El único periódico de noticias solidarias y del tercer sector

@12 de febrero: Día Internacional contra el Uso de Niños Soldado

Conoce la historia de Aaminah, víctima de mutilación genital

“El dolor que yo sentí, no se puede imaginar” Aaminah es el nombre ficticio que utiliza esta mujer para recordar […]

“El dolor que yo sentí, no se puede imaginar”

Aaminah es el nombre ficticio que utiliza esta mujer para recordar una abominable historia. Era solo una niña cuando le practicaron uno de los tipos más dañinos de mutilación genital, la denominada nivel 3, lo cual le generó problemas de salud y dolores durante toda su vida.

En el mundo aproximadamente 200 millones de niñas y mujeres han sido víctimas de mutilación genital total o parcial. Este miércoles 6 de febrero se celebró el Día Internacional Tolerancia cero a la Mutilación Genital Femenina.  “El dolor que yo sentí no se puede imaginar”, sostiene esta mujer con lagrimas en sus ojos, tratando de olvidar un hecho que la marcó para toda su vida.

Aaminah después de huir del conflicto de su natal Sudán es ahora la directora de una escuela en un campo de refugiados al este de Chad, donde habla con las familias de sus alumnas para evitar que sean mutiladas.

“Un día mis hijas vinieron a decirme que aquí las chicas han sido cortadas y me preguntaron que porque ellas no. Les expliqué que no es una buena práctica y que aunque las demás hayan sido cortadas no significa que sea algo bueno”. La mujer tras lo vivido se niega rotundamente a que sus hijas sean mutiladas.

Te puede interesar:
6 de febrero: Día Internacional de Tolerancia Cero con la Mutilación Genital Femenina

La práctica radica en un problema cultural que afecta a 200 millones de mujeres y niñas en todo el mundo. En 2015 más de 3,9 millones de menores fueron mutiladas, la mayoría antes de cumplir 15 años.

En Chad dos de cada cinco mujeres han sido víctimas de alguna forma de mutilación genital femenina cuando eran niñas. La mutilación está prohibida por la legislación del país pero muchas familias la siguen realizando “en secreto” para mantener “tradiciones propias de algunas etnias”, manifiesta la mujer.

Por su parte, la Organización de Naciones Unidas expresa que estas prácticas violan el derecho a la salud, la seguridad y la integridad física de las niñas.

La mutilación vulnera el derecho de las niñas a no ser sometidas a torturas y tratos crueles, inhumanos o degradantes y el derecho a la vida, en los casos en que el procedimiento acaba produciendo la muerte.

Aaminah es muy contundente al afirmar: “Cada vez hay más gente que se da cuenta de que es una práctica negativa para las niñas y estoy dispuesta a hablar con todas las niñas y familias para que esto no ocurra”.

8 febrero, 2019

“El dolor que yo sentí, no se puede imaginar”

Aaminah es el nombre ficticio que utiliza esta mujer para recordar una abominable historia. Era solo una niña cuando le practicaron uno de los tipos más dañinos de mutilación genital, la denominada nivel 3, lo cual le generó problemas de salud y dolores durante toda su vida.

En el mundo aproximadamente 200 millones de niñas y mujeres han sido víctimas de mutilación genital total o parcial. Este miércoles 6 de febrero se celebró el Día Internacional Tolerancia cero a la Mutilación Genital Femenina.  “El dolor que yo sentí no se puede imaginar”, sostiene esta mujer con lagrimas en sus ojos, tratando de olvidar un hecho que la marcó para toda su vida.

Aaminah después de huir del conflicto de su natal Sudán es ahora la directora de una escuela en un campo de refugiados al este de Chad, donde habla con las familias de sus alumnas para evitar que sean mutiladas.

“Un día mis hijas vinieron a decirme que aquí las chicas han sido cortadas y me preguntaron que porque ellas no. Les expliqué que no es una buena práctica y que aunque las demás hayan sido cortadas no significa que sea algo bueno”. La mujer tras lo vivido se niega rotundamente a que sus hijas sean mutiladas.

Te puede interesar:
6 de febrero: Día Internacional de Tolerancia Cero con la Mutilación Genital Femenina

La práctica radica en un problema cultural que afecta a 200 millones de mujeres y niñas en todo el mundo. En 2015 más de 3,9 millones de menores fueron mutiladas, la mayoría antes de cumplir 15 años.

En Chad dos de cada cinco mujeres han sido víctimas de alguna forma de mutilación genital femenina cuando eran niñas. La mutilación está prohibida por la legislación del país pero muchas familias la siguen realizando “en secreto” para mantener “tradiciones propias de algunas etnias”, manifiesta la mujer.

Por su parte, la Organización de Naciones Unidas expresa que estas prácticas violan el derecho a la salud, la seguridad y la integridad física de las niñas.

La mutilación vulnera el derecho de las niñas a no ser sometidas a torturas y tratos crueles, inhumanos o degradantes y el derecho a la vida, en los casos en que el procedimiento acaba produciendo la muerte.

Aaminah es muy contundente al afirmar: “Cada vez hay más gente que se da cuenta de que es una práctica negativa para las niñas y estoy dispuesta a hablar con todas las niñas y familias para que esto no ocurra”.

Sugerencias
¿Qué hacer cuando se sospecha de violencia de género?

Sobrevivientes de distintas partes del mundo se unieron para lanzar un decálogo que incluye varios consejos sobre cómo actuar cuando […]

Tips para publicar fotos de tus hijos en las redes sociales de forma segura

La configuración adecuada de las aplicaciones permite controlar hasta dónde llega la información publicada Según un estudio realizado por McAffee […]

Limpia tu casa rápido con estos seis trucos

No te pierdas más segundos de tu fin de semana limpiando y limpiando Limpia tu casa sin tanto problema con […]

Ocho hábitos saludables que tienen mala fama

A partir de ahora podrás adquirir estos alimentos sin sentirte mal por ello Muchas investigaciones científicas han presentado estudios acerca […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *