El único periódico de noticias solidarias y del tercer sector

El 52% de las tortugas marinas ha comido plástico

En distintas playas de Australia, los últimos años han aparecido un millar de tortugas muertas.   El plástico supone un […]

En distintas playas de Australia, los últimos años han aparecido un millar de tortugas muertas.

 

El plástico supone un grave peligro para el medio ambiente marino, problemas que pueden llegar a afectar la vida de los seres humanos.

Una tortuga marina tiene un 22 % de posibilidades de morir si ingiere una pieza de plástico, y por primera vez el riesgo mortal al que se enfrentan estos animales como consecuencia de la contaminación de los océanos es acelerado.

Es por ello que cuidar los mares es una necesidad que no siempre es comprendida por todos, siendo la contaminación del mar  un tema muy preocupante en la actualidad y que está causada por multitud de factores entre los que predomina el plástico.

Un estudio afirma que en un 50% de posibilidades una tortuga marina puede morir cuando tiene unas 14 piezas de plástico en el estómago, según la Organización para la Investigación Industrial y Científica de la Mancomunidad de Australia (CSIRO) 

Algunas de las tortugas que se estudiaron comieron una sola pieza de plástico, lo que fue suficiente para matarlas. En un caso, se observa que el intestino estuvo perforado y en otro, que el plástico blando atascó el intestino.

A su vez, Las tortugas marinas se cuentan entre los primeros animales conocidos que ingieren plástico, un fenómeno que ocurre en todas las regiones del planeta y en las siete especies de tortugas marinas analizadas en el estudio.

A nivel mundial, se calcula que un 52% de las tortugas marinas han comido plástico debido a que lo confunden con su alimento favorito, las medusas.

 

¿Cómo nos afectan los plásticos y cómo disminuir su uso para preservar los mares?

 

Antes de hablar de la contaminación del mar, debemos saber realmente qué es el plástico.

Son polímeros que se moldean a partir de calor y presión. Es un material artificial creado por la mano del hombre que está formado por largas cadenas de polímeros creados a partir de materias primas tanto orgánicas como inorgánicas, las cuales se obtienen generalmente del petróleo, carbón y gas natural.

Existen más o menos 8.300 millones de toneladas alrededor de la Tierra, esa es la cantidad que el ser humano ha generado desde los comienzos de la fabricación de este material en la década de los 50. Para que nos hagamos una idea, este peso equivaldría a 1000 millones de elefantes.

 

Te podría interesar: España consume trece millones de pajitas de plástico cada día

 

Cada año llega a los océanos entre 0.48 y 1.27 millones de toneladas. Del 90 % restante, casi el 80 % yace en el medio ambiente y en vertederos más o menos controlados Y actualmente, la humanidad apenas recicla el 10%. Así que el envenenamiento de los océanos es muy fuerte.

De toda la cantidad producida, se estima que un 10% del total acaba en los océanos en forma de basuras marinas. De ser real esta estimación, estaríamos hablando de que actualmente hay 830 millones de toneladas de plásticos en el océano, concretamente de micro plásticos.

Es por esto, que el problema más común es su ingestión ya que al comérselos, estas basuras marinas se quedan en los estómagos dando sensación de saciedad, lo que hace que el animal no se alimente y se muera de inanición.

Otro problema muy común es la asfixia. Por ejemplo, se han visto multitud de casos en los que tortugas y cetáceos, principalmente ballenas, se enredan en redes fantasma que les dificultan moverse con naturalidad impidiéndoles salir a respirar y morir de asfixia o incluso por agotamiento por el esfuerzo.

Si ponemos de nuestra parte, lograremos disminuir la triste realidad de un mundo contaminado.

¡No seas parte del problema sino de la solución! contribuye.

 

24 septiembre, 2018

En distintas playas de Australia, los últimos años han aparecido un millar de tortugas muertas.

 

El plástico supone un grave peligro para el medio ambiente marino, problemas que pueden llegar a afectar la vida de los seres humanos.

Una tortuga marina tiene un 22 % de posibilidades de morir si ingiere una pieza de plástico, y por primera vez el riesgo mortal al que se enfrentan estos animales como consecuencia de la contaminación de los océanos es acelerado.

Es por ello que cuidar los mares es una necesidad que no siempre es comprendida por todos, siendo la contaminación del mar  un tema muy preocupante en la actualidad y que está causada por multitud de factores entre los que predomina el plástico.

Un estudio afirma que en un 50% de posibilidades una tortuga marina puede morir cuando tiene unas 14 piezas de plástico en el estómago, según la Organización para la Investigación Industrial y Científica de la Mancomunidad de Australia (CSIRO) 

Algunas de las tortugas que se estudiaron comieron una sola pieza de plástico, lo que fue suficiente para matarlas. En un caso, se observa que el intestino estuvo perforado y en otro, que el plástico blando atascó el intestino.

A su vez, Las tortugas marinas se cuentan entre los primeros animales conocidos que ingieren plástico, un fenómeno que ocurre en todas las regiones del planeta y en las siete especies de tortugas marinas analizadas en el estudio.

A nivel mundial, se calcula que un 52% de las tortugas marinas han comido plástico debido a que lo confunden con su alimento favorito, las medusas.

 

¿Cómo nos afectan los plásticos y cómo disminuir su uso para preservar los mares?

 

Antes de hablar de la contaminación del mar, debemos saber realmente qué es el plástico.

Son polímeros que se moldean a partir de calor y presión. Es un material artificial creado por la mano del hombre que está formado por largas cadenas de polímeros creados a partir de materias primas tanto orgánicas como inorgánicas, las cuales se obtienen generalmente del petróleo, carbón y gas natural.

Existen más o menos 8.300 millones de toneladas alrededor de la Tierra, esa es la cantidad que el ser humano ha generado desde los comienzos de la fabricación de este material en la década de los 50. Para que nos hagamos una idea, este peso equivaldría a 1000 millones de elefantes.

 

Te podría interesar: España consume trece millones de pajitas de plástico cada día

 

Cada año llega a los océanos entre 0.48 y 1.27 millones de toneladas. Del 90 % restante, casi el 80 % yace en el medio ambiente y en vertederos más o menos controlados Y actualmente, la humanidad apenas recicla el 10%. Así que el envenenamiento de los océanos es muy fuerte.

De toda la cantidad producida, se estima que un 10% del total acaba en los océanos en forma de basuras marinas. De ser real esta estimación, estaríamos hablando de que actualmente hay 830 millones de toneladas de plásticos en el océano, concretamente de micro plásticos.

Es por esto, que el problema más común es su ingestión ya que al comérselos, estas basuras marinas se quedan en los estómagos dando sensación de saciedad, lo que hace que el animal no se alimente y se muera de inanición.

Otro problema muy común es la asfixia. Por ejemplo, se han visto multitud de casos en los que tortugas y cetáceos, principalmente ballenas, se enredan en redes fantasma que les dificultan moverse con naturalidad impidiéndoles salir a respirar y morir de asfixia o incluso por agotamiento por el esfuerzo.

Si ponemos de nuestra parte, lograremos disminuir la triste realidad de un mundo contaminado.

¡No seas parte del problema sino de la solución! contribuye.

 

Sugerencias
Lo que debes hacer y no hacer cuando tu teléfono se moja

Reacciona rápido pero con inteligencia Cuando tu teléfono se moja es normal que tu vida se venga a gris. El […]

El cambio en la alimentación es uno de los desafíos al iniciar el año

Se debe dar la bienvenida a los alimentos verdes La alimentación es uno de los deseos a mejorar en las […]

Conoce algunos consejos para conducir por carreteras con hielo

La precaución y la calma son fundamentales para evitar incidentes Conducir por carreteras con hielo requiere extrema precaución. Más cuando […]

Los botones te pueden ayudar con la coordinación de la vista y las manos

Actualmente se han puesto muy de moda las pulseras hechas con botones de nácar o de metal, según su tamaño […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *