El único periódico de noticias solidarias y del tercer sector

El dueño de 100 gatos, solo podrá elegir uno para poderse mudar

Él ha intentado distribuir los pequeños felinos entre personas conocidas, con el fin que cuiden bien de ellos, pero admite […]

Él ha intentado distribuir los pequeños felinos entre personas conocidas, con el fin que cuiden bien de ellos, pero admite que no es nada fácil

 

Vasile Antonescu de 59 años, ha vivido con más de 500 personas en condiciones de pobreza extrema. Vivían entre ratas, suciedad, humedad y basura. Las infraviviendas de esta zona del distrito de Villa de Vallecas situada junto a la autovía de Valencia (A-3) se multiplicaban por decenas. Llegaban a la colina y se hacinaban.

Antonescu tenía en su cuidado más de 100 gatos. Sin embargo, el Ayuntamiento comenzó a derribar las viviendas que estaba previsto para septiembre por lo precario del lugar, y el hombre tendrá que elegir a un solo animal, porque será trasladado a un piso.

Él ha intentado distribuir los pequeños felinos entre personas conocidas, con el fin de que cuiden bien de ellos, pero él admite que no es nada fácil.

 

Te puede interesar: El abandono de animales a la orden del día en España

 

Las fuentes municipales han detallado, que a los animales, lo más probable es que los esterilicen y los suelten en el campo.

Los rumanos que vivían en esta zona se asentaron en Madrid por primera vez en el poblado de Malmea, situado detrás de unos concesionarios de coches junto a la autovía de Burgos (A-1), en el distrito de Fuencarral. De allí, pasaron al Gallinero, donde permanecieron sin moverse. Sus habitantes se han dedicado a la mendicidad, a recoger chatarra e incluso a la sustracción de cable de cobre. Algunas de las mayores operaciones de la Guardia Civil contra estos robos han terminado en esta zona, con despliegues de decenas y decenas de agentes.

La situación de esta zona marginal ha cambiado mucho. Según fuentes del Samur Social, en la actualidad residen menos de 50 personas cuyo desalojo definitivo estaba previsto para septiembre. Tan solo falta por firmar algunos convenios con entidades sociales que tutelen a estos últimos residentes.

Algunos de los rumanos ya han adelantado que no piensan vivir en un piso de alquiler. A los 65 euros de alquiler, tienen que añadirles los gastos de comunidad, luz, agua y gas, por lo que la factura puede alcanzar los 200 ó 300 euros. Eso supone una cantidad muy alta para ellos, que no saben si pueden afrontarla.

A algunos rumanos se le trasladará a un alojamiento alternativo temporal, compartido y supervisado por los servicios sociales. Allí estarán hasta que se les proporcione su vivienda definitiva.

El acuerdo firmado el 9 de julio entre la alcaldesa y el presidente regional, Ángel Garrido, recoge que, una vez que la zona sea desalojada, se derribarán todas las infraviviendas para evitar que sean okupadas. También habrá una actuación de las dos Administraciones –que financian la operación al 50 % cada una— para restaurar el espacio del Gallinero e integrarlo en su medio natural.

26 septiembre, 2018

Él ha intentado distribuir los pequeños felinos entre personas conocidas, con el fin que cuiden bien de ellos, pero admite que no es nada fácil

 

Vasile Antonescu de 59 años, ha vivido con más de 500 personas en condiciones de pobreza extrema. Vivían entre ratas, suciedad, humedad y basura. Las infraviviendas de esta zona del distrito de Villa de Vallecas situada junto a la autovía de Valencia (A-3) se multiplicaban por decenas. Llegaban a la colina y se hacinaban.

Antonescu tenía en su cuidado más de 100 gatos. Sin embargo, el Ayuntamiento comenzó a derribar las viviendas que estaba previsto para septiembre por lo precario del lugar, y el hombre tendrá que elegir a un solo animal, porque será trasladado a un piso.

Él ha intentado distribuir los pequeños felinos entre personas conocidas, con el fin de que cuiden bien de ellos, pero él admite que no es nada fácil.

 

Te puede interesar: El abandono de animales a la orden del día en España

 

Las fuentes municipales han detallado, que a los animales, lo más probable es que los esterilicen y los suelten en el campo.

Los rumanos que vivían en esta zona se asentaron en Madrid por primera vez en el poblado de Malmea, situado detrás de unos concesionarios de coches junto a la autovía de Burgos (A-1), en el distrito de Fuencarral. De allí, pasaron al Gallinero, donde permanecieron sin moverse. Sus habitantes se han dedicado a la mendicidad, a recoger chatarra e incluso a la sustracción de cable de cobre. Algunas de las mayores operaciones de la Guardia Civil contra estos robos han terminado en esta zona, con despliegues de decenas y decenas de agentes.

La situación de esta zona marginal ha cambiado mucho. Según fuentes del Samur Social, en la actualidad residen menos de 50 personas cuyo desalojo definitivo estaba previsto para septiembre. Tan solo falta por firmar algunos convenios con entidades sociales que tutelen a estos últimos residentes.

Algunos de los rumanos ya han adelantado que no piensan vivir en un piso de alquiler. A los 65 euros de alquiler, tienen que añadirles los gastos de comunidad, luz, agua y gas, por lo que la factura puede alcanzar los 200 ó 300 euros. Eso supone una cantidad muy alta para ellos, que no saben si pueden afrontarla.

A algunos rumanos se le trasladará a un alojamiento alternativo temporal, compartido y supervisado por los servicios sociales. Allí estarán hasta que se les proporcione su vivienda definitiva.

El acuerdo firmado el 9 de julio entre la alcaldesa y el presidente regional, Ángel Garrido, recoge que, una vez que la zona sea desalojada, se derribarán todas las infraviviendas para evitar que sean okupadas. También habrá una actuación de las dos Administraciones –que financian la operación al 50 % cada una— para restaurar el espacio del Gallinero e integrarlo en su medio natural.

Sugerencias
Lo que debes hacer y no hacer cuando tu teléfono se moja

Reacciona rápido pero con inteligencia Cuando tu teléfono se moja es normal que tu vida se venga a gris. El […]

El cambio en la alimentación es uno de los desafíos al iniciar el año

Se debe dar la bienvenida a los alimentos verdes La alimentación es uno de los deseos a mejorar en las […]

Conoce algunos consejos para conducir por carreteras con hielo

La precaución y la calma son fundamentales para evitar incidentes Conducir por carreteras con hielo requiere extrema precaución. Más cuando […]

Los botones te pueden ayudar con la coordinación de la vista y las manos

Actualmente se han puesto muy de moda las pulseras hechas con botones de nácar o de metal, según su tamaño […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *