El único periódico de noticias solidarias y del tercer sector

@

¿Una vejez inolvidable? Ya hay recetas para eso

Para vencer la connotación negativa de la vejez surge «Recetas para no olvidar», la iniciativa es de la Fundación Juan […]

Para vencer la connotación negativa de la vejez surge «Recetas para no olvidar», la iniciativa es de la Fundación Juan Cruzado-Vértice Salud

El libro de recetas agrupa los pasos a seguir para la elaboración de una veintena de platos fáciles de preparar y tradicionales, que fueron ideados por los adultos mayores de un centro de tercera edad en Málaga dentro de un programa para el envejecimiento activo y la prevención de enfermedades cognitivas, como el Alzheimer

“El recetario, que Efe pudo leer, incluye dedicaciones de los mayores en cada receta, entre las que destacan los mejillones al estragón de María Sol Calvo -dedicados a la terapeuta ocupacional Rocío Rosas-, el gazpachuelo de Isabel Belmonte -que se lo dedica a sí misma además de a su familia- o la torta de aceite de Elena Benaches, que la hacía para su nieto Nicolás, alérgico al huevo”, detalló el portal de noticias ABC.

Te puede interesar: Cruz Roja y su campaña en contra del maltrato a las personas mayores

«Recetas para no olvidar», fue realizada por la Fundación Juan Cruzado-Vértice Salud contó con la colaboración de Campofrío, y el objetivo es también hacer llegar este libro gastronómico a otros centros de tercera edad.

Además del recetario, el libro explica detalladamente los objetivos del proyecto, su metodología y ejemplos de algunas sesiones prácticas para poner en marcha esta iniciativa, en la que también participaron los cocineros profesionales Sergio del Río, Ignacio Carmona y Luis Manuel Cordón, que enseñaron a los mayores cómo hacer platos sencillos.

Un libro de recetas de desarrollo de habilidades

La directora de la Fundación Juan Cruzado-Vértice Salud, Tania Cañas, aseguró que el objetivo final de estas actividades es «ya no tanto atender a la dependencia, sino prevenirla y promover el envejecimiento activo» de estos mayores, que son «la razón y el motor de todas las iniciativas».

Uno de los aspectos que resaltó Cañas en el proceso de elaboración del libro de recetas es el hecho de las capacidades que, además de la estimulación cognitiva, se pudo trabajar gracias a este proyecto; como el cálculo, el lenguaje, la memoria, la socialización o la relación con el entorno, debido a que en el programa participaron personas de varios centros de salud diferentes.

«Intentamos trabajar tanto a nivel físico como cognitivo todos los días, pero trabajarlo a través de la cocina tradicional, donde sobre todo ellas se sienten comodísimas y van por encima de ti, era una manera muy fácil de trabajar con ellos lo que queríamos y que les gustara», indicó la directora de esta fundación.

José Antonio Ortuño, director de responsabilidad social y corporativa de Campofrío, fue enfático en la importancia de la transmisión del conocimiento generado a otros centros y agradeció la excelente relación con la fundación.

«Tenemos que hacer algo para intentar romper las connotaciones negativas que tiene la tercera edad», apostilló Ortuño.

Asimismo, aprovechó a ocasión para destacar que desde su entidad buscan combatir contra la brecha generacional digital, los deterioros cognitivos o el párkinson, así como otros problemas de esta índole.

14 julio, 2019

Para vencer la connotación negativa de la vejez surge «Recetas para no olvidar», la iniciativa es de la Fundación Juan Cruzado-Vértice Salud

El libro de recetas agrupa los pasos a seguir para la elaboración de una veintena de platos fáciles de preparar y tradicionales, que fueron ideados por los adultos mayores de un centro de tercera edad en Málaga dentro de un programa para el envejecimiento activo y la prevención de enfermedades cognitivas, como el Alzheimer

“El recetario, que Efe pudo leer, incluye dedicaciones de los mayores en cada receta, entre las que destacan los mejillones al estragón de María Sol Calvo -dedicados a la terapeuta ocupacional Rocío Rosas-, el gazpachuelo de Isabel Belmonte -que se lo dedica a sí misma además de a su familia- o la torta de aceite de Elena Benaches, que la hacía para su nieto Nicolás, alérgico al huevo”, detalló el portal de noticias ABC.

Te puede interesar: Cruz Roja y su campaña en contra del maltrato a las personas mayores

«Recetas para no olvidar», fue realizada por la Fundación Juan Cruzado-Vértice Salud contó con la colaboración de Campofrío, y el objetivo es también hacer llegar este libro gastronómico a otros centros de tercera edad.

Además del recetario, el libro explica detalladamente los objetivos del proyecto, su metodología y ejemplos de algunas sesiones prácticas para poner en marcha esta iniciativa, en la que también participaron los cocineros profesionales Sergio del Río, Ignacio Carmona y Luis Manuel Cordón, que enseñaron a los mayores cómo hacer platos sencillos.

Un libro de recetas de desarrollo de habilidades

La directora de la Fundación Juan Cruzado-Vértice Salud, Tania Cañas, aseguró que el objetivo final de estas actividades es «ya no tanto atender a la dependencia, sino prevenirla y promover el envejecimiento activo» de estos mayores, que son «la razón y el motor de todas las iniciativas».

Uno de los aspectos que resaltó Cañas en el proceso de elaboración del libro de recetas es el hecho de las capacidades que, además de la estimulación cognitiva, se pudo trabajar gracias a este proyecto; como el cálculo, el lenguaje, la memoria, la socialización o la relación con el entorno, debido a que en el programa participaron personas de varios centros de salud diferentes.

«Intentamos trabajar tanto a nivel físico como cognitivo todos los días, pero trabajarlo a través de la cocina tradicional, donde sobre todo ellas se sienten comodísimas y van por encima de ti, era una manera muy fácil de trabajar con ellos lo que queríamos y que les gustara», indicó la directora de esta fundación.

José Antonio Ortuño, director de responsabilidad social y corporativa de Campofrío, fue enfático en la importancia de la transmisión del conocimiento generado a otros centros y agradeció la excelente relación con la fundación.

«Tenemos que hacer algo para intentar romper las connotaciones negativas que tiene la tercera edad», apostilló Ortuño.

Asimismo, aprovechó a ocasión para destacar que desde su entidad buscan combatir contra la brecha generacional digital, los deterioros cognitivos o el párkinson, así como otros problemas de esta índole.

Sugerencias
¿Qué hacer para despegar a los niños de las pantallas?

Es común ver que los infantes se resistan a que los padres vean qué está haciendo, la irregularidad en el […]

Tres recetas fáciles con aguacate para las “escapadas” a la playa

Elecciones deliciosas, nutritivas y sencillas con aguacate para no permanecer en la rutina de los mismos platos de siempre Si […]

El cigarro electrónico no es seguro, de acuerdo a los neumónologos

Una de las razones de mayor peso para afirmar que el cigarro electrónico no es seguro, es que tiene la […]

Este verano te damos las claves para prevenir cistitis

Si tomas mucha agua, tratas de que la zona urogenital no esté húmeda, y evitas los jabones aromatizados, podrás prevenir […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *