El único periódico de noticias solidarias y del tercer sector

@19 de Marzo – Día del Padre

¿Cómo evitar la hiporexia en los ancianos?

Una de las principales causas de pérdida de apetito en los adultos mayores es la depresión y enfermedades graves.   […]

Una de las principales causas de pérdida de apetito en los adultos mayores es la depresión y enfermedades graves.

 

Llegar a la tercera edad no es fácil, menos aun cuando se tiene algún tipo de enfermedad que pueda ocasionar más daños tanto física como anímicamente, por ello, el anciano, al igual que un bebé, necesita de atenciones especiales para mantenerse bien, estable y con energías para seguir sin problemas los años que les quedan por vivir.

Hay situaciones que se presentan cuando las personas llegan a la edad de la ancianidad, como la pérdida de apetito que puede terminar en la hiporexia de no tratarse a tiempo, hay que estar muy al pendiente de los abuelos, pues ya sea por enfermedad o depresiones, tienden a perder el apetito, lo que puede empeorar su estado de salud.

Los ancianos por lo general, bajan la ingesta de alimentos a medida que más van avanzando en edad, mayormente porque no tienen el mismo consumo de energía, por lo tanto no sienten ese requerimiento alto de alimentos como lo puede tener una persona joven, pero no por ello hay que dejar que su tabla nutricional se desbalancee.

La pérdida de apetito también puede estar relaciona con alguna enfermedad que presentes, ya sea cáncer, insuficiencia renal crónica, desnutrición, EPOC, insuficiencia cardiaca, demencia o hepatitis, además la ingesta de algunos medicamentos como la morfina y la codeína, pueden ser algunos supresores del apetito.

 

Te podría interesar: La tercera edad una etapa de cambios inevitables

 

Otros abuelos suelen perder el apetito luego de ser ingresados a centros de residencia, pues suelen caer en depresiones al sentirse abandonados por sus familias, así mismo la pérdida de un ser querido, el caer en depresiones, todo lo que afecte la parte anímica de la persona puede provocar estados de hiporexia.

Ante cualquiera de los casos es muy importante el apoyo de la familia, puede ser que no dispongan del tiempo como antes para dedicarle a los abuelos, pero siempre debe haber tiempo para estas personas que dedicaron gran parte de sus vidas a los cuidados de sus seres queridos.

Si bien es cierto que en los centros de mayores se les suele brindar una atención completa, en cuanto a su cuidado personal, alimentación, medicamentos, actividades físicas, entre otros, la parte emocional juega un papel muy importante para que los ancianos no caigan en depresiones u otras circunstancias que afecten su salud.

Algunos tips a tomar en cuenta en el cuidado de nuestros abuelos

Si está en casa y alguien realiza su cuidado, sea una enfermera o un cuidador, es bueno que conozca algunos tips para ayudar a los abuelos a mantenerse lo mejor posible, por ejemplo: incluir en su dieta huevos, quesos, caldos, leche en polvo, estos alimentos ayudan a aumentar su valor energético sin necesidad de aumentar la cantidad de alimentos que come.

Por otro lado, así tengan un horario de comida, si tienen hambre, darles algún bocado para satisfacer su hambre, también es recomendable brindar pequeñas cantidades de alimento dividiéndolas entre 5 o seis comidas al día.

Procurar que no coman solos, es bueno que tengan compañía al momento de sus comidas principales, la soledad es una de las armas más letales para los ancianos.  Por otro lado, la comida debe estar lista para comer, es decir, no servir muy caliente para que las personas puedan comer sin riesgo a quemarse.  Y finalmente, asegurarse de ofrecerles un menú que les guste, que sea provocativo.

30 noviembre, 2018

Una de las principales causas de pérdida de apetito en los adultos mayores es la depresión y enfermedades graves.

 

Llegar a la tercera edad no es fácil, menos aun cuando se tiene algún tipo de enfermedad que pueda ocasionar más daños tanto física como anímicamente, por ello, el anciano, al igual que un bebé, necesita de atenciones especiales para mantenerse bien, estable y con energías para seguir sin problemas los años que les quedan por vivir.

Hay situaciones que se presentan cuando las personas llegan a la edad de la ancianidad, como la pérdida de apetito que puede terminar en la hiporexia de no tratarse a tiempo, hay que estar muy al pendiente de los abuelos, pues ya sea por enfermedad o depresiones, tienden a perder el apetito, lo que puede empeorar su estado de salud.

Los ancianos por lo general, bajan la ingesta de alimentos a medida que más van avanzando en edad, mayormente porque no tienen el mismo consumo de energía, por lo tanto no sienten ese requerimiento alto de alimentos como lo puede tener una persona joven, pero no por ello hay que dejar que su tabla nutricional se desbalancee.

La pérdida de apetito también puede estar relaciona con alguna enfermedad que presentes, ya sea cáncer, insuficiencia renal crónica, desnutrición, EPOC, insuficiencia cardiaca, demencia o hepatitis, además la ingesta de algunos medicamentos como la morfina y la codeína, pueden ser algunos supresores del apetito.

 

Te podría interesar: La tercera edad una etapa de cambios inevitables

 

Otros abuelos suelen perder el apetito luego de ser ingresados a centros de residencia, pues suelen caer en depresiones al sentirse abandonados por sus familias, así mismo la pérdida de un ser querido, el caer en depresiones, todo lo que afecte la parte anímica de la persona puede provocar estados de hiporexia.

Ante cualquiera de los casos es muy importante el apoyo de la familia, puede ser que no dispongan del tiempo como antes para dedicarle a los abuelos, pero siempre debe haber tiempo para estas personas que dedicaron gran parte de sus vidas a los cuidados de sus seres queridos.

Si bien es cierto que en los centros de mayores se les suele brindar una atención completa, en cuanto a su cuidado personal, alimentación, medicamentos, actividades físicas, entre otros, la parte emocional juega un papel muy importante para que los ancianos no caigan en depresiones u otras circunstancias que afecten su salud.

Algunos tips a tomar en cuenta en el cuidado de nuestros abuelos

Si está en casa y alguien realiza su cuidado, sea una enfermera o un cuidador, es bueno que conozca algunos tips para ayudar a los abuelos a mantenerse lo mejor posible, por ejemplo: incluir en su dieta huevos, quesos, caldos, leche en polvo, estos alimentos ayudan a aumentar su valor energético sin necesidad de aumentar la cantidad de alimentos que come.

Por otro lado, así tengan un horario de comida, si tienen hambre, darles algún bocado para satisfacer su hambre, también es recomendable brindar pequeñas cantidades de alimento dividiéndolas entre 5 o seis comidas al día.

Procurar que no coman solos, es bueno que tengan compañía al momento de sus comidas principales, la soledad es una de las armas más letales para los ancianos.  Por otro lado, la comida debe estar lista para comer, es decir, no servir muy caliente para que las personas puedan comer sin riesgo a quemarse.  Y finalmente, asegurarse de ofrecerles un menú que les guste, que sea provocativo.

Sugerencias
¿Qué hacer cuando se sospecha de violencia de género?

Sobrevivientes de distintas partes del mundo se unieron para lanzar un decálogo que incluye varios consejos sobre cómo actuar cuando […]

Tips para publicar fotos de tus hijos en las redes sociales de forma segura

La configuración adecuada de las aplicaciones permite controlar hasta dónde llega la información publicada Según un estudio realizado por McAffee […]

Limpia tu casa rápido con estos seis trucos

No te pierdas más segundos de tu fin de semana limpiando y limpiando Limpia tu casa sin tanto problema con […]

Ocho hábitos saludables que tienen mala fama

A partir de ahora podrás adquirir estos alimentos sin sentirte mal por ello Muchas investigaciones científicas han presentado estudios acerca […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *