan por detrás sin que tú te enteres, la vida te cambia por completo; tuvimos que cambiarnos de domicilio y mucha gente desapareció de nuestro lado”, dijo Cuatrecasas.

Asimismo, relató que tras la denuncia realizada en 2013, un representante de la Iglesia sometió al adolescente y a su padre a un “interrogatorio bestial”. “Incluso le pidió a mi hijo que hiciera un croquis del despacho donde habían sucedido los hechos y luego nos enteramos, durante el juicio, que hicieron obras en ese colegio”, detalló.

Agregó que los representantes de la Iglesia “nunca se han preocupado por el estado de salud de mi hijo”, quien intentó suicidarse después de los abusos sexuales.

Te puede interesar: Instituido primer órgano de la Iglesia Española para atender víctimas de abusos

Además, “la Iglesia está haciendo oídos sordos y el Opus Dei ha convertido la denuncia concreta contra un operario de su institución en algo corporativista”. Por ello, la familia se ha  planteado un juicio contra un individuo del Opus Dei, “que se ha comportado como un auténtico delincuente”.

“Realmente creemos que a pesar de haber recibido una sentencia favorable, aún no hemos tenido una verdadera justicia”, añadió.

El caso llegó en 2015 al Vaticano, debido a las denuncias de la familia Cuatrecasas. A raíz de esto, el papa Francisco ordenó un juicio canónico al profesor y al colegio a cargo de la Congregación para la Doctrina de la Fe. Pero, un año más tarde se archivó la investigación.

Un informe del diario El País divulgado en febrero reveló que en los últimos 33 años hubo 82 casos conocidos de abusos sexuales de la Iglesia en España. Solo entre 2018 y 2019 se conocieron 28 de esos casos.

7 marzo, 2019

El adolescente y su familia recibieron amenazas y presiones, incluso después de ganar el juicio

Juan Cuatrecasas, padre de una víctima de abuso sexual, acusó a la Iglesia de arruinar la vida del menor de edad y su familiar por denunciar el crimen. “El precio que tuvimos que pagar por hacer la denuncia fue recibir amenazas; luego nos aislaron social y laboralmente”, relató.

El hombre es padre de un alumno del Colegio Gaztelueta, ubicado en Leioa, en la provincia vasca de Vizcaya. El niño fue abusado por un profesor de esa institución en los cursos lectivos 2008-2009 y 2009-2010, cuando tenía entre 12 y 13 años.

Después de hacer la denuncia, el 15 de noviembre de 2018 la justicia española condenó a 11 años de prisión al profesor José María Martínez Sanz por un delito continuado de abusos sexuales. También se le sentenció a 11 años de inhabilitación y a 15 años de alejamiento de la víctima.

Sin embargo, el padre de la víctima señaló a la Iglesia Católica y la ultraconservadora prelatura Opus Dei de haber “ninguneado” a su familia y de “defender al victimario”.

“Ellos manejan muy bien sus mandos y te someten a una presión contundente; cuando sales a decir la verdad, esto se convierte en un infierno (…) Es una forma más de destrozarte la vida”, dijo Cuatrecasas en referencia a lglesia.

Presiones de la Iglesia contra la víctima

El padre del menor aseguró que el Opus Dei llevó a cabo una campaña de desprestigio contra su hijo y su familia, incluso después de la sentencia condenatoria.

“Te presionan por detrás sin que tú te enteres, la vida te cambia por completo; tuvimos que cambiarnos de domicilio y mucha gente desapareció de nuestro lado”, dijo Cuatrecasas.

Asimismo, relató que tras la denuncia realizada en 2013, un representante de la Iglesia sometió al adolescente y a su padre a un “interrogatorio bestial”. “Incluso le pidió a mi hijo que hiciera un croquis del despacho donde habían sucedido los hechos y luego nos enteramos, durante el juicio, que hicieron obras en ese colegio”, detalló.

Agregó que los representantes de la Iglesia “nunca se han preocupado por el estado de salud de mi hijo”, quien intentó suicidarse después de los abusos sexuales.

Te puede interesar: Instituido primer órgano de la Iglesia Española para atender víctimas de abusos

Además, “la Iglesia está haciendo oídos sordos y el Opus Dei ha convertido la denuncia concreta contra un operario de su institución en algo corporativista”. Por ello, la familia se ha  planteado un juicio contra un individuo del Opus Dei, “que se ha comportado como un auténtico delincuente”.

“Realmente creemos que a pesar de haber recibido una sentencia favorable, aún no hemos tenido una verdadera justicia”, añadió.

El caso llegó en 2015 al Vaticano, debido a las denuncias de la familia Cuatrecasas. A raíz de esto, el papa Francisco ordenó un juicio canónico al profesor y al colegio a cargo de la Congregación para la Doctrina de la Fe. Pero, un año más tarde se archivó la investigación.

Un informe del diario El País divulgado en febrero reveló que en los últimos 33 años hubo 82 casos conocidos de abusos sexuales de la Iglesia en España. Solo entre 2018 y 2019 se conocieron 28 de esos casos.

Sugerencias
¿Qué hacer cuando se sospecha de violencia de género?

Sobrevivientes de distintas partes del mundo se unieron para lanzar un decálogo que incluye varios consejos sobre cómo actuar cuando […]

Tips para publicar fotos de tus hijos en las redes sociales de forma segura

La configuración adecuada de las aplicaciones permite controlar hasta dónde llega la información publicada Según un estudio realizado por McAffee […]

Limpia tu casa rápido con estos seis trucos

No te pierdas más segundos de tu fin de semana limpiando y limpiando Limpia tu casa sin tanto problema con […]

Ocho hábitos saludables que tienen mala fama

A partir de ahora podrás adquirir estos alimentos sin sentirte mal por ello Muchas investigaciones científicas han presentado estudios acerca […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *