El único periódico de noticias solidarias y del tercer sector

@

Los mitos de la alimentación: frutas, plátano y edulcorantes

Una guía gratuita se ha encargado de aclarar todos esos mitos y dudas sobre la alimentación ¡Conócelos! El Instituto #SaludsinBulos […]

Una guía gratuita se ha encargado de aclarar todos esos mitos y dudas sobre la alimentación ¡Conócelos!

El Instituto #SaludsinBulos publicó un manual gratuito llamado “La guía de los bulos en alimentación” para desmentir los mitos y falsas creencias más difundidos sobre los alimentos. Esta fue creada por la farmacéutica Gemma del Caño, el dietista Pablo Ojeda y la nutricionista y tecnóloga de alimentos, Beatriz Robles.

El coordinador de #SaludsinBulos y director de la agencia de comunicación COM Salud, Carlos Mateos, explicó que “la proliferación de estos bulos tiene consecuencias para la salud. Se realiza para crear alarma o desprestigiar a alguna marca, persona, producto o alimento”. Y estos mitos se viralizan hasta el punto de que la sociedad los cree y los practica.

De esta forma, con la guía se aclaran dudas respecto al plátano y su compatibilidad con las dietas para perder peso, así como las supuestas horas en las no se debe consumir frutas. El manual puede ser descargado de forma gratuita aquí.

Lácteos y la obesidad

Las European Guidelines for Obesity Managment in Adults incluyen entre sus recomendaciones sustituir los lácteos bajos en grasa por lácteos enteros, como estrategia de manejo de la obesidad. Esto se debe a que no existe evidencia científica actual sobre la relación entre la leche entera y subir de peso.

¿Se puede consumir fruta en la tarde?

La guía asegura que el azúcar no influye en el comportamiento de los niños, según la Academy of Nutrition and Dietetics. Por ello, la supuesta relación de la ingesta de azúcar con la hiperactividad infantil es un mito que se remonta a los años 70.

En este sentido, la guía explica que los efectos adversos como alteraciones en el control glicémico, hiperuricemia y elevación de los triglicéridos, peros estos no aparecen cuando se consume a partir de las frutas enteras.

Plátano y pollo en la alimentación

Sí se puede consumir  plátano en las dietas para bajar de peso. De hecho, un plátano de tamaño mediano proporciona 105 calorías y contiene mucha fibra. Esto ayuda a mantener “hábitos intestinales regulares” y aporta saciedad.

Te puede interesar: El cambio en la alimentación es uno de los desafíos al iniciar el año

Por otro lado, existe el mito sobre lo perjudicial que es comer pollo cuando se tienen problemas hormonales. La guía recuerda que “Europa prohibió el uso de anabolizantes tradicionales, los productos hormonales y los beta agonistas como promotores del crecimiento en todas las especies productivas”. En resumen: en Europa no hay hormonas en la carne.

Los edulcorantes

Los tres expertos explican en la guía que “todos los aditivos son seguros”, incluidos los edulcorantes, pero advierten que no siempre son necesarios. “Actualmente, el umbral de dulzor que requerimos para los alimentos es muy elevado”, indica. Esto significa que corremos el riesgo de añadir mucho edulcorante para hallar ese punto.

La guía desmonta muchos otros mitos sobre la alimentación como la verdad sobre los superalimentos, el limón como depurador, entre otros. Consúltalos tú mismo y mejor tus hábitos.

21 octubre, 2019

Una guía gratuita se ha encargado de aclarar todos esos mitos y dudas sobre la alimentación ¡Conócelos!

El Instituto #SaludsinBulos publicó un manual gratuito llamado “La guía de los bulos en alimentación” para desmentir los mitos y falsas creencias más difundidos sobre los alimentos. Esta fue creada por la farmacéutica Gemma del Caño, el dietista Pablo Ojeda y la nutricionista y tecnóloga de alimentos, Beatriz Robles.

El coordinador de #SaludsinBulos y director de la agencia de comunicación COM Salud, Carlos Mateos, explicó que “la proliferación de estos bulos tiene consecuencias para la salud. Se realiza para crear alarma o desprestigiar a alguna marca, persona, producto o alimento”. Y estos mitos se viralizan hasta el punto de que la sociedad los cree y los practica.

De esta forma, con la guía se aclaran dudas respecto al plátano y su compatibilidad con las dietas para perder peso, así como las supuestas horas en las no se debe consumir frutas. El manual puede ser descargado de forma gratuita aquí.

Lácteos y la obesidad

Las European Guidelines for Obesity Managment in Adults incluyen entre sus recomendaciones sustituir los lácteos bajos en grasa por lácteos enteros, como estrategia de manejo de la obesidad. Esto se debe a que no existe evidencia científica actual sobre la relación entre la leche entera y subir de peso.

¿Se puede consumir fruta en la tarde?

La guía asegura que el azúcar no influye en el comportamiento de los niños, según la Academy of Nutrition and Dietetics. Por ello, la supuesta relación de la ingesta de azúcar con la hiperactividad infantil es un mito que se remonta a los años 70.

En este sentido, la guía explica que los efectos adversos como alteraciones en el control glicémico, hiperuricemia y elevación de los triglicéridos, peros estos no aparecen cuando se consume a partir de las frutas enteras.

Plátano y pollo en la alimentación

Sí se puede consumir  plátano en las dietas para bajar de peso. De hecho, un plátano de tamaño mediano proporciona 105 calorías y contiene mucha fibra. Esto ayuda a mantener “hábitos intestinales regulares” y aporta saciedad.

Te puede interesar: El cambio en la alimentación es uno de los desafíos al iniciar el año

Por otro lado, existe el mito sobre lo perjudicial que es comer pollo cuando se tienen problemas hormonales. La guía recuerda que “Europa prohibió el uso de anabolizantes tradicionales, los productos hormonales y los beta agonistas como promotores del crecimiento en todas las especies productivas”. En resumen: en Europa no hay hormonas en la carne.

Los edulcorantes

Los tres expertos explican en la guía que “todos los aditivos son seguros”, incluidos los edulcorantes, pero advierten que no siempre son necesarios. “Actualmente, el umbral de dulzor que requerimos para los alimentos es muy elevado”, indica. Esto significa que corremos el riesgo de añadir mucho edulcorante para hallar ese punto.

La guía desmonta muchos otros mitos sobre la alimentación como la verdad sobre los superalimentos, el limón como depurador, entre otros. Consúltalos tú mismo y mejor tus hábitos.

Sugerencias
¿Qué hacer para despegar a los niños de las pantallas?

Es común ver que los infantes se resistan a que los padres vean qué está haciendo, la irregularidad en el […]

Tres recetas fáciles con aguacate para las “escapadas” a la playa

Elecciones deliciosas, nutritivas y sencillas con aguacate para no permanecer en la rutina de los mismos platos de siempre Si […]

El cigarro electrónico no es seguro, de acuerdo a los neumónologos

Una de las razones de mayor peso para afirmar que el cigarro electrónico no es seguro, es que tiene la […]

Este verano te damos las claves para prevenir cistitis

Si tomas mucha agua, tratas de que la zona urogenital no esté húmeda, y evitas los jabones aromatizados, podrás prevenir […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *