El único periódico de noticias solidarias y del tercer sector

@

El plástico en el océano se triplicará para 2040 si no se actúa debidamente

Se estima que actualmente se vierten al océano 11 millones de toneladas de plástico (datos del 2016) Un estudio encargado […]

Se estima que actualmente se vierten al océano 11 millones de toneladas de plástico (datos del 2016)

Un estudio encargado por el centro de estudios The Pew Charitable Trusts, que alerta sobre los fuertes impactos en el mar de este deficiente manejo de los desechos, advierte que flujo anual de plástico hasta el océano prácticamente se triplicará para el año 2040 si no se actúa debidamente.

De acuerdo al informe, es la consecuencia de la mala gestión de este residuo. Se estima que actualmente se vierten al océano 11 millones de toneladas de plástico (datos del 2016), pero la actual tendencia indica que, en dos décadas, esta cifra llegará a los 29 millones de toneladas anuales.

“Al paso que vamos, en el 2040 se arrojarán 50 kilos de plástico por metro en las costas de todo el mundo”, señalan.

Desde arrecifes de coral hasta fosas del océano profundo; y desde islas remotas hasta los polos, el plástico está alterando los hábitats y perjudicando la vida silvestre mientras amenaza las funciones y servicios de los ecosistemas.

Te puede interesar: WWF: La supervivencia de Doñana depende de la aprobación de un plan anual de extracciones del acuífero

Por eso, ese almacenamiento de plásticos en océano podría llegar a los 600 millones de toneladas, el peso equivalente a más de 3 millones de ballenas azules.

Esta situación evidencia la deplorable gestión de estos materiales

De 220 millones de toneladas de plástico que se producen al año (2016), el 41% (91 millones de toneladas) tienen una gestión inadecuada. Es decir, o acaban siendo quemados a cielo abierto (49 millones de t), vertidos en tierra (31 millones) o arrojados a los océanos (11 millones). Pero, a este paso, en el 2040 la gestión deficiente se elevará hasta el 56% (239 millones de toneladas).

Cuatro factores decisivos

Cuatro factores agravan esta tendencia; el crecimiento de la población, el aumento del uso de este material per capita, los cambios a materiales de bajo coste no reciclable y el incremento del consumo de plástico que tienen lugar en países con bajas tasas de recuperación.

(Si no se dan cambios significativos, es probable que unos 4.000 millones de personas en el mundo no cuenten con servicios de recuperación de residuos, lo que agravará el riesgo de contaminar los océanos con plástico).

El estudio avisa de que los compromisos actuales de los gobiernos y las empresas son muy insuficientes y que con su simple aplicación, el vertido de plástico al mar seguirá creciendo (solo se reducirá un 7 % pero en relación a lo que marca la actual tendencia).

Ninguna estrategia de solución por sí sola reduce el vertido anual de plásticos al océano en el 2040 por debajo de los niveles del 2016, dice el informe

Por otra parte, no existe una única solución para poner fin a la contaminación del océano por plástico.

Los especialistas indican que se tienen que combinar soluciones que pongan el acento en la prevención de residuos (reducción y sustitución de plásticos y rediseño) con las que suponen la intervención ciudadana (recuperación, reciclaje y su depósito en vertedero).

“Es una falsa dicotomía. Ninguna estrategia de solución por sí sola reduce el vertido anual de plásticos al océano en el 2040 por debajo de los niveles del 2016”, dice el informe.

Por ejemplo, una mejora de los sistemas de recuperación, separación y reciclaje podría reducir un 38% el vertido respecto a lo que es esperable para el 2040, pero aún así comportaría un aumento del 15% en la generación de plástico arrojado al mar.

28 julio, 2020

Se estima que actualmente se vierten al océano 11 millones de toneladas de plástico (datos del 2016)

Un estudio encargado por el centro de estudios The Pew Charitable Trusts, que alerta sobre los fuertes impactos en el mar de este deficiente manejo de los desechos, advierte que flujo anual de plástico hasta el océano prácticamente se triplicará para el año 2040 si no se actúa debidamente.

De acuerdo al informe, es la consecuencia de la mala gestión de este residuo. Se estima que actualmente se vierten al océano 11 millones de toneladas de plástico (datos del 2016), pero la actual tendencia indica que, en dos décadas, esta cifra llegará a los 29 millones de toneladas anuales.

“Al paso que vamos, en el 2040 se arrojarán 50 kilos de plástico por metro en las costas de todo el mundo”, señalan.

Desde arrecifes de coral hasta fosas del océano profundo; y desde islas remotas hasta los polos, el plástico está alterando los hábitats y perjudicando la vida silvestre mientras amenaza las funciones y servicios de los ecosistemas.

Te puede interesar: WWF: La supervivencia de Doñana depende de la aprobación de un plan anual de extracciones del acuífero

Por eso, ese almacenamiento de plásticos en océano podría llegar a los 600 millones de toneladas, el peso equivalente a más de 3 millones de ballenas azules.

Esta situación evidencia la deplorable gestión de estos materiales

De 220 millones de toneladas de plástico que se producen al año (2016), el 41% (91 millones de toneladas) tienen una gestión inadecuada. Es decir, o acaban siendo quemados a cielo abierto (49 millones de t), vertidos en tierra (31 millones) o arrojados a los océanos (11 millones). Pero, a este paso, en el 2040 la gestión deficiente se elevará hasta el 56% (239 millones de toneladas).

Cuatro factores decisivos

Cuatro factores agravan esta tendencia; el crecimiento de la población, el aumento del uso de este material per capita, los cambios a materiales de bajo coste no reciclable y el incremento del consumo de plástico que tienen lugar en países con bajas tasas de recuperación.

(Si no se dan cambios significativos, es probable que unos 4.000 millones de personas en el mundo no cuenten con servicios de recuperación de residuos, lo que agravará el riesgo de contaminar los océanos con plástico).

El estudio avisa de que los compromisos actuales de los gobiernos y las empresas son muy insuficientes y que con su simple aplicación, el vertido de plástico al mar seguirá creciendo (solo se reducirá un 7 % pero en relación a lo que marca la actual tendencia).

Ninguna estrategia de solución por sí sola reduce el vertido anual de plásticos al océano en el 2040 por debajo de los niveles del 2016, dice el informe

Por otra parte, no existe una única solución para poner fin a la contaminación del océano por plástico.

Los especialistas indican que se tienen que combinar soluciones que pongan el acento en la prevención de residuos (reducción y sustitución de plásticos y rediseño) con las que suponen la intervención ciudadana (recuperación, reciclaje y su depósito en vertedero).

“Es una falsa dicotomía. Ninguna estrategia de solución por sí sola reduce el vertido anual de plásticos al océano en el 2040 por debajo de los niveles del 2016”, dice el informe.

Por ejemplo, una mejora de los sistemas de recuperación, separación y reciclaje podría reducir un 38% el vertido respecto a lo que es esperable para el 2040, pero aún así comportaría un aumento del 15% en la generación de plástico arrojado al mar.

Sugerencias
Tips para hacer un adecuado uso del Internet en tiempo de cuarentena

Ante la llegada del coronavirus al país, la cuarentena ha ocasionado que muchas personas recurran a Internet para entretenerse. Por ello, […]

Sigue estos consejos para que tu cuarentena no sea un fracaso

Ante la cantidad de personas que pasan por esta situación, expertos te ayudan a llevar la cuarentena lo más saludable […]

5 consejos para trabajar desde casa durante el aislamiento

El virus se ha propagado a un centenar de países, entre ellos España, donde el número de infectados y fallecidos […]

¿Qué hacer para despegar a los niños de las pantallas?

Es común ver que los infantes se resistan a que los padres vean qué está haciendo, la irregularidad en el […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *