El único periódico de noticias solidarias y del tercer sector

@18 de febrero de 2019

Migrantes se deberían deportar sin darles oportunidad de exponer su situación: Trump

El descontento de los manifestantes llegó hasta la Casa Blanca Pese que decenas de miles de personas protestaban en 750 […]

El descontento de los manifestantes llegó hasta la Casa Blanca

Pese que decenas de miles de personas protestaban en 750 ciudades de Estados Unidos contra su política migratoria, el presidente de ese país, Donald Trump, se enrocó este fin de semana en su posición e insistió que los migrantes que entran ilegalmente al país no deben gozar de la oportunidad de exponer su situación ante un juez. 

Al contrario, a pesar  que supondría una violación del principio de debido proceso, desde su punto de vista sería ideal  deportar “inmediatamente”.

Para privar a los indocumentados del derecho de dar a conocer ante la justicia de inmigración sus reclamos de asilo, hizo énfasis sobre una polémica propuesta que lanzó la semana pasada.

A través de su cuenta oficial en Twittr, mencionó: “Cuando la gente entra ilegalmente en nuestro País, debemos INMEDIATAMENTE devolverlos afuera sin pasar por años de maniobras legales. Nuestras leyes son las más tontas de todo el mundo”.

Cuando muchas de las multitudinarias protestas en las principales ciudades de Estados Unidos ya habían terminado, el líder emitió ese tuit pero no hizo comentarios sobre las marchas, que pedían reunir a las familias de inmigrantes separadas desde abril y acabar con la criminalización. 

A tal magnitud, cumplir el reclamo de Trump sobre las deportaciones inmediatas implicaría cambiar el marco legal de EE.UU., donde los inmigrantes detenidos debido a su estatus legal tienen derecho a comparecer ante un juez, que decide si deben ser expulsados o si pueden permanecer en ese espacio porque tienen derecho al proceso respectivo. 

El Gobierno de George W. Bush estableció que pueden ser deportados de manera exprés aquellos inmigrantes que han llegado ilegalmente a EE.UU. en los últimos 14 días y que, en el momento de su arresto, se encuentran a 160 kilómetros de la frontera, en el año 2004.

Aunque al comienzo de su mandato, Trump trató sin éxito de extenderla a los centroamericanos, que representan la mayoría de indocumentados que llegan al país por la frontera sur, esa norma para las llamadas “devoluciones en caliente” solo puede ser impuesta a mexicanos y canadienses.

Te podría interesar: Esta vez es real: En EE.UU. proponen a Donald Trump para el Nobel de la Paz

La máxima autoridad estadounidense también defendió a la principal agencia encargada de las deportaciones en EE.UU., el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE), ante las peticiones de algunos legisladores demócratas de eliminarla, en otros dos tuits.

Manifestó que los demócratas están presionando fuerte para abolir ICE, uno de los grupos más listos, duros y vivaces de hombres y mujeres encargados de aplicar la ley que he visto jamás.

En tanto, pidió a los trabajadores de ICE que “no se preocupen” porque los demócratas tienen “cero oportunidades” de acabar con la agencia y eso “nunca ocurrirá”.

Recientemente,  hizo un repaso de la mayoría de los temas de su agenda doméstica y argumentó que ningún hecho es más importante para los Estados Unidos que la migrantes y la seguridad fronteriza.

El descontento de los manifestantes llegó hasta la Casa Blanca, pero Trump no pudo verlos desde allí porque está pasando el fin de semana en su club privado de Bedminster (Nueva Jersey), según han denunciado diversas Organizaciones No Gubernamentales (ONGs).

2 julio, 2018

El descontento de los manifestantes llegó hasta la Casa Blanca

Pese que decenas de miles de personas protestaban en 750 ciudades de Estados Unidos contra su política migratoria, el presidente de ese país, Donald Trump, se enrocó este fin de semana en su posición e insistió que los migrantes que entran ilegalmente al país no deben gozar de la oportunidad de exponer su situación ante un juez. 

Al contrario, a pesar  que supondría una violación del principio de debido proceso, desde su punto de vista sería ideal  deportar “inmediatamente”.

Para privar a los indocumentados del derecho de dar a conocer ante la justicia de inmigración sus reclamos de asilo, hizo énfasis sobre una polémica propuesta que lanzó la semana pasada.

A través de su cuenta oficial en Twittr, mencionó: “Cuando la gente entra ilegalmente en nuestro País, debemos INMEDIATAMENTE devolverlos afuera sin pasar por años de maniobras legales. Nuestras leyes son las más tontas de todo el mundo”.

Cuando muchas de las multitudinarias protestas en las principales ciudades de Estados Unidos ya habían terminado, el líder emitió ese tuit pero no hizo comentarios sobre las marchas, que pedían reunir a las familias de inmigrantes separadas desde abril y acabar con la criminalización. 

A tal magnitud, cumplir el reclamo de Trump sobre las deportaciones inmediatas implicaría cambiar el marco legal de EE.UU., donde los inmigrantes detenidos debido a su estatus legal tienen derecho a comparecer ante un juez, que decide si deben ser expulsados o si pueden permanecer en ese espacio porque tienen derecho al proceso respectivo. 

El Gobierno de George W. Bush estableció que pueden ser deportados de manera exprés aquellos inmigrantes que han llegado ilegalmente a EE.UU. en los últimos 14 días y que, en el momento de su arresto, se encuentran a 160 kilómetros de la frontera, en el año 2004.

Aunque al comienzo de su mandato, Trump trató sin éxito de extenderla a los centroamericanos, que representan la mayoría de indocumentados que llegan al país por la frontera sur, esa norma para las llamadas “devoluciones en caliente” solo puede ser impuesta a mexicanos y canadienses.

Te podría interesar: Esta vez es real: En EE.UU. proponen a Donald Trump para el Nobel de la Paz

La máxima autoridad estadounidense también defendió a la principal agencia encargada de las deportaciones en EE.UU., el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE), ante las peticiones de algunos legisladores demócratas de eliminarla, en otros dos tuits.

Manifestó que los demócratas están presionando fuerte para abolir ICE, uno de los grupos más listos, duros y vivaces de hombres y mujeres encargados de aplicar la ley que he visto jamás.

En tanto, pidió a los trabajadores de ICE que “no se preocupen” porque los demócratas tienen “cero oportunidades” de acabar con la agencia y eso “nunca ocurrirá”.

Recientemente,  hizo un repaso de la mayoría de los temas de su agenda doméstica y argumentó que ningún hecho es más importante para los Estados Unidos que la migrantes y la seguridad fronteriza.

El descontento de los manifestantes llegó hasta la Casa Blanca, pero Trump no pudo verlos desde allí porque está pasando el fin de semana en su club privado de Bedminster (Nueva Jersey), según han denunciado diversas Organizaciones No Gubernamentales (ONGs).

Sugerencias
¿Qué hacer cuando se sospecha de violencia de género?

Sobrevivientes de distintas partes del mundo se unieron para lanzar un decálogo que incluye varios consejos sobre cómo actuar cuando […]

Tips para publicar fotos de tus hijos en las redes sociales de forma segura

La configuración adecuada de las aplicaciones permite controlar hasta dónde llega la información publicada Según un estudio realizado por McAffee […]

Limpia tu casa rápido con estos seis trucos

No te pierdas más segundos de tu fin de semana limpiando y limpiando Limpia tu casa sin tanto problema con […]

Ocho hábitos saludables que tienen mala fama

A partir de ahora podrás adquirir estos alimentos sin sentirte mal por ello Muchas investigaciones científicas han presentado estudios acerca […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *