El único periódico de noticias solidarias y del tercer sector

@

Conoce al Homo luzonensis, la especie de homínidos recién descubierta

Los huesos fueron hallados en Filipinas y aún se esperan más detalles de su apariencia y comportamiento Un equipo multidisciplinar […]

Los huesos fueron hallados en Filipinas y aún se esperan más detalles de su apariencia y comportamiento

Un equipo multidisciplinar internacional halló una nueva especie de homínidos, el Homo luzonensis, que vivió en la isla de Luzón hace 50.000 años, durante la época del Pleistoceno Tardío.

El descubrimiento fue posible tras analizar varios huesos del pie y de la mano, un fémur parcial y dientes de homínidos antiguos encontrados en la cueva del Callao, en Filipinas. Un trabajo que fue dirigido por Florent Détroit, profesor titular del Museo de Historia Natural de París (Francia).

El primer fósil fue descubierto durante la excavación de 2007 en la campaña organizada por el científico Armand Mijares, de la Universidad de Filipinas. Después, en 2011 y 2015, se hallaron todos los fósiles que fueron la prueba definitiva de la existencia del Homo luzonensis.

“Lo que lo convierte en una nueva especie es la combinación de todas las características que hemos descrito de Homo luzonensis juntas. Cada una por separado se puede encontrar en una o varias especies de homínidos”, explicó Détroit.

Te puede interesar: Automóviles antiguos pagarán altos impuestos en Londres por contaminación

Además, esta combinación “indica también que tiene más afinidades con especies del género Homo, que con otros géneros de hominino como Australopithecus o Paranthropus. Si se toma el paquete completo, ninguna otra especie del género Homo es similar”.

Homo luzonensis se describe a partir de un conjunto de huesos y dientes fósiles que pertenecieron al menos a tres individuos. Dos de estos fósiles tienen entre 50.000 y 67.000 años de antigüedad según el análisis de series de uranio.

Détroit considera que el elemento más sorprendente hallado es la falange del pie CCH4, debido a su forma y morfología muy inusuales para una especie ‘reciente’ del género Homo.

“Recuerdo que el día que lo encontramos, durante la excavación de 2011, tuve la discusión con un colega filipino que es bioantropólogo especializado en H. sapiens, porque no podía aceptar que fuera una falange del pie. Es uno de los elementos más interesantes de Homo luzonensis porque muestra características sorprendentemente primitivas, como el Australopithecus”, detalló.

Asimismo, explicó que los dientes del Homo luzonensis presentan una combinación sorprendente de características morfológicas primitivas y modernas. “Están muy bien documentados en el registro de fósiles de homininos y son bien conocidos por su valor taxonómico y filogenético”, dijo.

Por otro lado, estos son los primeros restos humanos conocidos en Filipinas, que preceden a los primeros de Homo sapiens, de entre 30.000 a 40.000 años, descubiertos en la isla de Palawan, al suroeste del archipiélago.

¿Cómo se veía el Homo luzonensis?

Su apariencia y comportamiento aún no tema de debate, pues los elementos hallados sigue siendo escasos. “Los argumentos más fuertes indican que era probablemente un homínido de cuerpo pequeño, por el tamaño de la dentadura y del metatarsiano (publicado en 2010). Los dientes son muy pequeños –más que los de Homo floresiensis– y sabemos que en primates existe una fuerte correlación entre el tamaño de los dientes y el tamaño corporal, pero, por supuesto, no es una regla estricta y hay varias excepciones”, dijo Détroit.

Añadió que la forma en que caminaba el Homo Luzonensis podría ser distinta al del Homo floresiensis, debido a que las características de los huesos del pie son muy parecidas a Australopithecus. Eso podría ser evidencia de un comportamiento locomotor mixto, bipedal en el suelo y todavía trepando árboles.

11 abril, 2019

Los huesos fueron hallados en Filipinas y aún se esperan más detalles de su apariencia y comportamiento

Un equipo multidisciplinar internacional halló una nueva especie de homínidos, el Homo luzonensis, que vivió en la isla de Luzón hace 50.000 años, durante la época del Pleistoceno Tardío.

El descubrimiento fue posible tras analizar varios huesos del pie y de la mano, un fémur parcial y dientes de homínidos antiguos encontrados en la cueva del Callao, en Filipinas. Un trabajo que fue dirigido por Florent Détroit, profesor titular del Museo de Historia Natural de París (Francia).

El primer fósil fue descubierto durante la excavación de 2007 en la campaña organizada por el científico Armand Mijares, de la Universidad de Filipinas. Después, en 2011 y 2015, se hallaron todos los fósiles que fueron la prueba definitiva de la existencia del Homo luzonensis.

“Lo que lo convierte en una nueva especie es la combinación de todas las características que hemos descrito de Homo luzonensis juntas. Cada una por separado se puede encontrar en una o varias especies de homínidos”, explicó Détroit.

Te puede interesar: Automóviles antiguos pagarán altos impuestos en Londres por contaminación

Además, esta combinación “indica también que tiene más afinidades con especies del género Homo, que con otros géneros de hominino como Australopithecus o Paranthropus. Si se toma el paquete completo, ninguna otra especie del género Homo es similar”.

Homo luzonensis se describe a partir de un conjunto de huesos y dientes fósiles que pertenecieron al menos a tres individuos. Dos de estos fósiles tienen entre 50.000 y 67.000 años de antigüedad según el análisis de series de uranio.

Détroit considera que el elemento más sorprendente hallado es la falange del pie CCH4, debido a su forma y morfología muy inusuales para una especie ‘reciente’ del género Homo.

“Recuerdo que el día que lo encontramos, durante la excavación de 2011, tuve la discusión con un colega filipino que es bioantropólogo especializado en H. sapiens, porque no podía aceptar que fuera una falange del pie. Es uno de los elementos más interesantes de Homo luzonensis porque muestra características sorprendentemente primitivas, como el Australopithecus”, detalló.

Asimismo, explicó que los dientes del Homo luzonensis presentan una combinación sorprendente de características morfológicas primitivas y modernas. “Están muy bien documentados en el registro de fósiles de homininos y son bien conocidos por su valor taxonómico y filogenético”, dijo.

Por otro lado, estos son los primeros restos humanos conocidos en Filipinas, que preceden a los primeros de Homo sapiens, de entre 30.000 a 40.000 años, descubiertos en la isla de Palawan, al suroeste del archipiélago.

¿Cómo se veía el Homo luzonensis?

Su apariencia y comportamiento aún no tema de debate, pues los elementos hallados sigue siendo escasos. “Los argumentos más fuertes indican que era probablemente un homínido de cuerpo pequeño, por el tamaño de la dentadura y del metatarsiano (publicado en 2010). Los dientes son muy pequeños –más que los de Homo floresiensis– y sabemos que en primates existe una fuerte correlación entre el tamaño de los dientes y el tamaño corporal, pero, por supuesto, no es una regla estricta y hay varias excepciones”, dijo Détroit.

Añadió que la forma en que caminaba el Homo Luzonensis podría ser distinta al del Homo floresiensis, debido a que las características de los huesos del pie son muy parecidas a Australopithecus. Eso podría ser evidencia de un comportamiento locomotor mixto, bipedal en el suelo y todavía trepando árboles.

Sugerencias
¿Dolor lumbar? 8 consejos para aliviarlo

El tratamiento debe ser eficaz, aplicándolo de forma continuada y con tratamientos de acción rápida Un dolor en la zona […]

¿Qué hacer frente al maltrato infantil?

La Fundación de Ayuda a Niños y Adolescentes en Riesgo (ANAR) publicó una guía que te permitirá saber cómo actuar […]

¿Qué hacer cuando se sospecha de violencia de género?

Sobrevivientes de distintas partes del mundo se unieron para lanzar un decálogo que incluye varios consejos sobre cómo actuar cuando […]

Tips para publicar fotos de tus hijos en las redes sociales de forma segura

La configuración adecuada de las aplicaciones permite controlar hasta dónde llega la información publicada Según un estudio realizado por McAffee […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *