El único periódico de noticias solidarias y del tercer sector

¿Qué pasa con los neumáticos usados?

Son uno de los elementos más contaminantes del coche, por eso nos hemos preguntado qué pasa con los neumáticos cuando […]

Son uno de los elementos más contaminantes del coche, por eso nos hemos preguntado qué pasa con los neumáticos cuando dejamos de usarlos.

Sabemos que, por su composición, son altamente contaminantes; también hemos escuchado que se pueden reciclar y tener una segunda vida muy diferente a la primera. Pero, ¿qué se puede aprovechar realmente de los neumáticos? y ¿qué pasa con lo que no es reciclable?

Las cifras apuntan que, sólo en España, se desechan unas 200.000 toneladas de neumáticos al año. Todos proceden de talleres y Centros Autorizados de Tratamiento (los CAT).

Dependiendo del neumático, su composición será diferente pero las materias primas más habituales son negro de carbono, caucho, textil, acero, azufre, óxido de zinc y otros aditivos.

Para reducir el impacto, en España existe desde 2005 un Real Decreto sobre el tratamiento de neumáticos fuera de uso que regula la actividad de los diferentes actores implicados en este proceso.

¿Quién gestiona los neumáticos fuera de uso?

En primera instancia, los encargados de gestionar los neumáticos fuera de uso son los talleres.

Una vez sustituidas las gomas usadas por otras nuevas, usadas o recauchutadas, el taller se pone en contacto con un gestor de residuos que es el encargado de llevarlas a los Centros de Recogida y Clasificación. A día de hoy, en España hay dos gestores autorizados:

– Signus

– Tratamiento de Neumáticos Usados

Una vez recogidos, se clasifican en función de su estado:

Neumáticos de segunda mano o de ocasión: aquellos que no han superado su vida útil y pueden ser instalados en otro coche. Esta opción es legal, pero no muy recomendable desde el punto de vista de la seguridad.

– Neumáticos para recauchutar: tienen gastada la banda de rodadura, pero reúnen las características y condiciones técnicas para que puedan seguir siendo usados tras sustituir su banda de rodadura mediante un proceso de recauchutado.

Neumáticos no aptos para ninguno de los fines anteriores: estos se entregan a los Centros de Transformación para su valorización energética y/o material o a empresas que los utilizarán para aplicaciones de ingeniería civil.

Lo mismo sucede con los neumáticos procedentes de coches dados de baja. En este caso, el encargado de ponerse en contacto con los centros recogida son los desguaces.

Ecovalor: lo que pagas como conductor

Gestionar correctamente los neumáticos fuera de uso tiene un coste que asume el comprador en el precio final de las cubiertas. El precio oscila entre uno y dos euros por neumático.

Las otras vidas del neumático

Los neumáticos que, por su mal estado no pueden volver al mercado, ya sea como usados o como recauchutados, se tratan en los Centros de Transformación.

Allí son tratados y desmenuzados en componentes:

– El acero procedente de cables y mallas se separa antes del proceso de trituración, se destina a reciclaje y se utiliza como materia prima de las acerías.

– La parte textil se extrae de mallas de fibras textiles  y se depositan en vertederos.

– Los chips (trozos de neumático de 2,5 X 2,5 cm aproximadamente) son asignados a valorizaciones energéticas (incineradoras o cementeras) o materiales (arquitectura o ingeniería civil).

– La granza (gránulos de neumático de 1mm a 10 mm) se recicla y se emplea para la elaboración de pavimento para carreteras.

– El polvo de caucho, que es la fracción más fina también se recicla. También es la dañina para el ecosistema.

Estas son las vidas posteriores que tienen nuestros neumáticos si se gestionan adecuadamente. Nunca dejes un neumático sin llevar a un taller ni lo tires a la basura, campo o lo dejes en cualquier otro lugar. Estarías atentado gravemente contra nuestro entorno.

 

20 octubre, 2018

Son uno de los elementos más contaminantes del coche, por eso nos hemos preguntado qué pasa con los neumáticos cuando dejamos de usarlos.

Sabemos que, por su composición, son altamente contaminantes; también hemos escuchado que se pueden reciclar y tener una segunda vida muy diferente a la primera. Pero, ¿qué se puede aprovechar realmente de los neumáticos? y ¿qué pasa con lo que no es reciclable?

Las cifras apuntan que, sólo en España, se desechan unas 200.000 toneladas de neumáticos al año. Todos proceden de talleres y Centros Autorizados de Tratamiento (los CAT).

Dependiendo del neumático, su composición será diferente pero las materias primas más habituales son negro de carbono, caucho, textil, acero, azufre, óxido de zinc y otros aditivos.

Para reducir el impacto, en España existe desde 2005 un Real Decreto sobre el tratamiento de neumáticos fuera de uso que regula la actividad de los diferentes actores implicados en este proceso.

¿Quién gestiona los neumáticos fuera de uso?

En primera instancia, los encargados de gestionar los neumáticos fuera de uso son los talleres.

Una vez sustituidas las gomas usadas por otras nuevas, usadas o recauchutadas, el taller se pone en contacto con un gestor de residuos que es el encargado de llevarlas a los Centros de Recogida y Clasificación. A día de hoy, en España hay dos gestores autorizados:

– Signus

– Tratamiento de Neumáticos Usados

Una vez recogidos, se clasifican en función de su estado:

Neumáticos de segunda mano o de ocasión: aquellos que no han superado su vida útil y pueden ser instalados en otro coche. Esta opción es legal, pero no muy recomendable desde el punto de vista de la seguridad.

– Neumáticos para recauchutar: tienen gastada la banda de rodadura, pero reúnen las características y condiciones técnicas para que puedan seguir siendo usados tras sustituir su banda de rodadura mediante un proceso de recauchutado.

Neumáticos no aptos para ninguno de los fines anteriores: estos se entregan a los Centros de Transformación para su valorización energética y/o material o a empresas que los utilizarán para aplicaciones de ingeniería civil.

Lo mismo sucede con los neumáticos procedentes de coches dados de baja. En este caso, el encargado de ponerse en contacto con los centros recogida son los desguaces.

Ecovalor: lo que pagas como conductor

Gestionar correctamente los neumáticos fuera de uso tiene un coste que asume el comprador en el precio final de las cubiertas. El precio oscila entre uno y dos euros por neumático.

Las otras vidas del neumático

Los neumáticos que, por su mal estado no pueden volver al mercado, ya sea como usados o como recauchutados, se tratan en los Centros de Transformación.

Allí son tratados y desmenuzados en componentes:

– El acero procedente de cables y mallas se separa antes del proceso de trituración, se destina a reciclaje y se utiliza como materia prima de las acerías.

– La parte textil se extrae de mallas de fibras textiles  y se depositan en vertederos.

– Los chips (trozos de neumático de 2,5 X 2,5 cm aproximadamente) son asignados a valorizaciones energéticas (incineradoras o cementeras) o materiales (arquitectura o ingeniería civil).

– La granza (gránulos de neumático de 1mm a 10 mm) se recicla y se emplea para la elaboración de pavimento para carreteras.

– El polvo de caucho, que es la fracción más fina también se recicla. También es la dañina para el ecosistema.

Estas son las vidas posteriores que tienen nuestros neumáticos si se gestionan adecuadamente. Nunca dejes un neumático sin llevar a un taller ni lo tires a la basura, campo o lo dejes en cualquier otro lugar. Estarías atentado gravemente contra nuestro entorno.

 

Sugerencias
Lo que debes hacer y no hacer cuando tu teléfono se moja

Reacciona rápido pero con inteligencia Cuando tu teléfono se moja es normal que tu vida se venga a gris. El […]

El cambio en la alimentación es uno de los desafíos al iniciar el año

Se debe dar la bienvenida a los alimentos verdes La alimentación es uno de los deseos a mejorar en las […]

Conoce algunos consejos para conducir por carreteras con hielo

La precaución y la calma son fundamentales para evitar incidentes Conducir por carreteras con hielo requiere extrema precaución. Más cuando […]

Los botones te pueden ayudar con la coordinación de la vista y las manos

Actualmente se han puesto muy de moda las pulseras hechas con botones de nácar o de metal, según su tamaño […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *