El único periódico de noticias solidarias y del tercer sector

Menores en España: Víctimas y victimarios de abusos sexuales

Solo el 15 % de los casos por abusos son denunciados   La provincia de Málaga fue protagonista esta semana […]

Solo el 15 % de los casos por abusos son denunciados

 

La provincia de Málaga fue protagonista esta semana de un acontecimiento lamentable, cuando una niña de 10 años fue abusada por un amigo de su padre. Los progenitores de la pequeña la dejaron sola con el agresor a quien le tenían confianza y tenía algo de tiempo viviendo en el inmueble. Se trata de un extranjero con el que su padre compartía en el trabajo. Este caso fue denunciado y el agresor fue detenido para investigar el caso, espera una próxima visita al juzgado. En este caso, la denuncia llegó a las autoridades, pero según Save The Children, solo el 15 % de las agresiones sexuales a menores son denunciadas en el país.

Joan también fue víctima de abusos sexuales por parte de su tutor legal. El hombre cuidaba de él y otros 10 niños, solo algunos eran sus víctimas. El agresor tomaba fotos de los menores y abusaba de ellos en reiteradas ocasiones. Pasaron años hasta que uno de ellos, que no vivía en la casa, lo denunciara. Este caso figura en el informe “Ojos que no quieren ver. Los abusos sexuales a niños y niñas en España y los fallos del sistema”.

En este documento se desmienten una serie de mitos y se revelan cifras sobre los abusos a menores en el país. Uno de ellos es sobre el estatus social de los niños abusados; revelan que no siempre son niños de clases bajas o que los agresores son desconocidos. En realidad solo en cuatro de cada 10 casos esto ocurre.

También aclaran que entre el 10 y el 20 % de la población ha sufrido abuso sexual durante su niñez, que van desde penetración a prácticas sexuales graves, incluyendo tocamientos o masturbaciones (el abusador llega al coito vaginal en un 4,9 % de los casos y anal en un 2,7 %). Esto hace más difícil determinar si hubo o no hubo agresión.

Por otro lado, el informe denuncia que los abusadores suelen escoger a niños con falta de afecto, sin confianza en sí mismos; de familias disfuncionales o con discapacidad intelectual (estos tienen 10 veces más posibilidades de convertirse en víctimas).

El género también es un aspecto a evaluar, pues los agresores adultos poco conocidos por la víctima prefieren a varones entre 11 y 12 años. En el caso de las niñas, tienen entre siete y nueve años y su agresor suele proceder del entorno familiar.

Save The Children apunta que en los colegios tampoco se suelen denunciar las agresiones. En muchas ocasiones allí comienzan las fallas, por lo que hacen un llamado a informar para sensibilizar sobre el tema y empoderar a los niños que deben saber cómo y dónde denunciar.

Te podría interesar: Se incrementan en España los abusos sexuales por burundanga

Cuando los niños son los agresores

Aunque el dedo para señalar casi siempre está puesto hacia un agresor adultos, también hay casos en los que la tortilla se voltea y son los menores quienes cometen los abusos. De acuerdo a datos del Ministerio del Interior, un total de 433 niños entre 14 y 17 años fueron detenidos o investigados por la comisión de delitos contra la libertad sexual en 2016, un 16,1 % más que el año anterior; y de ellos, 70 fueron acusados de agresiones sexuales con penetración y 20 de corromper a otros menores o personas con discapacidad.

Con respecto a las cifras de menores acusados por este delito ha ido así: 331 detenidos o investigados en 2012; 433 en el año 2013, 401 en 2014, 373 en 2015 y los 433 del año 2016. Quizás la evolución no es tan alarmante. Sin embargo, señalan que desde el año 2012 (60) al 2016 (70), ha habido un incremento de niños detenidos por violaciones que incluyen penetración. Los acusados de corromper a otros menores subieron de 15 a 20 en el mismo periodo y quienes lo fueron por pornografía infantil se duplicaron, pasando de 10 a 24.

En este sentido, la Fiscalía General del Estado correspondiente ya alertaba hace dos años de un incremento sin precedentes de los delitos sexuales cometidos por menores de edad. Según los datos que recogía el fiscal general, los casos de delitos contra la libertad sexual cometidos por menores pasaron de 1.081 registrados en el año 2015 a 1.271 en 2016. Subieron especialmente los abusos sexuales, que son los perpetrados sobre quienes no pueden prestar consentimiento, como menores de 12 años o personas incapacitadas, y alcanzaron “la cifra más alta, con diferencia, de la presente década”.

De acuerdo al doctor en Psicología y director de programas de la Fundación ANARBenjamín Ballesteros, los sucesos de agresiones sexuales cometidas por otros menores, como ha ocurrido en este caso, son cada vez “más escabrosos, crueles y violentos”. Además, ha subrayado que no se trata de un acosador con una psicopatía, sino de grupos de menores que no perciben la gravedad de los hechos ni sienten empatía con la víctima.

Advirtió que el mal uso del internet hace que el problema se agrave.A su juicio, existe una “sexualización precoz” y un exceso en el consumo de pornografía a través de los móviles, que hace que los menores y adolescentes “normalicen comportamientos degradantes cuando no lo son”.

Por su parte,  Save The Children, indica que atacar el problema pasa por una ley integral que erradique todas las formas de violencia contra la infancia, entre ellas el abuso sexual y el acoso escolar que padecen al menos uno de cada diez niños en España. Esa norma obligaría a formar a todos los profesionales en prevención e intervención ante estos casos, a implantar protocolos en los colegios y a implantar educación afectiva sexual en las aulas, entre otras medidas.

 

21 junio, 2018

Solo el 15 % de los casos por abusos son denunciados

 

La provincia de Málaga fue protagonista esta semana de un acontecimiento lamentable, cuando una niña de 10 años fue abusada por un amigo de su padre. Los progenitores de la pequeña la dejaron sola con el agresor a quien le tenían confianza y tenía algo de tiempo viviendo en el inmueble. Se trata de un extranjero con el que su padre compartía en el trabajo. Este caso fue denunciado y el agresor fue detenido para investigar el caso, espera una próxima visita al juzgado. En este caso, la denuncia llegó a las autoridades, pero según Save The Children, solo el 15 % de las agresiones sexuales a menores son denunciadas en el país.

Joan también fue víctima de abusos sexuales por parte de su tutor legal. El hombre cuidaba de él y otros 10 niños, solo algunos eran sus víctimas. El agresor tomaba fotos de los menores y abusaba de ellos en reiteradas ocasiones. Pasaron años hasta que uno de ellos, que no vivía en la casa, lo denunciara. Este caso figura en el informe “Ojos que no quieren ver. Los abusos sexuales a niños y niñas en España y los fallos del sistema”.

En este documento se desmienten una serie de mitos y se revelan cifras sobre los abusos a menores en el país. Uno de ellos es sobre el estatus social de los niños abusados; revelan que no siempre son niños de clases bajas o que los agresores son desconocidos. En realidad solo en cuatro de cada 10 casos esto ocurre.

También aclaran que entre el 10 y el 20 % de la población ha sufrido abuso sexual durante su niñez, que van desde penetración a prácticas sexuales graves, incluyendo tocamientos o masturbaciones (el abusador llega al coito vaginal en un 4,9 % de los casos y anal en un 2,7 %). Esto hace más difícil determinar si hubo o no hubo agresión.

Por otro lado, el informe denuncia que los abusadores suelen escoger a niños con falta de afecto, sin confianza en sí mismos; de familias disfuncionales o con discapacidad intelectual (estos tienen 10 veces más posibilidades de convertirse en víctimas).

El género también es un aspecto a evaluar, pues los agresores adultos poco conocidos por la víctima prefieren a varones entre 11 y 12 años. En el caso de las niñas, tienen entre siete y nueve años y su agresor suele proceder del entorno familiar.

Save The Children apunta que en los colegios tampoco se suelen denunciar las agresiones. En muchas ocasiones allí comienzan las fallas, por lo que hacen un llamado a informar para sensibilizar sobre el tema y empoderar a los niños que deben saber cómo y dónde denunciar.

Te podría interesar: Se incrementan en España los abusos sexuales por burundanga

Cuando los niños son los agresores

Aunque el dedo para señalar casi siempre está puesto hacia un agresor adultos, también hay casos en los que la tortilla se voltea y son los menores quienes cometen los abusos. De acuerdo a datos del Ministerio del Interior, un total de 433 niños entre 14 y 17 años fueron detenidos o investigados por la comisión de delitos contra la libertad sexual en 2016, un 16,1 % más que el año anterior; y de ellos, 70 fueron acusados de agresiones sexuales con penetración y 20 de corromper a otros menores o personas con discapacidad.

Con respecto a las cifras de menores acusados por este delito ha ido así: 331 detenidos o investigados en 2012; 433 en el año 2013, 401 en 2014, 373 en 2015 y los 433 del año 2016. Quizás la evolución no es tan alarmante. Sin embargo, señalan que desde el año 2012 (60) al 2016 (70), ha habido un incremento de niños detenidos por violaciones que incluyen penetración. Los acusados de corromper a otros menores subieron de 15 a 20 en el mismo periodo y quienes lo fueron por pornografía infantil se duplicaron, pasando de 10 a 24.

En este sentido, la Fiscalía General del Estado correspondiente ya alertaba hace dos años de un incremento sin precedentes de los delitos sexuales cometidos por menores de edad. Según los datos que recogía el fiscal general, los casos de delitos contra la libertad sexual cometidos por menores pasaron de 1.081 registrados en el año 2015 a 1.271 en 2016. Subieron especialmente los abusos sexuales, que son los perpetrados sobre quienes no pueden prestar consentimiento, como menores de 12 años o personas incapacitadas, y alcanzaron “la cifra más alta, con diferencia, de la presente década”.

De acuerdo al doctor en Psicología y director de programas de la Fundación ANARBenjamín Ballesteros, los sucesos de agresiones sexuales cometidas por otros menores, como ha ocurrido en este caso, son cada vez “más escabrosos, crueles y violentos”. Además, ha subrayado que no se trata de un acosador con una psicopatía, sino de grupos de menores que no perciben la gravedad de los hechos ni sienten empatía con la víctima.

Advirtió que el mal uso del internet hace que el problema se agrave.A su juicio, existe una “sexualización precoz” y un exceso en el consumo de pornografía a través de los móviles, que hace que los menores y adolescentes “normalicen comportamientos degradantes cuando no lo son”.

Por su parte,  Save The Children, indica que atacar el problema pasa por una ley integral que erradique todas las formas de violencia contra la infancia, entre ellas el abuso sexual y el acoso escolar que padecen al menos uno de cada diez niños en España. Esa norma obligaría a formar a todos los profesionales en prevención e intervención ante estos casos, a implantar protocolos en los colegios y a implantar educación afectiva sexual en las aulas, entre otras medidas.

 

Sugerencias
Lo que debes hacer y no hacer cuando tu teléfono se moja

Reacciona rápido pero con inteligencia Cuando tu teléfono se moja es normal que tu vida se venga a gris. El […]

El cambio en la alimentación es uno de los desafíos al iniciar el año

Se debe dar la bienvenida a los alimentos verdes La alimentación es uno de los deseos a mejorar en las […]

Conoce algunos consejos para conducir por carreteras con hielo

La precaución y la calma son fundamentales para evitar incidentes Conducir por carreteras con hielo requiere extrema precaución. Más cuando […]

Los botones te pueden ayudar con la coordinación de la vista y las manos

Actualmente se han puesto muy de moda las pulseras hechas con botones de nácar o de metal, según su tamaño […]

Discusión

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *