El único periódico de noticias solidarias y del tercer sector

¡No a la discriminación! Respaldan menores transgénero y transexuales

El cerebro determina la identidad de género de cada persona, no el cuerpo La discriminación es un asunto de complicado que […]

El cerebro determina la identidad de género de cada persona, no el cuerpo

La discriminación es un asunto de complicado que rodea los entornos privilegiados, aún más a la comunidad escolar.

Por su este, este núcleo, a través de los planteles educativos y diversas Organizaciones No Gubernamentales (ONGs) comprendió la importancia de respaldar a los menores transgénero y transexuales quienes, en el siglo XXI, de acuerdo a varias investigaciones, incluyendo encuestas elaboradas en el territorio nacional, son los más vulnerables.

Basándose en el comportamiento social, las organizaciones sin ánimo de lucro, en conjunto con las escuelas, han adoptando medidas concretas para velar en las aulas y sitios públicos por la protección y el bienestar de la diversidad de género.

Y es que, conforme a un análisis de la Human Rights Campaign, solo el 20 % de los niños trans se sienten integrados en sus comunidades. La razón es sustentada por la ciencia: aunque los bebés nacen con un sexo asignado, cuando crecen puede que no se identifiquen con su sexo biológico.  Puede que Camila se sienta Camilo, o Camilo, Camila. El cerebro determina la identidad de género de cada persona, no el cuerpo.

Te podría interesar: En Marruecos la discriminación no cesa: ONGs

Con respecto a los colegios integradores, África Pastor, vicepresidenta de la Fundación Daniela, ha asegurado que “el objetivo es que seamos conscientes de que todos somos seres humanos, que las etiquetas en muchos casos discriminan, que es cierto que hay que conocerlas pero no alejarnos de lo importante, que son las personas. Fomentar desde la educación el respeto a todos los seres humanos y abrazar las diferencias (…)”.

Desde su perspectiva, ‘(…) es tan sencillo y tan complicado al mismo tiempo. Lo único que quieren estos niños es ser niños y niñas, como todos los demás, y cuando entramos en tecnicismos absurdos nos alejamos de lo más importante, que son ellos. Por eso, es fundamental que cuando el profesor hable en clase sobre el mundo en el que todos vivimos, ellos también se sientan reflejados: sientan que forman parte de ese mundo”.

El Colegio Escandinavo de Madrid  ha sido el primero en ser reconocido  con el “Certificado de Diversidad de Género” da mano de tal entidad  que se dedica al combate contra la discriminación de los menores transgénero y transexuales.

La condecoración hace referencia a una formación específica al profesorado, a los alumnos e incluso a las familias, que en ocasiones son las que comentan en corrillos de patio las últimas habladurías sobre este o aquel menor de edad.

La directora del instituto, Jenny Dettmann, ha contado: “En el colegio tenemos una niña trans, pero desde el principio hemos respetado que sea ella quien cuente su historia cuando quiera contarla. De momento, es una niña más de clase, sin más explicaciones. De hecho, cuando a veces viajo a Noruega y comento con excolegas que tengo una niña trans en el colegio, me suelen responder “¿Y? Yo tengo tres en una clase”.

A la par, ha narrado que llevan “más de 60 años trabajando en el respeto y enseñando que no todos somos iguales , pero todos tenemos el mismo valor. En Primaria lo explicamos por color de pelo: separamos por grupos a los morenos, rubios y algún pelirrojo. ¿Es algo raro? No; puede que sea infrecuente, pero es igual que el resto”, dado que la discriminación debe erradicarse.

20 junio, 2018

El cerebro determina la identidad de género de cada persona, no el cuerpo

La discriminación es un asunto de complicado que rodea los entornos privilegiados, aún más a la comunidad escolar.

Por su este, este núcleo, a través de los planteles educativos y diversas Organizaciones No Gubernamentales (ONGs) comprendió la importancia de respaldar a los menores transgénero y transexuales quienes, en el siglo XXI, de acuerdo a varias investigaciones, incluyendo encuestas elaboradas en el territorio nacional, son los más vulnerables.

Basándose en el comportamiento social, las organizaciones sin ánimo de lucro, en conjunto con las escuelas, han adoptando medidas concretas para velar en las aulas y sitios públicos por la protección y el bienestar de la diversidad de género.

Y es que, conforme a un análisis de la Human Rights Campaign, solo el 20 % de los niños trans se sienten integrados en sus comunidades. La razón es sustentada por la ciencia: aunque los bebés nacen con un sexo asignado, cuando crecen puede que no se identifiquen con su sexo biológico.  Puede que Camila se sienta Camilo, o Camilo, Camila. El cerebro determina la identidad de género de cada persona, no el cuerpo.

Te podría interesar: En Marruecos la discriminación no cesa: ONGs

Con respecto a los colegios integradores, África Pastor, vicepresidenta de la Fundación Daniela, ha asegurado que “el objetivo es que seamos conscientes de que todos somos seres humanos, que las etiquetas en muchos casos discriminan, que es cierto que hay que conocerlas pero no alejarnos de lo importante, que son las personas. Fomentar desde la educación el respeto a todos los seres humanos y abrazar las diferencias (…)”.

Desde su perspectiva, ‘(…) es tan sencillo y tan complicado al mismo tiempo. Lo único que quieren estos niños es ser niños y niñas, como todos los demás, y cuando entramos en tecnicismos absurdos nos alejamos de lo más importante, que son ellos. Por eso, es fundamental que cuando el profesor hable en clase sobre el mundo en el que todos vivimos, ellos también se sientan reflejados: sientan que forman parte de ese mundo”.

El Colegio Escandinavo de Madrid  ha sido el primero en ser reconocido  con el “Certificado de Diversidad de Género” da mano de tal entidad  que se dedica al combate contra la discriminación de los menores transgénero y transexuales.

La condecoración hace referencia a una formación específica al profesorado, a los alumnos e incluso a las familias, que en ocasiones son las que comentan en corrillos de patio las últimas habladurías sobre este o aquel menor de edad.

La directora del instituto, Jenny Dettmann, ha contado: “En el colegio tenemos una niña trans, pero desde el principio hemos respetado que sea ella quien cuente su historia cuando quiera contarla. De momento, es una niña más de clase, sin más explicaciones. De hecho, cuando a veces viajo a Noruega y comento con excolegas que tengo una niña trans en el colegio, me suelen responder “¿Y? Yo tengo tres en una clase”.

A la par, ha narrado que llevan “más de 60 años trabajando en el respeto y enseñando que no todos somos iguales , pero todos tenemos el mismo valor. En Primaria lo explicamos por color de pelo: separamos por grupos a los morenos, rubios y algún pelirrojo. ¿Es algo raro? No; puede que sea infrecuente, pero es igual que el resto”, dado que la discriminación debe erradicarse.

Sugerencias
Lo que debes hacer y no hacer cuando tu teléfono se moja

Reacciona rápido pero con inteligencia Cuando tu teléfono se moja es normal que tu vida se venga a gris. El […]

El cambio en la alimentación es uno de los desafíos al iniciar el año

Se debe dar la bienvenida a los alimentos verdes La alimentación es uno de los deseos a mejorar en las […]

Conoce algunos consejos para conducir por carreteras con hielo

La precaución y la calma son fundamentales para evitar incidentes Conducir por carreteras con hielo requiere extrema precaución. Más cuando […]

Los botones te pueden ayudar con la coordinación de la vista y las manos

Actualmente se han puesto muy de moda las pulseras hechas con botones de nácar o de metal, según su tamaño […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *