El único periódico de noticias solidarias y del tercer sector

Teo, el joven de 385 kilos que sobrepasó las capacidades del sistema de salud

El joven con obesidad mórbida fue llevado a su casa en un camión   Teófilo Rodríguez es un joven de […]

El joven con obesidad mórbida fue llevado a su casa en un camión

 

Teófilo Rodríguez es un joven de 34 años que sufre de obesidad desde sus nueve años por un problema de tiroides. Actualmente no puede moverse sin ayuda debido a los 385 kilos que lleva sobre sus pies. Depende totalmente de sus madre, su cuñada, una prima y su hermana, quienes, como el resto de la familia y parte de la comunidad se sienten indignadas porque Teo no ha recibido la atención que requiere por un problema respiratorio recurrente. En cambio, ha protagonizado escenas vergonzosas que dejan en evidencia las carencias existentes en el sistema de salud español que no cuenta con las herramientas ni el personal para atender a un persona obesa.

La noche del pasado martes, Teo reingresó por segunda vez en menos de 24 horas a la sala de Observación en el Hospital de Manises (Valencia) por una insuficiencia respiratoria. En la tarde de ese mismo día había sido llevado a su domicilio en Turís en un camión porque el hospital no tiene camillas que resistan su peso ni ambulancias con la capacidad que el joven requiere. En este sentido, el personal del hospital recomienda que Teo permanezca en casa, pues según los médicos no hay una razón objetiva para que permanezca recluido. Cabe destacar que en menos de un mes, el joven ha ingresado tres veces.

Esto ha motivado a que la familia presente una denuncia contra el centro y la Conselleria de Sanidad. Rechazan que el traslado se realizara en las mencionadas condiciones. Su hermana confirmó a los medios de comunicación que Teo era transportado a casa en un camión de mercancías.

Mientras tanto, fuentes de Sanidad responden que todo se hizo con la mayor seguridad. Detallan que que tramitaron la solicitud de un transporte sanitario con el Centro de Información y Coordinación de Urgencias (CICU) que a su vez se comunicaron con los Bomberos, Policía Local y Guardia Civil.

El problema salió a flote: en España, las ambulancia bariátricas admiten un peso máximo de 318 kilos. Teo supera por mucho esa cantidad por lo que el traslado se hizo en un camión no apto para la atención médica y sin ventilación, bajo la coordinación de personal de salud y los bomberos.

Con sus propias palabras, el joven denunció la situación: “Me han traído en un camión sin aire acondicionado ni nada. Tengo un calor que me muero. No veo justo no poder ir en una camilla como cualquier ciudadano”. Al llegar a Turís, su familia protestó por la falta de una camilla con la capacidad necesaria. “Lo han tratado como un animal, en un camión sin ventilación pese a los problemas respiratorios que tiene” reclamó su hermana.

La excepcional situación ha despertado preocupación en el Ayuntamiento de Turís que maneja la posibilidad de que Servicios Sociales intervengan en el caso. Hoy Teo permanece en el centro hospitalario a la espera de una decisión por parte de los médicos que estudian el caso.

Falta de atención

Además de un traslado indebido e improvisado, la familia del joven denunció que el cuerpo de Teo no recibió el tratamiento necesario. Señalaron que su piel está llena de úlceras por falta de atención. “Al final le pusieron un colchón especial para las llagas, pero hasta ahora no se las habían limpiado ni tampoco le habían cambiado ya que la cama está mojada porque pierde orina”, explicaba su hermana.

Para poder llevar a Teo al hospital en la primera oportunidad, los bomberos tuvieron que tirar la pared de su casa. Tres camiones y dos patrullas de la Policía Local unieron esfuerzos para moverlo. El joven pasaba la mayor parte del tiempo semiincosciente y durmiendo. La familia dijo indignada que “Nos dijeron que nos hiciéramos a la idea de que se iba a morir”. Insisten en que lo han abandonado por completo.

Te podría interesar: La obesidad: un enemigo para el corazón

Derecho fundamental

Para muchos que han seguido el caso del joven, que hasta hace poco tiempo, podía hacer todo de manera independiente, lo que sucede raya en una falta grave de humanidad. Tal como lo expresa Carmen Flores, defensora del Paciente, en un documento enviado al presidente de la Generalitat, Ximo Puig, a la ministra de Sanidad, Carmen Montón, y a la consellera Ana Barceló. Censuró la “desvergüenza política y la falta de respeto de humanidad” demostrada por las autoridades sanitarias por el traslado en un camión y sin el consentimiento de su familia. Rechazó las condiciones del traslado de un paciente como “si se tratara de un fardo, a una casa sin medios médicos ni técnicos”.

Destacó que se requiere más humanidad y sobre todo respeto a los derechos humanos. Hizo un llamado a los políticos, quienes deben cuidar a los que necesitan más ayuda.

Reiteró que Teo no se le puede dar asistencia a domicilio porque la familia no cuenta con las herramientas ni fuerzas para cargar con la responsabilidad. Desde su óptica, es responsabilidad del Estado responder a las necesidades del joven como parte de su derecho fundamental a la salud.

17 agosto, 2018

El joven con obesidad mórbida fue llevado a su casa en un camión

 

Teófilo Rodríguez es un joven de 34 años que sufre de obesidad desde sus nueve años por un problema de tiroides. Actualmente no puede moverse sin ayuda debido a los 385 kilos que lleva sobre sus pies. Depende totalmente de sus madre, su cuñada, una prima y su hermana, quienes, como el resto de la familia y parte de la comunidad se sienten indignadas porque Teo no ha recibido la atención que requiere por un problema respiratorio recurrente. En cambio, ha protagonizado escenas vergonzosas que dejan en evidencia las carencias existentes en el sistema de salud español que no cuenta con las herramientas ni el personal para atender a un persona obesa.

La noche del pasado martes, Teo reingresó por segunda vez en menos de 24 horas a la sala de Observación en el Hospital de Manises (Valencia) por una insuficiencia respiratoria. En la tarde de ese mismo día había sido llevado a su domicilio en Turís en un camión porque el hospital no tiene camillas que resistan su peso ni ambulancias con la capacidad que el joven requiere. En este sentido, el personal del hospital recomienda que Teo permanezca en casa, pues según los médicos no hay una razón objetiva para que permanezca recluido. Cabe destacar que en menos de un mes, el joven ha ingresado tres veces.

Esto ha motivado a que la familia presente una denuncia contra el centro y la Conselleria de Sanidad. Rechazan que el traslado se realizara en las mencionadas condiciones. Su hermana confirmó a los medios de comunicación que Teo era transportado a casa en un camión de mercancías.

Mientras tanto, fuentes de Sanidad responden que todo se hizo con la mayor seguridad. Detallan que que tramitaron la solicitud de un transporte sanitario con el Centro de Información y Coordinación de Urgencias (CICU) que a su vez se comunicaron con los Bomberos, Policía Local y Guardia Civil.

El problema salió a flote: en España, las ambulancia bariátricas admiten un peso máximo de 318 kilos. Teo supera por mucho esa cantidad por lo que el traslado se hizo en un camión no apto para la atención médica y sin ventilación, bajo la coordinación de personal de salud y los bomberos.

Con sus propias palabras, el joven denunció la situación: “Me han traído en un camión sin aire acondicionado ni nada. Tengo un calor que me muero. No veo justo no poder ir en una camilla como cualquier ciudadano”. Al llegar a Turís, su familia protestó por la falta de una camilla con la capacidad necesaria. “Lo han tratado como un animal, en un camión sin ventilación pese a los problemas respiratorios que tiene” reclamó su hermana.

La excepcional situación ha despertado preocupación en el Ayuntamiento de Turís que maneja la posibilidad de que Servicios Sociales intervengan en el caso. Hoy Teo permanece en el centro hospitalario a la espera de una decisión por parte de los médicos que estudian el caso.

Falta de atención

Además de un traslado indebido e improvisado, la familia del joven denunció que el cuerpo de Teo no recibió el tratamiento necesario. Señalaron que su piel está llena de úlceras por falta de atención. “Al final le pusieron un colchón especial para las llagas, pero hasta ahora no se las habían limpiado ni tampoco le habían cambiado ya que la cama está mojada porque pierde orina”, explicaba su hermana.

Para poder llevar a Teo al hospital en la primera oportunidad, los bomberos tuvieron que tirar la pared de su casa. Tres camiones y dos patrullas de la Policía Local unieron esfuerzos para moverlo. El joven pasaba la mayor parte del tiempo semiincosciente y durmiendo. La familia dijo indignada que “Nos dijeron que nos hiciéramos a la idea de que se iba a morir”. Insisten en que lo han abandonado por completo.

Te podría interesar: La obesidad: un enemigo para el corazón

Derecho fundamental

Para muchos que han seguido el caso del joven, que hasta hace poco tiempo, podía hacer todo de manera independiente, lo que sucede raya en una falta grave de humanidad. Tal como lo expresa Carmen Flores, defensora del Paciente, en un documento enviado al presidente de la Generalitat, Ximo Puig, a la ministra de Sanidad, Carmen Montón, y a la consellera Ana Barceló. Censuró la “desvergüenza política y la falta de respeto de humanidad” demostrada por las autoridades sanitarias por el traslado en un camión y sin el consentimiento de su familia. Rechazó las condiciones del traslado de un paciente como “si se tratara de un fardo, a una casa sin medios médicos ni técnicos”.

Destacó que se requiere más humanidad y sobre todo respeto a los derechos humanos. Hizo un llamado a los políticos, quienes deben cuidar a los que necesitan más ayuda.

Reiteró que Teo no se le puede dar asistencia a domicilio porque la familia no cuenta con las herramientas ni fuerzas para cargar con la responsabilidad. Desde su óptica, es responsabilidad del Estado responder a las necesidades del joven como parte de su derecho fundamental a la salud.

Sugerencias
Lo que debes hacer y no hacer cuando tu teléfono se moja

Reacciona rápido pero con inteligencia Cuando tu teléfono se moja es normal que tu vida se venga a gris. El […]

El cambio en la alimentación es uno de los desafíos al iniciar el año

Se debe dar la bienvenida a los alimentos verdes La alimentación es uno de los deseos a mejorar en las […]

Conoce algunos consejos para conducir por carreteras con hielo

La precaución y la calma son fundamentales para evitar incidentes Conducir por carreteras con hielo requiere extrema precaución. Más cuando […]

Los botones te pueden ayudar con la coordinación de la vista y las manos

Actualmente se han puesto muy de moda las pulseras hechas con botones de nácar o de metal, según su tamaño […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *