El único periódico de noticias solidarias y del tercer sector

Los hijos también son víctimas de la violencia machista

En los últimos cinco años, 194 menores de edad han perdido a sus madres a causa de la violencia machista […]

En los últimos cinco años, 194 menores de edad han perdido a sus madres a causa de la violencia machista

 

 

Cuando una familia pierde a uno de sus integrantes de manera inesperada, no solo representa una pérdida partida física sino también el surgimiento de otros problemas y necesidades por la falta de esa persona, aunado a las implicaciones psicológicas de los familiares cercanos. Cuando se trata de una madre que muere, sus hijos son los más afectados, quienes en muchas ocasiones quedan huérfanos, pues el responsable del hecho es el padre que ha incurrido en violencia de machista. Es el caso de Josua Alonso, quien perdió a su madre a los 25 años y tuvo que hacerse responsable de su hermano de tan solo 10 años.

 

Desde el 20 de febrero del año 2017, cuando en la Ría de Vigo, Emilio Fernández Castro, decidió asesinar a su esposa María José Mateo, provocando una explosión con dos bombonas de butano y gasolina en su casa, la vida del joven Josua Alonso cambió por completo. Pasó de joven a un adulto inmediatamente. A sus 25 años se sintió abandonado, así lo declaró recientemente en el evento Huérfanas de la violencia de género, organizado por el Fondo de Becas Fiscal Soledad Cazoria y la Fundación Mujeres, en el que los hijos y familiares de las mujeres víctimas de violencia marchista reclamaron a la administración apoyo psicológico y económico para poder hacer frente a su difícil situación.

 

Alonso manifestó que desde que falleció su madre, se convirtió en víctima de demasiados papeleos a los que se tuvo que enfrentar para enfrentar impuestos de sucesión, declaración de herederos, un testamento sin hacer, deudas, una tutela y la responsabilidad de una casa. Su tía, Luz Marina Rodríguez, también aseguró tener que haberse sometido al calvario burocrático por la custodia de sus sobrinos como problemas judiciales, buscar abogados y cuestiones como que cuando acudió a Protección del Menor le dijeron que el padre tenía que aprobar la guardia y custodia de menores.

 

Igualmente, la familia debe enfrentarse al pago de seguros e hipotecas. La tía de los dos hermanos indicó que desde el fallecimiento de su hermana inició una lucha psicológica fatal, pero también una económica. “Mi hermana tenía una casa y un coche que hay que seguir pagando hasta que se sufraguen todos los seguros, para lo que pueden pasar seis u ocho meses. Mientras, la familia tiene que pagarlo todo”.

Te podría interesar: Rajoy debe financiar el Pacto de Estado contra la Violencia de Género: miles de mujeres rompen el silencio en España

 

Sino fuera por los vecinos, familiares y amigos de Alonso, no hubiese podido reconstruir un hogar. “Me han quitado a mi madre, pero no es solo una madre, era una compañera, era una mujer luchadora, inteligente, que quería y disfrutaba la vida”, añadió Alonso antes de leer un poema escrito por su mamá.

 

En los últimos cinco años, 194 menores de edad han perdido a sus madres por violencia machista, incluidos los ocho niños que se han quedado huérfanos en lo que va de año 2018, según el informe anual elaborado por los organizadores del evento.

 

De acuerdo al estudio, el 70% de las víctimas tenía hijos. La directora de la Fundación Mujeres, Marisa Soleto, calificó de “muy difícil” la situación ya que, aseguró, “no existen protocolos específicos para los familiares de víctimas de violencia machista”.

 

Entre las peticiones de las organizaciones presentes en el evento está el aumento de la pensión de orfandad y la prohibición del régimen de visitas al padre maltratador o en todo caso no condicionar el acceso a los menores a tratamientos psicológicos.

22 mayo, 2018
En los últimos cinco años, 194 menores de edad han perdido a sus madres a causa de la violencia machista

 

 

Cuando una familia pierde a uno de sus integrantes de manera inesperada, no solo representa una pérdida partida física sino también el surgimiento de otros problemas y necesidades por la falta de esa persona, aunado a las implicaciones psicológicas de los familiares cercanos. Cuando se trata de una madre que muere, sus hijos son los más afectados, quienes en muchas ocasiones quedan huérfanos, pues el responsable del hecho es el padre que ha incurrido en violencia de machista. Es el caso de Josua Alonso, quien perdió a su madre a los 25 años y tuvo que hacerse responsable de su hermano de tan solo 10 años.

 

Desde el 20 de febrero del año 2017, cuando en la Ría de Vigo, Emilio Fernández Castro, decidió asesinar a su esposa María José Mateo, provocando una explosión con dos bombonas de butano y gasolina en su casa, la vida del joven Josua Alonso cambió por completo. Pasó de joven a un adulto inmediatamente. A sus 25 años se sintió abandonado, así lo declaró recientemente en el evento Huérfanas de la violencia de género, organizado por el Fondo de Becas Fiscal Soledad Cazoria y la Fundación Mujeres, en el que los hijos y familiares de las mujeres víctimas de violencia marchista reclamaron a la administración apoyo psicológico y económico para poder hacer frente a su difícil situación.

 

Alonso manifestó que desde que falleció su madre, se convirtió en víctima de demasiados papeleos a los que se tuvo que enfrentar para enfrentar impuestos de sucesión, declaración de herederos, un testamento sin hacer, deudas, una tutela y la responsabilidad de una casa. Su tía, Luz Marina Rodríguez, también aseguró tener que haberse sometido al calvario burocrático por la custodia de sus sobrinos como problemas judiciales, buscar abogados y cuestiones como que cuando acudió a Protección del Menor le dijeron que el padre tenía que aprobar la guardia y custodia de menores.

 

Igualmente, la familia debe enfrentarse al pago de seguros e hipotecas. La tía de los dos hermanos indicó que desde el fallecimiento de su hermana inició una lucha psicológica fatal, pero también una económica. “Mi hermana tenía una casa y un coche que hay que seguir pagando hasta que se sufraguen todos los seguros, para lo que pueden pasar seis u ocho meses. Mientras, la familia tiene que pagarlo todo”.

Te podría interesar: Rajoy debe financiar el Pacto de Estado contra la Violencia de Género: miles de mujeres rompen el silencio en España

 

Sino fuera por los vecinos, familiares y amigos de Alonso, no hubiese podido reconstruir un hogar. “Me han quitado a mi madre, pero no es solo una madre, era una compañera, era una mujer luchadora, inteligente, que quería y disfrutaba la vida”, añadió Alonso antes de leer un poema escrito por su mamá.

 

En los últimos cinco años, 194 menores de edad han perdido a sus madres por violencia machista, incluidos los ocho niños que se han quedado huérfanos en lo que va de año 2018, según el informe anual elaborado por los organizadores del evento.

 

De acuerdo al estudio, el 70% de las víctimas tenía hijos. La directora de la Fundación Mujeres, Marisa Soleto, calificó de “muy difícil” la situación ya que, aseguró, “no existen protocolos específicos para los familiares de víctimas de violencia machista”.

 

Entre las peticiones de las organizaciones presentes en el evento está el aumento de la pensión de orfandad y la prohibición del régimen de visitas al padre maltratador o en todo caso no condicionar el acceso a los menores a tratamientos psicológicos.

Sugerencias
Lo que debes hacer y no hacer cuando tu teléfono se moja

Reacciona rápido pero con inteligencia Cuando tu teléfono se moja es normal que tu vida se venga a gris. El […]

El cambio en la alimentación es uno de los desafíos al iniciar el año

Se debe dar la bienvenida a los alimentos verdes La alimentación es uno de los deseos a mejorar en las […]

Conoce algunos consejos para conducir por carreteras con hielo

La precaución y la calma son fundamentales para evitar incidentes Conducir por carreteras con hielo requiere extrema precaución. Más cuando […]

Los botones te pueden ayudar con la coordinación de la vista y las manos

Actualmente se han puesto muy de moda las pulseras hechas con botones de nácar o de metal, según su tamaño […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *