El único periódico de noticias solidarias y del tercer sector

El plástico: el enemigo más poderoso del mar

En Playa Montesino en República Dominicana encontraron más de 30 toneladas de basura   Los microplásticos son tan pequeños, invisibles […]

En Playa Montesino en República Dominicana encontraron más de 30 toneladas de basura

 

Los microplásticos son tan pequeños, invisibles para algunos, pero muy tóxicos, que están contaminando el mar y lo más sorprendente es que han llegado a nuestros alimentos, se acumulan en el marisco y el pescado.

Por otro lado, ocho millones de toneladas de plásticos se lanzan durante el año en el mar y al degradarse se convierten en micropartículas.

Para el año 2050 la Fundación Ellen MacArthur, estima que habrá en el mar más volumen de plásticos que peces.

Al  biodegradarse el plástico hay que tomar en cuenta que se convierte en partículas menores de 5 mm de diámetro debido a la acción del sol, oxidación y a la acción física de las olas, junto a las corrientes o los mordiscos de peces y aves.

La página http://sustainablecoastlineshawaii.org  publicó un video que ha sorprendido al mundo, se ha hecho viral ante el desastre natural que se presenta. Las imágenes pertenecen a la Playa Montesinos, en Santo Domingo República Dominicana, calculan aproximadamente 30 toneladas de basura.

 

 

 

Tras conocerse la noticia ecologistas y voluntarios estuvieron más de cinco días unidos para comenzar con la limpieza de este hermoso mar, hasta ahora han recolectado más de 30.000 kilos de basura y continúan las labores para dar una solución  ante este desastre natural.

El 68 % de alimentos marinos están contaminados

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) expuso que las partículas que llegan al mar provienen de productos como bolsas, botellas, cremas exfoliantes, gel, pasta de dientes y detergentes. Asimismo, se ha revelado que en han encontrado microplásticos en 69 de los 102 alimentos de origen marino que han estudiado, entre los que había muestras de sal, moluscos y crustáceos.

Los daños son letales igualmente para los peces, debido al daño que les causa en los intestinos y les genera un gran deterioro en los aparatos reproductivos.

Lo que arrojamos al mar se devuelve nuevamente a los platos de los seres humanos, el plástico es procesado y eliminado por el intestino, pero su consumo prolongando puede tener las mismas consecuencias que en los animales. Y los de pequeño tamaño pueden obedecer la contaminación del plástico tras deshacerse en el océano o del vertido masivo de microplásticos que hacemos a diario.

En este sentido, la OCU, encargada de defender los derechos de los consumidores a través de una sociedad de compra transparente y justa, exhorta a que los moluscos se sometan a un tratamiento de depuración en el caso de que vayan a ser consumidos por humanos. A pesar de que este trabajo ya se hace, aún hay un 71 % de microfibras en las muestras.

Prescindir de los plásticos y reducir la producción de desechos que cada año son lanzados a los océanos y afecta la vida marina, es el mayor reto que tiene la humanidad.  Quizás para la mayoría de las personas no es importante el uso y destino que le dan a un sorbete, una botella o una bolsa de plástico que adquirieron en el supermercado.

El 9 % de la basura ha sido reciclada

Para el año 2017, aproximadamente el 9 % de esta basura fue recolectada. No obstante, el 79 % quedó en vertederos y en cualquier parte de nuestro entorno.

Según datos difundido por la Organización de las Naciones Unidas, todos los años se vierten en los océanos ocho millones de toneladas de plástico que amenazan la vida marina y humana; destruye los ecosistemas naturales y amenaza miles de especies, además de nuestro recurso más preciado: el agua.

Debido a esto, más de 100 mil especies mueren cada año por el consumo de plástico que llega al mar y se calcula que en 30 años habrá más plástico que peces en el mar.

La Ocean Cleanup Foundation, trabaja en un plan para limpiar todos los océanos, ha alertado que la zona de alta acumulación de residuos flotantes detectada en el Pacífico oriental, conocida popularmente como la isla de plásticos, contiene cerca de 1,8 billones de piezas o fragmentos del residuo.

Especialmente, En España la WWFF (World Wide Flora and Fauna), hasta ahora la mayor organización independiente que trabaja en la defensa de la naturaleza y el medio ambiente, ha destacado en voz de su secretario general, Juan Carlos del Olmo que “estamos atrapados en una trampa de plástico, porque los microplásticos contaminan desde los más profundos abismos marinos a lo más íntimo de nuestro organismo”.

Las Naciones Unidas lanzó una campaña para que participen instituciones, empresas, organizaciones y gobiernos, con la finalidad de sumar acciones para reducir urgente la producción y uso excesivo de plástico desechable que contamina el mar.

Una de las importantes medidas es la cooperación de la sociedad. El ser humano es el único que puede hacer la diferencia. Reducir el uso de sorbetes, consumir menos agua embotellada en plástico, separar los residuos por categorías e implementar el uso de bolsas de tela o plástico degradable en las compras son pequeñas acciones que podrían evitar la posible extinción de animales, que son afectados por esta amenaza que nosotros mismos creamos.

21 julio, 2018

En Playa Montesino en República Dominicana encontraron más de 30 toneladas de basura

 

Los microplásticos son tan pequeños, invisibles para algunos, pero muy tóxicos, que están contaminando el mar y lo más sorprendente es que han llegado a nuestros alimentos, se acumulan en el marisco y el pescado.

Por otro lado, ocho millones de toneladas de plásticos se lanzan durante el año en el mar y al degradarse se convierten en micropartículas.

Para el año 2050 la Fundación Ellen MacArthur, estima que habrá en el mar más volumen de plásticos que peces.

Al  biodegradarse el plástico hay que tomar en cuenta que se convierte en partículas menores de 5 mm de diámetro debido a la acción del sol, oxidación y a la acción física de las olas, junto a las corrientes o los mordiscos de peces y aves.

La página http://sustainablecoastlineshawaii.org  publicó un video que ha sorprendido al mundo, se ha hecho viral ante el desastre natural que se presenta. Las imágenes pertenecen a la Playa Montesinos, en Santo Domingo República Dominicana, calculan aproximadamente 30 toneladas de basura.

 

 

 

Tras conocerse la noticia ecologistas y voluntarios estuvieron más de cinco días unidos para comenzar con la limpieza de este hermoso mar, hasta ahora han recolectado más de 30.000 kilos de basura y continúan las labores para dar una solución  ante este desastre natural.

El 68 % de alimentos marinos están contaminados

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) expuso que las partículas que llegan al mar provienen de productos como bolsas, botellas, cremas exfoliantes, gel, pasta de dientes y detergentes. Asimismo, se ha revelado que en han encontrado microplásticos en 69 de los 102 alimentos de origen marino que han estudiado, entre los que había muestras de sal, moluscos y crustáceos.

Los daños son letales igualmente para los peces, debido al daño que les causa en los intestinos y les genera un gran deterioro en los aparatos reproductivos.

Lo que arrojamos al mar se devuelve nuevamente a los platos de los seres humanos, el plástico es procesado y eliminado por el intestino, pero su consumo prolongando puede tener las mismas consecuencias que en los animales. Y los de pequeño tamaño pueden obedecer la contaminación del plástico tras deshacerse en el océano o del vertido masivo de microplásticos que hacemos a diario.

En este sentido, la OCU, encargada de defender los derechos de los consumidores a través de una sociedad de compra transparente y justa, exhorta a que los moluscos se sometan a un tratamiento de depuración en el caso de que vayan a ser consumidos por humanos. A pesar de que este trabajo ya se hace, aún hay un 71 % de microfibras en las muestras.

Prescindir de los plásticos y reducir la producción de desechos que cada año son lanzados a los océanos y afecta la vida marina, es el mayor reto que tiene la humanidad.  Quizás para la mayoría de las personas no es importante el uso y destino que le dan a un sorbete, una botella o una bolsa de plástico que adquirieron en el supermercado.

El 9 % de la basura ha sido reciclada

Para el año 2017, aproximadamente el 9 % de esta basura fue recolectada. No obstante, el 79 % quedó en vertederos y en cualquier parte de nuestro entorno.

Según datos difundido por la Organización de las Naciones Unidas, todos los años se vierten en los océanos ocho millones de toneladas de plástico que amenazan la vida marina y humana; destruye los ecosistemas naturales y amenaza miles de especies, además de nuestro recurso más preciado: el agua.

Debido a esto, más de 100 mil especies mueren cada año por el consumo de plástico que llega al mar y se calcula que en 30 años habrá más plástico que peces en el mar.

La Ocean Cleanup Foundation, trabaja en un plan para limpiar todos los océanos, ha alertado que la zona de alta acumulación de residuos flotantes detectada en el Pacífico oriental, conocida popularmente como la isla de plásticos, contiene cerca de 1,8 billones de piezas o fragmentos del residuo.

Especialmente, En España la WWFF (World Wide Flora and Fauna), hasta ahora la mayor organización independiente que trabaja en la defensa de la naturaleza y el medio ambiente, ha destacado en voz de su secretario general, Juan Carlos del Olmo que “estamos atrapados en una trampa de plástico, porque los microplásticos contaminan desde los más profundos abismos marinos a lo más íntimo de nuestro organismo”.

Las Naciones Unidas lanzó una campaña para que participen instituciones, empresas, organizaciones y gobiernos, con la finalidad de sumar acciones para reducir urgente la producción y uso excesivo de plástico desechable que contamina el mar.

Una de las importantes medidas es la cooperación de la sociedad. El ser humano es el único que puede hacer la diferencia. Reducir el uso de sorbetes, consumir menos agua embotellada en plástico, separar los residuos por categorías e implementar el uso de bolsas de tela o plástico degradable en las compras son pequeñas acciones que podrían evitar la posible extinción de animales, que son afectados por esta amenaza que nosotros mismos creamos.

Sugerencias
Lo que debes hacer y no hacer cuando tu teléfono se moja

Reacciona rápido pero con inteligencia Cuando tu teléfono se moja es normal que tu vida se venga a gris. El […]

El cambio en la alimentación es uno de los desafíos al iniciar el año

Se debe dar la bienvenida a los alimentos verdes La alimentación es uno de los deseos a mejorar en las […]

Conoce algunos consejos para conducir por carreteras con hielo

La precaución y la calma son fundamentales para evitar incidentes Conducir por carreteras con hielo requiere extrema precaución. Más cuando […]

Los botones te pueden ayudar con la coordinación de la vista y las manos

Actualmente se han puesto muy de moda las pulseras hechas con botones de nácar o de metal, según su tamaño […]

Discusión

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *