El único periódico de noticias solidarias y del tercer sector

@19 de Marzo – Día del Padre

Hábitos que definen una vejez saludable

“Llevar una alimentación saludable puede contribuir a largo plazo, llegada la vejez, a hacernos sentir mejor y a dar vida […]

“Llevar una alimentación saludable puede contribuir a largo plazo, llegada la vejez, a hacernos sentir mejor y a dar vida a los años”

¿La alimentación en los mayores deben ser distinta para vivir más y mejor?, “Más vegetales, menos animales y pocos o ningún cárnico procesado, alimento superfluo o alcohol, que ni siquiera es un alimento”, detalla el doctor Andrés Vázquez, gerontólogo clínico, expresidente de la Sociedad Galega de Xerontoloxía e Xeriatría y experto en vejez saludable.

Para los especialistas hay que hablar de una dieta “basada en alimentos de origen vegetal poco procesados, acompañada de ejercicio físico y en la que no falte la socialización, el hábito de comer en familia alrededor de la mesa. Diferentes estudios hechos en poblaciones longevas señalan la importancia de estos hábitos”.

Por su parte, la psicóloga Ángeles García Antón, secretaria general de la Fundación Envejecimiento y Salud de la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología, sostiene que la etapa de la vejez es “una oportunidad que ofrece la vida”, por lo tanto, hay que convertirlo en un momento, “dinámico, creativo y saludable”.

Te puede interesar: La esperanza de vida en España mejora con la alimentación

Asimismo, Julio Basulto, el dietista-nutricionista, indica que “llevar una alimentación saludable puede contribuir a largo plazo, llegada la vejez, a hacernos sentir mejor y a dar vida a los años”. Para el especialista, “Se sabe que a partir de los 65 años la mayor parte de los europeos vivimos en un cuerpo achacoso y que eso no sucedería si siguiésemos un buen estilo de vida, lo que incluye una buena alimentación. En un país como España vivimos 85 años de media, lo que significa que estamos dos décadas viviendo dentro de un cuerpo que no funciona bien”.

Otro de los aspectos importante es el ejercicio físico, el cual permite que las actividades que se obligan a aprender y a memorizar cosas nuevas, “aumentan los contactos de las neuronas en el cerebro, aumentan la reserva cognitiva e incluso te hacen refractario al padecimiento de determinadas enfermedades neurodegenerativas como el alzheimer o cualquier tipo de demencia”.

Mediante el ejercicio físico no solo se ayuda a nuestro cuerpo, sino también a nuestra mente. El ejercicio físico, es una importante fuente de salud. “Nos permite descubrir nuevas capacidades, nos ayuda a sentirnos mejor, aumenta el deseo de vivir y es una excusa para salir de casa y relacionarnos”, asienta Ángeles García Antón. “Esto no se ha inventado de la noche a la mañana, no es una receta mágica, es un proceso vital que debería empezar ya en la juventud o incluso en el colegio”, agrega Andrés Vázquez.

Otra de las recomendaciones, empleadas por los especialistas es aprender a tocar un instrumento, inscribirse a clases para dominar un nuevo idioma o viajar: “Tocar un instrumento cambia el cerebro para bien. Lo cambia en su física, en su química, en su fisiología, en su morfología. Y viajar también es una gran actividad porque haces ejercicio físico, ya que viajar es andar; pero viajar también es tener percepciones nuevas, es aprender cosas nuevas, y eso implica cambiar para bien el cerebro, porque aprendes y memorizas”.

Sin embargo, algunos indican que no hay necesidad alguna, por tanto, de sentirse joven, pero sí al menos de sentirse tan joven como marca la fecha de nacimiento del carné de identidad. “Un aspecto, este último, en el que desempeñan un papel muy importante la salud y los hábitos que se han ido desarrollando a lo largo de la vida, que en muchos casos marcan la diferencia entre una vejez plena y otra llena de achaques”, subraya.

29 diciembre, 2018

“Llevar una alimentación saludable puede contribuir a largo plazo, llegada la vejez, a hacernos sentir mejor y a dar vida a los años”

¿La alimentación en los mayores deben ser distinta para vivir más y mejor?, “Más vegetales, menos animales y pocos o ningún cárnico procesado, alimento superfluo o alcohol, que ni siquiera es un alimento”, detalla el doctor Andrés Vázquez, gerontólogo clínico, expresidente de la Sociedad Galega de Xerontoloxía e Xeriatría y experto en vejez saludable.

Para los especialistas hay que hablar de una dieta “basada en alimentos de origen vegetal poco procesados, acompañada de ejercicio físico y en la que no falte la socialización, el hábito de comer en familia alrededor de la mesa. Diferentes estudios hechos en poblaciones longevas señalan la importancia de estos hábitos”.

Por su parte, la psicóloga Ángeles García Antón, secretaria general de la Fundación Envejecimiento y Salud de la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología, sostiene que la etapa de la vejez es “una oportunidad que ofrece la vida”, por lo tanto, hay que convertirlo en un momento, “dinámico, creativo y saludable”.

Te puede interesar: La esperanza de vida en España mejora con la alimentación

Asimismo, Julio Basulto, el dietista-nutricionista, indica que “llevar una alimentación saludable puede contribuir a largo plazo, llegada la vejez, a hacernos sentir mejor y a dar vida a los años”. Para el especialista, “Se sabe que a partir de los 65 años la mayor parte de los europeos vivimos en un cuerpo achacoso y que eso no sucedería si siguiésemos un buen estilo de vida, lo que incluye una buena alimentación. En un país como España vivimos 85 años de media, lo que significa que estamos dos décadas viviendo dentro de un cuerpo que no funciona bien”.

Otro de los aspectos importante es el ejercicio físico, el cual permite que las actividades que se obligan a aprender y a memorizar cosas nuevas, “aumentan los contactos de las neuronas en el cerebro, aumentan la reserva cognitiva e incluso te hacen refractario al padecimiento de determinadas enfermedades neurodegenerativas como el alzheimer o cualquier tipo de demencia”.

Mediante el ejercicio físico no solo se ayuda a nuestro cuerpo, sino también a nuestra mente. El ejercicio físico, es una importante fuente de salud. “Nos permite descubrir nuevas capacidades, nos ayuda a sentirnos mejor, aumenta el deseo de vivir y es una excusa para salir de casa y relacionarnos”, asienta Ángeles García Antón. “Esto no se ha inventado de la noche a la mañana, no es una receta mágica, es un proceso vital que debería empezar ya en la juventud o incluso en el colegio”, agrega Andrés Vázquez.

Otra de las recomendaciones, empleadas por los especialistas es aprender a tocar un instrumento, inscribirse a clases para dominar un nuevo idioma o viajar: “Tocar un instrumento cambia el cerebro para bien. Lo cambia en su física, en su química, en su fisiología, en su morfología. Y viajar también es una gran actividad porque haces ejercicio físico, ya que viajar es andar; pero viajar también es tener percepciones nuevas, es aprender cosas nuevas, y eso implica cambiar para bien el cerebro, porque aprendes y memorizas”.

Sin embargo, algunos indican que no hay necesidad alguna, por tanto, de sentirse joven, pero sí al menos de sentirse tan joven como marca la fecha de nacimiento del carné de identidad. “Un aspecto, este último, en el que desempeñan un papel muy importante la salud y los hábitos que se han ido desarrollando a lo largo de la vida, que en muchos casos marcan la diferencia entre una vejez plena y otra llena de achaques”, subraya.

Sugerencias
¿Qué hacer cuando se sospecha de violencia de género?

Sobrevivientes de distintas partes del mundo se unieron para lanzar un decálogo que incluye varios consejos sobre cómo actuar cuando […]

Tips para publicar fotos de tus hijos en las redes sociales de forma segura

La configuración adecuada de las aplicaciones permite controlar hasta dónde llega la información publicada Según un estudio realizado por McAffee […]

Limpia tu casa rápido con estos seis trucos

No te pierdas más segundos de tu fin de semana limpiando y limpiando Limpia tu casa sin tanto problema con […]

Ocho hábitos saludables que tienen mala fama

A partir de ahora podrás adquirir estos alimentos sin sentirte mal por ello Muchas investigaciones científicas han presentado estudios acerca […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *