El único periódico de noticias solidarias y del tercer sector

@

Iglesia católica de EE.UU. sobornó a víctimas de abuso

Los abusos sexuales ocurrieron en la década de 1990 cuando las víctimas tenían 9 y 10 años Dos hombres afroamericanos […]

Los abusos sexuales ocurrieron en la década de 1990 cuando las víctimas tenían 9 y 10 años

Dos hombres afroamericanos de Misisipi, Estados Unidos, demandaron a la Iglesia católica por haber sido sobornados con 15.000 dólares para no hablar del abuso sexual del que fueron víctimas.

Los dos hombres de bajos recursos dicen en la demanda que miembros de la Iglesia católica les ofrecieron dinero para no acudir a los tribunales. Se trata de los primos La Jarvis Love y Joshua Love, ambos de 36 años.

Los dos representantes de la orden franciscana y de la diócesis de Jackson (Misisipi) ofrecieron 10.000 dólares a Joshua Love por su silencio, a pesar de que este no sabe leer y por tanto no podía comprender los términos del acuerdo.

Además, los religiosos elevaron la cifra hasta los 15.000 dólares para presionar a Jackson. Esta misma suma la ofrecieron posteriormente a su primo La Jarvis y “le disuadían de contratar a un abogado”.

Te puede interesar: Migrantes venezolanos en Perú contarán con plan de Acnur

Las víctimas también acusan a los religiosos de violar el compromiso adoptado en 2002 por los obispos católicos del país norteamericano. El texto establecía abandonar el uso de pactos de confidencialidad en casos de abusos de menores.

De hecho, la misma diócesis de Jackson resolvió en 2006 un grupo de demandas de 19 víctimas, de las cuales 17 eran de raza blanca, por 5 millones de dólares. En total supone una compensación media de más de 250.000 dólares por afectado.

Iglesia católica oculta abusos

La Jarvis y Joshua Love acusaron a los hermanos franciscanos Paul West y Donald Lucas, ya difunto, de haberlos agredidos sexualmente en repetidas ocasiones en la década de 1990.

Los dos jóvenes asistían a la escuela primaria St. Francis of Assisi, de la Iglesia católica, en la localidad de Greenwood (Misisipi), cuando ocurrieron los abusos.

Asimismo, los primos indicaron que los abusos, que incluían palizas y violaciones, comenzaron cuando tenían entre 9 y 10 años. El documento señala que West los obligaba a “realizar actos sexuales con él y los alentaba a realizar actos sexuales entre ellos”.

Según la demanda contra la Iglesia católica, los abusos también se sucedieron durante un viaje en coche a un campamento de verano en el estado de Nueva York. Al igual que en una habitación de hotel en Manhattan.

23 noviembre, 2019

Los abusos sexuales ocurrieron en la década de 1990 cuando las víctimas tenían 9 y 10 años

Dos hombres afroamericanos de Misisipi, Estados Unidos, demandaron a la Iglesia católica por haber sido sobornados con 15.000 dólares para no hablar del abuso sexual del que fueron víctimas.

Los dos hombres de bajos recursos dicen en la demanda que miembros de la Iglesia católica les ofrecieron dinero para no acudir a los tribunales. Se trata de los primos La Jarvis Love y Joshua Love, ambos de 36 años.

Los dos representantes de la orden franciscana y de la diócesis de Jackson (Misisipi) ofrecieron 10.000 dólares a Joshua Love por su silencio, a pesar de que este no sabe leer y por tanto no podía comprender los términos del acuerdo.

Además, los religiosos elevaron la cifra hasta los 15.000 dólares para presionar a Jackson. Esta misma suma la ofrecieron posteriormente a su primo La Jarvis y “le disuadían de contratar a un abogado”.

Te puede interesar: Migrantes venezolanos en Perú contarán con plan de Acnur

Las víctimas también acusan a los religiosos de violar el compromiso adoptado en 2002 por los obispos católicos del país norteamericano. El texto establecía abandonar el uso de pactos de confidencialidad en casos de abusos de menores.

De hecho, la misma diócesis de Jackson resolvió en 2006 un grupo de demandas de 19 víctimas, de las cuales 17 eran de raza blanca, por 5 millones de dólares. En total supone una compensación media de más de 250.000 dólares por afectado.

Iglesia católica oculta abusos

La Jarvis y Joshua Love acusaron a los hermanos franciscanos Paul West y Donald Lucas, ya difunto, de haberlos agredidos sexualmente en repetidas ocasiones en la década de 1990.

Los dos jóvenes asistían a la escuela primaria St. Francis of Assisi, de la Iglesia católica, en la localidad de Greenwood (Misisipi), cuando ocurrieron los abusos.

Asimismo, los primos indicaron que los abusos, que incluían palizas y violaciones, comenzaron cuando tenían entre 9 y 10 años. El documento señala que West los obligaba a “realizar actos sexuales con él y los alentaba a realizar actos sexuales entre ellos”.

Según la demanda contra la Iglesia católica, los abusos también se sucedieron durante un viaje en coche a un campamento de verano en el estado de Nueva York. Al igual que en una habitación de hotel en Manhattan.

Sugerencias
Tips para hacer un adecuado uso del Internet en tiempo de cuarentena

Ante la llegada del coronavirus al país, la cuarentena ha ocasionado que muchas personas recurran a Internet para entretenerse. Por ello, […]

Sigue estos consejos para que tu cuarentena no sea un fracaso

Ante la cantidad de personas que pasan por esta situación, expertos te ayudan a llevar la cuarentena lo más saludable […]

5 consejos para trabajar desde casa durante el aislamiento

El virus se ha propagado a un centenar de países, entre ellos España, donde el número de infectados y fallecidos […]

¿Qué hacer para despegar a los niños de las pantallas?

Es común ver que los infantes se resistan a que los padres vean qué está haciendo, la irregularidad en el […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *