El único periódico de noticias solidarias y del tercer sector

@18 de febrero de 2019

Prostituta, activista y defensora de los derechos de la Comunidad LGTBI en México

Una ex presidiaria y portadora de VIH decidió meterse a prostituta el mismo día que determinó su transición a mujer. […]

Una ex presidiaria y portadora de VIH decidió meterse a prostituta el mismo día que determinó su transición a mujer.

 

En la ciudad de México, exactamente en la Plaza de la Solidaridad en la Alameda Central, existía un campamento de niños en la calle, que los clientes frecuentaban porque era seguro obtener sexo de menores y Kenya Cuevas lo sabía, afirmando que no había protocolo con las autoridades como hoy día.

La primera experiencia de Cuevas fue en un hotel donde residían algunas prostitutas, y fue allí desde aquel momento cuando despertó rodeada de mujeres Trans con pelucas y decidió ser como ellas.

Con el pasar del tiempo y las vivencias, Kenya se ha convertido en una de las mayores activistas a favor de los derechos de la comunidad Trans en México, siendo el segundo país con más violencia por Transfobia, después de Brasil.

En México los transfemicidios no son tipificados por autoridades, registrándose como homicidios de hombres, y los crímenes de odio no entran en estadísticas.

El Centro de Apoyo a las identidades Trans A.C lleva registrado 33 casos de este tipo de muertes.

 

Te podría interesar: Niñas de 12 años son prostitutas en Venezuela: Jaque mate a un país lleno de oportunidades

 

La activista comenzó su reivindicación contra todos estos hechos desde el año 2016, cuando mataron a su amiga en un coche un hombre con un arma de fuego.

Cuevas fundó la Casa de Muñecas Tiresias ofreciendo servicios de Salud especializados en enfermedades de transmisión sexual (ETS) y Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (VIH) con el que ella sigue viviendo desde hace 24 años.

Además se pasean por los barrios más conflictivos donde se dan charlas para visibilizar su causa y ofrecen acompañamiento para el cambio de identidad.

Hoy día Kenya vive con miedo y siempre la acompaña un dispositivo de móvil con GPS que tiene un botón de emergencia, pues en enero del año 2017 recibió amenazas por medio de whatsapp.

A su vez, la organización tiene la responsabilidad de dar seguimiento a la dignidad Post muerte y busca la manera de realizar un entierro a los transexuales.

Su trabajo ha permitido ganarse a la gente, y en solo dos años Cuevas ha realizado el reconocimiento de 12 cuerpos mutilados.

Su vida ha sido reflejo de un terrible dolor, a los 9 años salió de su casa, y a los 12 estaba infectada de VIH. Aunado a esto, estuvo presa 10 años de su vida, aislada en un dormitorio para enfermos de VIH, sin visitas ni atenciones, y poco tiempo después fue defendiéndose ella misma sin la ayuda de ningún abogado, simplemente denunció al centro penitenciario.

Afirma que el tema de los Trans es nuevo para los políticos y la ciudadanía mexicana, y la gente piensa que son hombres gays.

Con todo este testimonio de vida de Kenya Cuevas se han podido generar protocolos de integración e inclusión y con el apoyo de voluntarios es posible sacar adelante el proyecto de Casa Muñecas consolidándose como una organización que en pocos años pueda dejar de ejercer la prostitución.

19 septiembre, 2018

Una ex presidiaria y portadora de VIH decidió meterse a prostituta el mismo día que determinó su transición a mujer.

 

En la ciudad de México, exactamente en la Plaza de la Solidaridad en la Alameda Central, existía un campamento de niños en la calle, que los clientes frecuentaban porque era seguro obtener sexo de menores y Kenya Cuevas lo sabía, afirmando que no había protocolo con las autoridades como hoy día.

La primera experiencia de Cuevas fue en un hotel donde residían algunas prostitutas, y fue allí desde aquel momento cuando despertó rodeada de mujeres Trans con pelucas y decidió ser como ellas.

Con el pasar del tiempo y las vivencias, Kenya se ha convertido en una de las mayores activistas a favor de los derechos de la comunidad Trans en México, siendo el segundo país con más violencia por Transfobia, después de Brasil.

En México los transfemicidios no son tipificados por autoridades, registrándose como homicidios de hombres, y los crímenes de odio no entran en estadísticas.

El Centro de Apoyo a las identidades Trans A.C lleva registrado 33 casos de este tipo de muertes.

 

Te podría interesar: Niñas de 12 años son prostitutas en Venezuela: Jaque mate a un país lleno de oportunidades

 

La activista comenzó su reivindicación contra todos estos hechos desde el año 2016, cuando mataron a su amiga en un coche un hombre con un arma de fuego.

Cuevas fundó la Casa de Muñecas Tiresias ofreciendo servicios de Salud especializados en enfermedades de transmisión sexual (ETS) y Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (VIH) con el que ella sigue viviendo desde hace 24 años.

Además se pasean por los barrios más conflictivos donde se dan charlas para visibilizar su causa y ofrecen acompañamiento para el cambio de identidad.

Hoy día Kenya vive con miedo y siempre la acompaña un dispositivo de móvil con GPS que tiene un botón de emergencia, pues en enero del año 2017 recibió amenazas por medio de whatsapp.

A su vez, la organización tiene la responsabilidad de dar seguimiento a la dignidad Post muerte y busca la manera de realizar un entierro a los transexuales.

Su trabajo ha permitido ganarse a la gente, y en solo dos años Cuevas ha realizado el reconocimiento de 12 cuerpos mutilados.

Su vida ha sido reflejo de un terrible dolor, a los 9 años salió de su casa, y a los 12 estaba infectada de VIH. Aunado a esto, estuvo presa 10 años de su vida, aislada en un dormitorio para enfermos de VIH, sin visitas ni atenciones, y poco tiempo después fue defendiéndose ella misma sin la ayuda de ningún abogado, simplemente denunció al centro penitenciario.

Afirma que el tema de los Trans es nuevo para los políticos y la ciudadanía mexicana, y la gente piensa que son hombres gays.

Con todo este testimonio de vida de Kenya Cuevas se han podido generar protocolos de integración e inclusión y con el apoyo de voluntarios es posible sacar adelante el proyecto de Casa Muñecas consolidándose como una organización que en pocos años pueda dejar de ejercer la prostitución.

Sugerencias
¿Qué hacer cuando se sospecha de violencia de género?

Sobrevivientes de distintas partes del mundo se unieron para lanzar un decálogo que incluye varios consejos sobre cómo actuar cuando […]

Tips para publicar fotos de tus hijos en las redes sociales de forma segura

La configuración adecuada de las aplicaciones permite controlar hasta dónde llega la información publicada Según un estudio realizado por McAffee […]

Limpia tu casa rápido con estos seis trucos

No te pierdas más segundos de tu fin de semana limpiando y limpiando Limpia tu casa sin tanto problema con […]

Ocho hábitos saludables que tienen mala fama

A partir de ahora podrás adquirir estos alimentos sin sentirte mal por ello Muchas investigaciones científicas han presentado estudios acerca […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *