El único periódico de noticias solidarias y del tercer sector

@12 de febrero: Día Internacional contra el Uso de Niños Soldado

Hallan arsénico y plomo en jugos de frutas para niños en EE.UU.

El arsénico causa náuseas y vómitos en los niños, mientras que el plomo afecta sus cerebros Una investigación de Consumer […]

El arsénico causa náuseas y vómitos en los niños, mientras que el plomo afecta sus cerebros

Una investigación de Consumer Reports descubrió arsénico y plomo en casi la mitad de 45 jugos de frutas comercializados en EE.UU. para niños.

El hallazgo se suma a las críticas que ya reciben los jugos de frutas de EE.UU. por su alto contenido en azúcares y calorías. Todo esto supone un riesgo para la salud de los niños.

Consumer Reports explicó que se centró en el cadmio, el plomo, el mercurio y el arsénico inorgánico porque representan algunos de los mayores riesgos.  Las investigaciones anteriores ya indicaban que estos metales pesados son los más comunes en los alimentos y las bebidas.

Además la organización descubrió en una encuesta que más del 80 por ciento de los padres les dan jugos de fruta a sus niños pequeños. Por ello, los resultados de la investigación resultan preocupantes.

Desde 2011, Consumers Reports alertó sobre los niveles de arsénico y plomo presentes en jugos de fruta, que consumen los niños de EE.UU. La organización analizó 88 muestras de 28 marcas de jugos de manzana y tres de jugos de uva. De esta forma, halló que nueve muestras tenían niveles de arsénico superiores a los límites federales para el agua potable.

Asimismo, marcas como Apple & Eve, Great Value, Mott’s, Walgreens y Welch’s presentaban al menos una muestra que excedía el umbral de 10 partes cada 1.000 millones.

El informe añade que en EE.UU. existen estándares federales para la presencia de arsénico en el agua, los jugos y otros alimentos, pero no están regulados.

Arsénico y plomo, un problema de larga data

La investigación señaló a los niños como los principales perjudicados, debido a que son quienes más consumen jugos de frutas envasados en EE.UU. Los pequeños serían particularmente vulnerables a los problemas de salud asociados con el arsénico, como el cáncer.

“Los productores de jugo de fruta están seguros de que el jugo que se está vendiendo hoy en día es seguro”, dijo Gail Charnley, toxicóloga de la asociación. Esto se debe a que comparan los estándares del agua con los del jugo, lo cual no es adecuado.

La especialista indicó que los productores de jugos de frutas están comprometidos a cumplir un nivel informal de seguridad para sus productos. Así lo establece la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por su sigla en inglés).

Te puede interesar: Cae más de 90% adopciones de niños extranjeros en España

Por otro lado, la investigación de Consumers Report también halló que alrededor de un cuarto de todas las muestras de jugo analizadas tenían altos niveles de plomo. Un brazo de la entidad llamado Consumer Union señaló que los descubrimientos deberían ser suficientes para impulsar al Gobierno federal a establecer límites para estos metales pesados.

El arsénico es una sustancia que se encuentra en el agua, el aire, los alimentos y el suelo de forma natural o como consecuencia de contaminación. Respirar niveles elevados de la sustancia puede irritar la garganta y los pulmones. Mientras que la exposición a niveles bajos puede causar náuseas, vómitos y decoloración de la piel. La muerte sería el resultado de un consumo muy alto.

En cuanto al plomo, este es un metal tóxico, que puede estar presente en el agua potable que viene de las tuberías. Los niños de corta edad son especialmente vulnerables, porque afecta el desarrollo del cerebro y del sistema nervioso.

7 febrero, 2019

El arsénico causa náuseas y vómitos en los niños, mientras que el plomo afecta sus cerebros

Una investigación de Consumer Reports descubrió arsénico y plomo en casi la mitad de 45 jugos de frutas comercializados en EE.UU. para niños.

El hallazgo se suma a las críticas que ya reciben los jugos de frutas de EE.UU. por su alto contenido en azúcares y calorías. Todo esto supone un riesgo para la salud de los niños.

Consumer Reports explicó que se centró en el cadmio, el plomo, el mercurio y el arsénico inorgánico porque representan algunos de los mayores riesgos.  Las investigaciones anteriores ya indicaban que estos metales pesados son los más comunes en los alimentos y las bebidas.

Además la organización descubrió en una encuesta que más del 80 por ciento de los padres les dan jugos de fruta a sus niños pequeños. Por ello, los resultados de la investigación resultan preocupantes.

Desde 2011, Consumers Reports alertó sobre los niveles de arsénico y plomo presentes en jugos de fruta, que consumen los niños de EE.UU. La organización analizó 88 muestras de 28 marcas de jugos de manzana y tres de jugos de uva. De esta forma, halló que nueve muestras tenían niveles de arsénico superiores a los límites federales para el agua potable.

Asimismo, marcas como Apple & Eve, Great Value, Mott’s, Walgreens y Welch’s presentaban al menos una muestra que excedía el umbral de 10 partes cada 1.000 millones.

El informe añade que en EE.UU. existen estándares federales para la presencia de arsénico en el agua, los jugos y otros alimentos, pero no están regulados.

Arsénico y plomo, un problema de larga data

La investigación señaló a los niños como los principales perjudicados, debido a que son quienes más consumen jugos de frutas envasados en EE.UU. Los pequeños serían particularmente vulnerables a los problemas de salud asociados con el arsénico, como el cáncer.

“Los productores de jugo de fruta están seguros de que el jugo que se está vendiendo hoy en día es seguro”, dijo Gail Charnley, toxicóloga de la asociación. Esto se debe a que comparan los estándares del agua con los del jugo, lo cual no es adecuado.

La especialista indicó que los productores de jugos de frutas están comprometidos a cumplir un nivel informal de seguridad para sus productos. Así lo establece la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por su sigla en inglés).

Te puede interesar: Cae más de 90% adopciones de niños extranjeros en España

Por otro lado, la investigación de Consumers Report también halló que alrededor de un cuarto de todas las muestras de jugo analizadas tenían altos niveles de plomo. Un brazo de la entidad llamado Consumer Union señaló que los descubrimientos deberían ser suficientes para impulsar al Gobierno federal a establecer límites para estos metales pesados.

El arsénico es una sustancia que se encuentra en el agua, el aire, los alimentos y el suelo de forma natural o como consecuencia de contaminación. Respirar niveles elevados de la sustancia puede irritar la garganta y los pulmones. Mientras que la exposición a niveles bajos puede causar náuseas, vómitos y decoloración de la piel. La muerte sería el resultado de un consumo muy alto.

En cuanto al plomo, este es un metal tóxico, que puede estar presente en el agua potable que viene de las tuberías. Los niños de corta edad son especialmente vulnerables, porque afecta el desarrollo del cerebro y del sistema nervioso.

Sugerencias
¿Qué hacer cuando se sospecha de violencia de género?

Sobrevivientes de distintas partes del mundo se unieron para lanzar un decálogo que incluye varios consejos sobre cómo actuar cuando […]

Tips para publicar fotos de tus hijos en las redes sociales de forma segura

La configuración adecuada de las aplicaciones permite controlar hasta dónde llega la información publicada Según un estudio realizado por McAffee […]

Limpia tu casa rápido con estos seis trucos

No te pierdas más segundos de tu fin de semana limpiando y limpiando Limpia tu casa sin tanto problema con […]

Ocho hábitos saludables que tienen mala fama

A partir de ahora podrás adquirir estos alimentos sin sentirte mal por ello Muchas investigaciones científicas han presentado estudios acerca […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *