El único periódico de noticias solidarias y del tercer sector

@

«Quiero un abuelo»: iniciativa que contacta a mayores con familias

En palabras de Leticia Jiménez, fundadora de este proyecto entre abuelos y familias, es «una ecuación en la que todos […]

En palabras de Leticia Jiménez, fundadora de este proyecto entre abuelos y familias, es «una ecuación en la que todos ganan»

Leticia Jiménez tuvo a su primogénita en La Coruña, lejos de su familia que tiene su domicilio en el sur de España.

Su hija no estaba cerca de los padres de su madre, y estos últimos no podían disfrutar todo lo que querían de la pequeña. La añoranza que embargaba a esta dama la llevó a crear la iniciativa «Quiero un abuelo», una plataforma que pone en contacto a mayores con familias con niños.

Te puede interesar: Los abuelos son los nuevos «agentes antidroga»

El diario ABC conversó con Jiménez que dio detalles de este hermoso proyecto:

¿Quiénes formaban parte del equipo cuando comenzó este proyecto?

Al principio empecé yo sola a testear si realmente lo que tenía en mente era necesario y una buena idea. Cuando empezó a registrarse más gente, esto empezó a tomar forma y el mes pasado nos constituimos como asociación sin ánimo de lucro.

Trabajadores, como tal, no hay. Tenemos el equipo informático que es externo y cuento con un par de personas que me ayudan en las tareas de forma voluntaria.

¿Cómo organiza el trabajo en su día a día?

Intento compatibilizarlo con mi papel de madre porque mis niñas son pequeñas aún. Aprovecho muchas mañanas mientras están en el cole y veo toda la gente que se ha registrado en el día, si pueden casar los unos con los otros y echo un ojo a las redes sociales, porque aunque me las llevan un par de personas me gusta revisarlas. También contesto los emails y atiendo incidencias, pues, al final, son muchas las personas que están registradas e intentas atender a todo el que tiene una cuestión.

¿Qué tipo de perfiles buscan ser parte de «Quiero un abuelo»?

Familias hay de todo tipo: monoparentales, de clase social muy alta, de clase social muy baja, extranjeros… Y es que cuando una persona se siente sola da igual la condición que ésta tenga, da igual el resto de condiciones externas a la misma. Aquello que todos buscan es un poquito de cariño, alguien que pueda estar con sus hijos y darle un poco más de amor.

Un denominador común es que muchas son familias jóvenes que se han mudado por trabajo a grandes ciudades como Madrid o Barcelona. Tengo gran número de familias que forman un núcleo familiar pequeñito allí y tienen lejos a sus padres.

99% son mujeres

Respecto a los abuelos que forman parte de esta iniciativa, el 99% son mujeres. Además, son personas muy activas porque prácticamente lo hemos movido todo a través de redes sociales.

Algunas tienen nietos, pero ya son mayores o los tienen lejos, otras no los tienen porque ni siquiera tienen hijos, o tienen los hijos mayores y están esperando que le den nietos, ya sabes que últimamente tienen los hijos más tardíos… Son personas que tienen mucho tiempo libre y a las que les gustan mucho los niños y que se preguntan: ¿por qué no puedo ejercer de abuela con una familia en este momento?

¿Buscan algún perfil concreto?

No, damos cabida a todo el mundo. Son las familias las que deciden a qué abuelos quieren conocer y siempre les recomendamos que pongan ellas dicho filtro porque, al final, se trata de personas y puede haber «feeling» con cualquier tipo de persona.

No hacemos filtro porque no estamos buscando alguien que cuide, que haga de «canguro», por así decirlo. Lo que queremos son personas con ganas de compartir su tiempo y su cariño. Por ello, nuestra recomendación es que se conozcan primero y que si de ahí surge «feeling» y hay buena relación, pues adelante, que sigan viéndose.

¿Qué proceso sigue un abuelo para encontrar un nieto? ¿Y al revés?

Primero la familia se registra en la página web mediante un sencillo formulario y después reciben un email con su perfil y usuario para poder acceder a la plataforma.

Allí pueden acceder a un buscador de abuelos y abuelas que es donde pueden ver todos los candidatos que hay a su alrededor, porque es muy importante la cercanía. Y una vez que ven sus perfiles y deciden a quienes quieren conocer les proponemos que adquieran un bono para acceder a los datos de contacto de esas personas y con el que ayudan a hacer frente a todos los gastos de la asociación.

Posteriormente, las familias llaman a ese abuelo o a esa abuela y deciden quedar con ellos en cualquier sitio. Se conocen y comienza su historia, que puede ser fructífera o no.

La iniciativa siempre es de las familias

Por otro lado, los abuelos lo único que tienen que hacer es entrar en la web, registrarse en el formulario y esperar el email con sus claves de acceso. Una vez que las tienen solo les queda esperar porque la iniciativa del contacto siempre la tienen las familias, son ellas las que deciden a quién quieren conocer y cuándo buscan hacerlo.

A los mayores que no son tan tecnológicos y que les cuesta hacerlo por internet, les damos la opción de que nos llamen por teléfono y rellenamos por ellos el formulario que se encuentra en la web para que este punto no sea una barrera para nadie.

31 julio, 2019

En palabras de Leticia Jiménez, fundadora de este proyecto entre abuelos y familias, es «una ecuación en la que todos ganan»

Leticia Jiménez tuvo a su primogénita en La Coruña, lejos de su familia que tiene su domicilio en el sur de España.

Su hija no estaba cerca de los padres de su madre, y estos últimos no podían disfrutar todo lo que querían de la pequeña. La añoranza que embargaba a esta dama la llevó a crear la iniciativa «Quiero un abuelo», una plataforma que pone en contacto a mayores con familias con niños.

Te puede interesar: Los abuelos son los nuevos «agentes antidroga»

El diario ABC conversó con Jiménez que dio detalles de este hermoso proyecto:

¿Quiénes formaban parte del equipo cuando comenzó este proyecto?

Al principio empecé yo sola a testear si realmente lo que tenía en mente era necesario y una buena idea. Cuando empezó a registrarse más gente, esto empezó a tomar forma y el mes pasado nos constituimos como asociación sin ánimo de lucro.

Trabajadores, como tal, no hay. Tenemos el equipo informático que es externo y cuento con un par de personas que me ayudan en las tareas de forma voluntaria.

¿Cómo organiza el trabajo en su día a día?

Intento compatibilizarlo con mi papel de madre porque mis niñas son pequeñas aún. Aprovecho muchas mañanas mientras están en el cole y veo toda la gente que se ha registrado en el día, si pueden casar los unos con los otros y echo un ojo a las redes sociales, porque aunque me las llevan un par de personas me gusta revisarlas. También contesto los emails y atiendo incidencias, pues, al final, son muchas las personas que están registradas e intentas atender a todo el que tiene una cuestión.

¿Qué tipo de perfiles buscan ser parte de «Quiero un abuelo»?

Familias hay de todo tipo: monoparentales, de clase social muy alta, de clase social muy baja, extranjeros… Y es que cuando una persona se siente sola da igual la condición que ésta tenga, da igual el resto de condiciones externas a la misma. Aquello que todos buscan es un poquito de cariño, alguien que pueda estar con sus hijos y darle un poco más de amor.

Un denominador común es que muchas son familias jóvenes que se han mudado por trabajo a grandes ciudades como Madrid o Barcelona. Tengo gran número de familias que forman un núcleo familiar pequeñito allí y tienen lejos a sus padres.

99% son mujeres

Respecto a los abuelos que forman parte de esta iniciativa, el 99% son mujeres. Además, son personas muy activas porque prácticamente lo hemos movido todo a través de redes sociales.

Algunas tienen nietos, pero ya son mayores o los tienen lejos, otras no los tienen porque ni siquiera tienen hijos, o tienen los hijos mayores y están esperando que le den nietos, ya sabes que últimamente tienen los hijos más tardíos… Son personas que tienen mucho tiempo libre y a las que les gustan mucho los niños y que se preguntan: ¿por qué no puedo ejercer de abuela con una familia en este momento?

¿Buscan algún perfil concreto?

No, damos cabida a todo el mundo. Son las familias las que deciden a qué abuelos quieren conocer y siempre les recomendamos que pongan ellas dicho filtro porque, al final, se trata de personas y puede haber «feeling» con cualquier tipo de persona.

No hacemos filtro porque no estamos buscando alguien que cuide, que haga de «canguro», por así decirlo. Lo que queremos son personas con ganas de compartir su tiempo y su cariño. Por ello, nuestra recomendación es que se conozcan primero y que si de ahí surge «feeling» y hay buena relación, pues adelante, que sigan viéndose.

¿Qué proceso sigue un abuelo para encontrar un nieto? ¿Y al revés?

Primero la familia se registra en la página web mediante un sencillo formulario y después reciben un email con su perfil y usuario para poder acceder a la plataforma.

Allí pueden acceder a un buscador de abuelos y abuelas que es donde pueden ver todos los candidatos que hay a su alrededor, porque es muy importante la cercanía. Y una vez que ven sus perfiles y deciden a quienes quieren conocer les proponemos que adquieran un bono para acceder a los datos de contacto de esas personas y con el que ayudan a hacer frente a todos los gastos de la asociación.

Posteriormente, las familias llaman a ese abuelo o a esa abuela y deciden quedar con ellos en cualquier sitio. Se conocen y comienza su historia, que puede ser fructífera o no.

La iniciativa siempre es de las familias

Por otro lado, los abuelos lo único que tienen que hacer es entrar en la web, registrarse en el formulario y esperar el email con sus claves de acceso. Una vez que las tienen solo les queda esperar porque la iniciativa del contacto siempre la tienen las familias, son ellas las que deciden a quién quieren conocer y cuándo buscan hacerlo.

A los mayores que no son tan tecnológicos y que les cuesta hacerlo por internet, les damos la opción de que nos llamen por teléfono y rellenamos por ellos el formulario que se encuentra en la web para que este punto no sea una barrera para nadie.

Sugerencias
¿Qué hacer para despegar a los niños de las pantallas?

Es común ver que los infantes se resistan a que los padres vean qué está haciendo, la irregularidad en el […]

Tres recetas fáciles con aguacate para las “escapadas” a la playa

Elecciones deliciosas, nutritivas y sencillas con aguacate para no permanecer en la rutina de los mismos platos de siempre Si […]

El cigarro electrónico no es seguro, de acuerdo a los neumónologos

Una de las razones de mayor peso para afirmar que el cigarro electrónico no es seguro, es que tiene la […]

Este verano te damos las claves para prevenir cistitis

Si tomas mucha agua, tratas de que la zona urogenital no esté húmeda, y evitas los jabones aromatizados, podrás prevenir […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *