El único periódico de noticias solidarias y del tercer sector

La vida de ancianos, bebés, mujeres y adolescentes puede desmejorar por falta de vitamina D

La depresión y el desánimo son señales de que falta el compuesto     Expertos han determinado que la deficiencia […]

La depresión y el desánimo son señales de que falta el compuesto

 

 

Expertos han determinado que la deficiencia de vitamina D está afectando la salud física y emocional de una parte de la población europea, compuesta mayormente por mujeres, ancianos, recién nacidos y adolescentes que no mantienen una dieta adecuada ni siguen hábitos eficientes.

De acuerdo a datos del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, esta falta de vitamina D es más común en personas mayores de 50 años, especialmente mujeres, quienes generalmente la padecen después de sus 45 años.

Un hábito tan común como cubrirse o evitar el sol puede ser perjudicial. El estudio ha revelado que aquellas personas que habitan en zonas cálidas y por costumbre evitan el sol, sufren de poca absorción de vitamina D. Se ha determinado que al Sur de Europa toman mucho menos que en los propios países nórdicos.

Por otro lado, los alimentos también influyen: la Fundación Española de Nutrición ha informado que 9 de cada 10 españoles consumen un 80 % menos del componente vitamínico recomendado a diario por médicos.

 

Te podría interesar: Es mejor envejecer en Suecia o Noruega que en Afganistán o Nepal

 

Mente y cuerpos fortalecidos

La vitamina D es un componente, en ocasiones poco tomado en cuenta, pero muy importante en el fortalecimiento de los huesos. Tal como lo dijo Eva Bautista, nutricionista: “su deficiencia puede producir una mala recuperación de lesiones, raquitismo en niños y osteomalacia en adultos, además de mayores posibilidades de sufrir fracturas de huesos”.

En cuanto a los síntomas, la falta de vitamina D provoca fatiga, cansancio, pesimismo y depresión. Igualmente se ha determinado que puede generar debilidad muscular, nerviosismo, falta de sueño, ganas de comer dulce, miopía, caries y gingivitis.

Por otro lado, tomar más sol y una mejor alimentación son las claves para obtener mayor cantidad de vitamina D. La dieta debe estar integrada por pescado azul, hígado, queso, lácteos enteros y huevos. Exceptuando a los vegetarianos, quienes deben buscar sustitutos adecuados.

En otra instancia, tomar el sol sin llegar a los excesos también será necesario. 10 o 15 minutos de sol tres veces a la semana es suficiente, según explica la doctora Cristina Villegas, jefa de Dermatología del Hospital Universitario Sanitas La Moraleja.

La experta detalla que en cuanto a la hora para tomar el sol, se deben evitar los excesos y las horas del mediodía. El mejor momento es durante las primeras horas de la mañana.

Aunado a estos hábitos, se debe aplicar protector solar, pues la radiación solar incontrolada puede ser perjudicial para la piel, provoca quemaduras y otras lesiones, incluso cáncer.

 

24 mayo, 2018
La depresión y el desánimo son señales de que falta el compuesto

 

 

Expertos han determinado que la deficiencia de vitamina D está afectando la salud física y emocional de una parte de la población europea, compuesta mayormente por mujeres, ancianos, recién nacidos y adolescentes que no mantienen una dieta adecuada ni siguen hábitos eficientes.

De acuerdo a datos del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, esta falta de vitamina D es más común en personas mayores de 50 años, especialmente mujeres, quienes generalmente la padecen después de sus 45 años.

Un hábito tan común como cubrirse o evitar el sol puede ser perjudicial. El estudio ha revelado que aquellas personas que habitan en zonas cálidas y por costumbre evitan el sol, sufren de poca absorción de vitamina D. Se ha determinado que al Sur de Europa toman mucho menos que en los propios países nórdicos.

Por otro lado, los alimentos también influyen: la Fundación Española de Nutrición ha informado que 9 de cada 10 españoles consumen un 80 % menos del componente vitamínico recomendado a diario por médicos.

 

Te podría interesar: Es mejor envejecer en Suecia o Noruega que en Afganistán o Nepal

 

Mente y cuerpos fortalecidos

La vitamina D es un componente, en ocasiones poco tomado en cuenta, pero muy importante en el fortalecimiento de los huesos. Tal como lo dijo Eva Bautista, nutricionista: “su deficiencia puede producir una mala recuperación de lesiones, raquitismo en niños y osteomalacia en adultos, además de mayores posibilidades de sufrir fracturas de huesos”.

En cuanto a los síntomas, la falta de vitamina D provoca fatiga, cansancio, pesimismo y depresión. Igualmente se ha determinado que puede generar debilidad muscular, nerviosismo, falta de sueño, ganas de comer dulce, miopía, caries y gingivitis.

Por otro lado, tomar más sol y una mejor alimentación son las claves para obtener mayor cantidad de vitamina D. La dieta debe estar integrada por pescado azul, hígado, queso, lácteos enteros y huevos. Exceptuando a los vegetarianos, quienes deben buscar sustitutos adecuados.

En otra instancia, tomar el sol sin llegar a los excesos también será necesario. 10 o 15 minutos de sol tres veces a la semana es suficiente, según explica la doctora Cristina Villegas, jefa de Dermatología del Hospital Universitario Sanitas La Moraleja.

La experta detalla que en cuanto a la hora para tomar el sol, se deben evitar los excesos y las horas del mediodía. El mejor momento es durante las primeras horas de la mañana.

Aunado a estos hábitos, se debe aplicar protector solar, pues la radiación solar incontrolada puede ser perjudicial para la piel, provoca quemaduras y otras lesiones, incluso cáncer.

 

Sugerencias
Lo que debes hacer y no hacer cuando tu teléfono se moja

Reacciona rápido pero con inteligencia Cuando tu teléfono se moja es normal que tu vida se venga a gris. El […]

El cambio en la alimentación es uno de los desafíos al iniciar el año

Se debe dar la bienvenida a los alimentos verdes La alimentación es uno de los deseos a mejorar en las […]

Conoce algunos consejos para conducir por carreteras con hielo

La precaución y la calma son fundamentales para evitar incidentes Conducir por carreteras con hielo requiere extrema precaución. Más cuando […]

Los botones te pueden ayudar con la coordinación de la vista y las manos

Actualmente se han puesto muy de moda las pulseras hechas con botones de nácar o de metal, según su tamaño […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *