El único periódico de noticias solidarias y del tercer sector

@

Ocho hábitos saludables que tienen mala fama

A partir de ahora podrás adquirir estos alimentos sin sentirte mal por ello Muchas investigaciones científicas han presentado estudios acerca […]


A partir de ahora podrás adquirir estos alimentos sin sentirte mal por ello

Muchas investigaciones científicas han presentado estudios acerca de ochos hábitos saludables, que son beneficiosos para la alimentación y que algunos son considerados nocivos.

A partir de ahora podrás adquirir estos hábitos sin sentirte mal por ello. Entre las que se encuentran un exquisito café con leche para desayunar, la siesta, y a la hora de la cena, una copita de vino, así como unos sabrosos huevos fritos.

Una taza de café

Muchos estudios realizados en humanos muestran que el café mejora varios aspectos de la función cerebral. Esto incluye la memoria, el ánimo, la vigilancia, los niveles de energía, los tiempos de reacción y la función cognitiva general. A cambio de estas ventajas el café nos mantiene despiertos por más tiempo, lo que puede provocar trastornos del sueño. Por eso la mayoría de expertos recomiendan no tomar más de cuatro tazas al día.

Además, la cafeína está presente en la mayoría de suplementos alimenticios que, se supone, nos ayudan a adelgazar. Es una de las pocas sustancias naturales que ayudan a la quema de grasas. La única mala noticia, es que estos efectos positivos de la cafeína van disminuyendo en los grandes bebedores.

Saltar el desayuno

Lo cierto es que existen estudios contradictorios en este sentido. Así, un gran estudio poblacional publicado en la revista The Journal of Nutrition, sugiere que un desayuno abundante ayuda a evitar tomar otros bocados durante el día, lo que mantiene a raya el aumento de peso. Otro estudio, publicado en la revista British Journal of Nutrition, exponía que saltarse el desayuno no afecta a la ingesta de calorías a lo largo del día.

Te puede interesar:
Consumir carne es causa principal del calentamiento global

Los huevos fritos

Actualmente, los huevos están luchando cada día contra su mala fama que ha sido ganada “injustamente” a causa del colesterol, pero en el afán de revertir esto, no siempre se debe creer todo tal cual como se dice, pues puede suceder que hasta los huevos fritos se consideren saludables.

Un reciente estudio señala que los huevos, fritos especialmente, reducen las cifras de tensión arterial pudiendo resultar beneficiosos para el corazón.

Las bebidas energéticas

Las bebidas energéticas son un complemento adecuado para la práctica deportiva, aportando una hidratación extra y evitando la aparición de molestos calambres durante el ejercicio; además, tiene  entre sus componentes, está la taurina. Se trata de un aminoácido que ayuda a regular los niveles de agua y minerales en la sangre. En combinación con la cafeína mejora el rendimiento físico y mental de los atletas.

Alimentos con gluten

Asimismo, los alimentos con gluten contienen vitaminas del complejo B y son abundantes en alimentos como el pan y otros cereales. Las ocho vitaminas que lo componen favorecen a nuestro cuerpo para aprovechar la energía que los alimentos nos dan. También nos ayudan a producir glóbulos rojos que transportan oxígeno por la sangre. Si los eliminas de tu alimentación estarás disminuyendo tu aporte de vitaminas y podrías incrementar el riesgo de sufrir deficiencias en la nutrición.

La fibra es otro importante componente presente en el pan, los granos enteros y otros granos de cereales que contienen gluten. Ayuda a controlar los niveles de azúcar en la sangre, a mantener la sensación de saciedad, a regular los movimientos intestinales y a prevenir el estreñimiento. Por ello, si planeas eliminar de tu dieta alguno de estos alimentos, piensa que deberás cubrir tu consumo de fibra a través de otras fuentes.

La siesta

El ser humano es de los pocos que duerme una sola vez al día. El resto son durmientes polifásicos, es decir, alternan fases de sueño y vigilia durante todo el día. Algunas investigaciones indican que el hombre primitivo también lo era, pero abandonó esa costumbre para adaptarse a ritmos de vida cada vez más rápidos.

En los últimos cien años, hemos perdido, al menos, dos horas diarias de sueño. Por eso, la costumbre de la siesta, que solo practica en España un 16,2 % de la población, según la Fundación de Educación para la Salud del Hospital Clínico San Carlos y la Asociación Española de la Cama (Asocama), podría ayudarnos a recuperar el sueño perdido y asegurarnos un ritmo de vida más sano. Porque la siesta, como ha demostrado la ciencia, proporciona beneficios físicos y mentales.

Dietas ricas en grasa

Las grasas han sido demonizadas y presentadas como principales responsables de la obesidad durante años. Pero, es uno de los macronutrientes esenciales (junto con las proteínas y los carbohidratos) a día de hoy sabemos que necesitamos consumirlas para un correcto funcionamiento de nuestro organismo: solo tenemos que saber elegir cuáles son las fuentes más saludables.

Hay fuentes de grasas saludables de distinto origen, tanto animal como vegetal, y unas cuantas recetas para que las incluyáis en vuestra dieta.

Beber una copa de vino

Tomar una copa de vino tinto al día puede hacer mucho por la salud en general. Pero hay que recordar, siempre con moderación y equilibrio. Un vasito diario de este tributo natural y de hechizante sabor que acompañará sus platos y mejorará notablemente tu bienestar.

30 enero, 2019


A partir de ahora podrás adquirir estos alimentos sin sentirte mal por ello

Muchas investigaciones científicas han presentado estudios acerca de ochos hábitos saludables, que son beneficiosos para la alimentación y que algunos son considerados nocivos.

A partir de ahora podrás adquirir estos hábitos sin sentirte mal por ello. Entre las que se encuentran un exquisito café con leche para desayunar, la siesta, y a la hora de la cena, una copita de vino, así como unos sabrosos huevos fritos.

Una taza de café

Muchos estudios realizados en humanos muestran que el café mejora varios aspectos de la función cerebral. Esto incluye la memoria, el ánimo, la vigilancia, los niveles de energía, los tiempos de reacción y la función cognitiva general. A cambio de estas ventajas el café nos mantiene despiertos por más tiempo, lo que puede provocar trastornos del sueño. Por eso la mayoría de expertos recomiendan no tomar más de cuatro tazas al día.

Además, la cafeína está presente en la mayoría de suplementos alimenticios que, se supone, nos ayudan a adelgazar. Es una de las pocas sustancias naturales que ayudan a la quema de grasas. La única mala noticia, es que estos efectos positivos de la cafeína van disminuyendo en los grandes bebedores.

Saltar el desayuno

Lo cierto es que existen estudios contradictorios en este sentido. Así, un gran estudio poblacional publicado en la revista The Journal of Nutrition, sugiere que un desayuno abundante ayuda a evitar tomar otros bocados durante el día, lo que mantiene a raya el aumento de peso. Otro estudio, publicado en la revista British Journal of Nutrition, exponía que saltarse el desayuno no afecta a la ingesta de calorías a lo largo del día.

Te puede interesar:
Consumir carne es causa principal del calentamiento global

Los huevos fritos

Actualmente, los huevos están luchando cada día contra su mala fama que ha sido ganada “injustamente” a causa del colesterol, pero en el afán de revertir esto, no siempre se debe creer todo tal cual como se dice, pues puede suceder que hasta los huevos fritos se consideren saludables.

Un reciente estudio señala que los huevos, fritos especialmente, reducen las cifras de tensión arterial pudiendo resultar beneficiosos para el corazón.

Las bebidas energéticas

Las bebidas energéticas son un complemento adecuado para la práctica deportiva, aportando una hidratación extra y evitando la aparición de molestos calambres durante el ejercicio; además, tiene  entre sus componentes, está la taurina. Se trata de un aminoácido que ayuda a regular los niveles de agua y minerales en la sangre. En combinación con la cafeína mejora el rendimiento físico y mental de los atletas.

Alimentos con gluten

Asimismo, los alimentos con gluten contienen vitaminas del complejo B y son abundantes en alimentos como el pan y otros cereales. Las ocho vitaminas que lo componen favorecen a nuestro cuerpo para aprovechar la energía que los alimentos nos dan. También nos ayudan a producir glóbulos rojos que transportan oxígeno por la sangre. Si los eliminas de tu alimentación estarás disminuyendo tu aporte de vitaminas y podrías incrementar el riesgo de sufrir deficiencias en la nutrición.

La fibra es otro importante componente presente en el pan, los granos enteros y otros granos de cereales que contienen gluten. Ayuda a controlar los niveles de azúcar en la sangre, a mantener la sensación de saciedad, a regular los movimientos intestinales y a prevenir el estreñimiento. Por ello, si planeas eliminar de tu dieta alguno de estos alimentos, piensa que deberás cubrir tu consumo de fibra a través de otras fuentes.

La siesta

El ser humano es de los pocos que duerme una sola vez al día. El resto son durmientes polifásicos, es decir, alternan fases de sueño y vigilia durante todo el día. Algunas investigaciones indican que el hombre primitivo también lo era, pero abandonó esa costumbre para adaptarse a ritmos de vida cada vez más rápidos.

En los últimos cien años, hemos perdido, al menos, dos horas diarias de sueño. Por eso, la costumbre de la siesta, que solo practica en España un 16,2 % de la población, según la Fundación de Educación para la Salud del Hospital Clínico San Carlos y la Asociación Española de la Cama (Asocama), podría ayudarnos a recuperar el sueño perdido y asegurarnos un ritmo de vida más sano. Porque la siesta, como ha demostrado la ciencia, proporciona beneficios físicos y mentales.

Dietas ricas en grasa

Las grasas han sido demonizadas y presentadas como principales responsables de la obesidad durante años. Pero, es uno de los macronutrientes esenciales (junto con las proteínas y los carbohidratos) a día de hoy sabemos que necesitamos consumirlas para un correcto funcionamiento de nuestro organismo: solo tenemos que saber elegir cuáles son las fuentes más saludables.

Hay fuentes de grasas saludables de distinto origen, tanto animal como vegetal, y unas cuantas recetas para que las incluyáis en vuestra dieta.

Beber una copa de vino

Tomar una copa de vino tinto al día puede hacer mucho por la salud en general. Pero hay que recordar, siempre con moderación y equilibrio. Un vasito diario de este tributo natural y de hechizante sabor que acompañará sus platos y mejorará notablemente tu bienestar.

Sugerencias
¿Cómo hacer frente a la ola de calor?

Para sobrevivir a esta ola de calor, se recomienda ingerir agua y zumos fríos, utilizar ropa ligera y hacer menos […]

El secreto de la vida que trasmitir a tus hijos

Puede que, sin darnos cuenta, les estemos trasfiriendo a nuestros hijos el estrés que vivimos diariamente pretendiendo que ellos sean […]

5 aplicaciones para que los chiquillos se recreen y aprendan este verano

Las vacaciones llegaron de la mano del verano y con este par las mejores aplicaciones para chavales  gratuitas (casi todas) […]

Si tienes mascotas, tenemos estos canales de Youtube imperdibles

Tanto para saber más sobre cómo alimentarlos de forma saludable, así como para conocer mejor sus necesidades, resulta muy útil […]

Discusión

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *