El único periódico de noticias solidarias y del tercer sector

@

Sindicato Otras: reprocha feminismo burgués del gobierno de Pedro Sánchez

El Gobierno va a dar marcha atrás a la inscripción como sindicato que se formalizó a comienzos del mes de […]

El Gobierno va a dar marcha atrás a la inscripción como sindicato que se formalizó a comienzos del mes de agosto

 

La Organización de Trabajadoras Sexuales (OTRAS) critica el “feminismo burgués” por parte del Gobierno de Pedro Sánchez por querer impugnar su inscripción como sindicato.

“Es posible que algunas personas con una posición acomodada en el Gobierno enmascaren, tras la intocable tela del feminismo blanco heterosexual y burgués que demandar derechos laborales para un sector empobrecido y estigmatizado siendo una atrocidad. Para ellas sin embargo, es de plena justicia”, cuestiona el sindicato.

Asimismo, “el feminismo abolicionista esconde una moralina y un odio visceral hacia las trabajadoras sexuales que podría comprenderse si no fuera porque los derechos los merecemos todas y no solo unas cuantas privilegiadas”.

Por otro lado,al insistir que las trabajadoras sexuales merecen “los mismos derechos laborales que el resto de la sociedad española”, se preguntan “por qué se acusa a un sindicato que reclama derechos laborales para las trabajadoras sexuales de apoyar al empresariado cuando justamente los sindicatos hacen todo lo contrario”.

Es posible cuestionarse, prosiguen desde este sindicato, “a quién beneficia que las mujeres y hombres que trabajan en el sector del trabajo sexual carezcan sistemáticamente de derechos laborales”. “Un sin sentido como este que estamos sufriendo en nuestro colectivo lleva a que nos organicemos como personas adultas que somos, librepensadoras y luchadoras”, agregan.

El Gobierno va a dar marcha atrás a la inscripción como sindicato que se formalizó a comienzos del mes de agosto.

 

Te puede interesar: Las mujeres son consideradas objetos para usar y abusar en España

 

La inscripción del sindicato se produjo a través de una resolución publicada en el Boletín Oficial del Estado (BOE) el pasado 4 de agosto, sin embargo la ministra de Trabajo Magdalena Valerio admitió que le habían “colado un gol por la escuadra” y expresó su intención de declararlo nulo”, detallan. Para la organización OTRAS, los derechos laborales para sus trabajadoras “se han convertido en una utopía”.

“Crear algo de la nada, abriendo camino, es siempre complicado y requiere audacia y falta de consciencia, pero la situación de las trabajadoras sexuales en este país ha hecho tomar la determinación dela vía legal, organizando sindicalmente”, han indicado.

Por su parte, desde la Dirección General de Trabajo han insistido en que “la prostitución no es legal en España y este Gobierno no puede admitir que bajo el subterfugio de un ‘sindicato’ de trabajadores y trabajadoras del sexo haya cabida a la prostitución”.

Además, han explicado que “el registro efectuado ante la Dirección General de Trabajo de este Ministerio se produjo como un mero acto administrativo, y no contiene errores de forma, pero sí de fondo para un Gobierno feminista y que tiene como eje central de sus políticas la igualdad entre hombres y mujeres”.

Tras la polémica, las promotoras del sindicato han recibido muchas muestras de apoyo, entre ellas, concejales barceloneses del equipo de gobierno Jaume Asens y Laura Pérez, que han defendido que “la prostitución no es legal, pero tampoco es ilegal” y han puesto como ejemplo que “los manteros, en una actividad que sí es ilegal, tienen un sindicato que ni el PP se atrevió a ilegalizar”.

2 septiembre, 2018

El Gobierno va a dar marcha atrás a la inscripción como sindicato que se formalizó a comienzos del mes de agosto

 

La Organización de Trabajadoras Sexuales (OTRAS) critica el “feminismo burgués” por parte del Gobierno de Pedro Sánchez por querer impugnar su inscripción como sindicato.

“Es posible que algunas personas con una posición acomodada en el Gobierno enmascaren, tras la intocable tela del feminismo blanco heterosexual y burgués que demandar derechos laborales para un sector empobrecido y estigmatizado siendo una atrocidad. Para ellas sin embargo, es de plena justicia”, cuestiona el sindicato.

Asimismo, “el feminismo abolicionista esconde una moralina y un odio visceral hacia las trabajadoras sexuales que podría comprenderse si no fuera porque los derechos los merecemos todas y no solo unas cuantas privilegiadas”.

Por otro lado,al insistir que las trabajadoras sexuales merecen “los mismos derechos laborales que el resto de la sociedad española”, se preguntan “por qué se acusa a un sindicato que reclama derechos laborales para las trabajadoras sexuales de apoyar al empresariado cuando justamente los sindicatos hacen todo lo contrario”.

Es posible cuestionarse, prosiguen desde este sindicato, “a quién beneficia que las mujeres y hombres que trabajan en el sector del trabajo sexual carezcan sistemáticamente de derechos laborales”. “Un sin sentido como este que estamos sufriendo en nuestro colectivo lleva a que nos organicemos como personas adultas que somos, librepensadoras y luchadoras”, agregan.

El Gobierno va a dar marcha atrás a la inscripción como sindicato que se formalizó a comienzos del mes de agosto.

 

Te puede interesar: Las mujeres son consideradas objetos para usar y abusar en España

 

La inscripción del sindicato se produjo a través de una resolución publicada en el Boletín Oficial del Estado (BOE) el pasado 4 de agosto, sin embargo la ministra de Trabajo Magdalena Valerio admitió que le habían “colado un gol por la escuadra” y expresó su intención de declararlo nulo”, detallan. Para la organización OTRAS, los derechos laborales para sus trabajadoras “se han convertido en una utopía”.

“Crear algo de la nada, abriendo camino, es siempre complicado y requiere audacia y falta de consciencia, pero la situación de las trabajadoras sexuales en este país ha hecho tomar la determinación dela vía legal, organizando sindicalmente”, han indicado.

Por su parte, desde la Dirección General de Trabajo han insistido en que “la prostitución no es legal en España y este Gobierno no puede admitir que bajo el subterfugio de un ‘sindicato’ de trabajadores y trabajadoras del sexo haya cabida a la prostitución”.

Además, han explicado que “el registro efectuado ante la Dirección General de Trabajo de este Ministerio se produjo como un mero acto administrativo, y no contiene errores de forma, pero sí de fondo para un Gobierno feminista y que tiene como eje central de sus políticas la igualdad entre hombres y mujeres”.

Tras la polémica, las promotoras del sindicato han recibido muchas muestras de apoyo, entre ellas, concejales barceloneses del equipo de gobierno Jaume Asens y Laura Pérez, que han defendido que “la prostitución no es legal, pero tampoco es ilegal” y han puesto como ejemplo que “los manteros, en una actividad que sí es ilegal, tienen un sindicato que ni el PP se atrevió a ilegalizar”.

Sugerencias
¿Qué hacer para despegar a los niños de las pantallas?

Es común ver que los infantes se resistan a que los padres vean qué está haciendo, la irregularidad en el […]

Tres recetas fáciles con aguacate para las “escapadas” a la playa

Elecciones deliciosas, nutritivas y sencillas con aguacate para no permanecer en la rutina de los mismos platos de siempre Si […]

El cigarro electrónico no es seguro, de acuerdo a los neumónologos

Una de las razones de mayor peso para afirmar que el cigarro electrónico no es seguro, es que tiene la […]

Este verano te damos las claves para prevenir cistitis

Si tomas mucha agua, tratas de que la zona urogenital no esté húmeda, y evitas los jabones aromatizados, podrás prevenir […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *