El único periódico de noticias solidarias y del tercer sector

UNICEF: Madres en países con ingresos bajos amamantan más que las que viven en países desarrollados

Solo el 40 % de los niños menores de seis meses se alimenta únicamente de leche materna   El Fondo […]

Solo el 40 % de los niños menores de seis meses se alimenta únicamente de leche materna

 

El Fondo de las Naciones Unidas para la infancia o Unicef ha revelado recientemente un dato interesante y que se presta para un amplio análisis sobre el uso de métodos saludables en la crianza y crecimiento de los niños. Las madres que viven en países más desarrollados dan leche materna mucho menos que aquellas que viven en naciones con menos recursos y carencias como la de falta de agua potable.

 

De acuerdo al informe, cada año cada año 7,6 millones de niños no se benefician del amamantamiento.   Se estima que el 21 % de los bebés de los países de altos ingresos nunca han recibido leche materna. En los países de ingresos bajos y medios, la tasa es del 4 %.

 

En este sentido, es mucho más probable que los bebés reciban leche materna, al menos una vez, en países como Bhután (99 %), Madagascar (99 %) y Perú (99 %) que en países como Irlanda (55 %), Estados Unidos (74 %) o España (77 %).

 

Victor Aguayo, responsable del programa de nutrición de UNICEF, expone que lo que ocurre es que a medida que los países se van industrializando, las mujeres se van incorporando al mercado de trabajo. Además, las familias son cada vez más pequeñas y no hay una red de apoyo a la mujer y a la familia. Algunos hogares deciden no amamantar a sus niños”.

 

En cambio, en los países en vías de desarrollo, las madres más pobres usan el recurso natural de la leche materna por más tiempo. “Las clases sociales con mayores rentas tienden a emular los hábitos de los países industrializados y vemos que hay madres que eligen no amamantar a sus hijos sobre todo entre los estratos más ricos”, dice Aguayo.  En América Latina y el Caribe, las tasas de lactancia materna de los bebés a los 2 años en las familias más pobres es casi el doble que los de las familias más ricas.

 

Se ha determinado que en los hogares de ingresos muy bajos, comprar leche artificial a menudo no es ni siquiera una opción, pero UNICEF cree que esto tiene más ventajas que inconvenientes, sobre todo en lugares donde el agua puede estar contaminada o no se pueden esterilizar bien los biberones y tetinas.

 

Te podría interesar: Unicef y OMS apuestan por la lactancia materna con una guía práctica

 

Más natural, más sano

En entornos en los que la infección y la contaminación son muy elevados, la lactancia materna es una práctica muy positiva tanto para el niño como la madre. Víctor Aguayo explica que “la leche materna está diseñada específicamente para cada niño, no hay dos leches maternas iguales. No solo es todo el alimento que el niño necesita, sino un líquido milagroso que protege al niño o la niña contra infecciones porque refuerza el sistema inmunológico”.

 

No obstante, en países industrializados ocurre algo no tan positivo y es que las mujeres de bajos recursos tienen menos posibilidades de dar pecho porque no disponene de leyes que le permitan ceder tiempo a esta práctica.

 

Por lo tanto, la UNICEF, la Organización Mundial de la Salud OMS y el colectivo Mundial para la Lactancia Materna han concluido que ningún país en el mundo cumple plenamente las normas recomendadas para la lactancia materna. Estas organizaciones encontraron que solo el 40 % de los niños menores de seis meses se alimenta únicamente de leche materna y solo 23 países registran índices exclusivos de lactancia materna por encima del 60 %. Entre esos países, únicamente hay dos latinoamericanos, Bolivia y Perú, y ningún europeo.

11 mayo, 2018
Solo el 40 % de los niños menores de seis meses se alimenta únicamente de leche materna

 

El Fondo de las Naciones Unidas para la infancia o Unicef ha revelado recientemente un dato interesante y que se presta para un amplio análisis sobre el uso de métodos saludables en la crianza y crecimiento de los niños. Las madres que viven en países más desarrollados dan leche materna mucho menos que aquellas que viven en naciones con menos recursos y carencias como la de falta de agua potable.

 

De acuerdo al informe, cada año cada año 7,6 millones de niños no se benefician del amamantamiento.   Se estima que el 21 % de los bebés de los países de altos ingresos nunca han recibido leche materna. En los países de ingresos bajos y medios, la tasa es del 4 %.

 

En este sentido, es mucho más probable que los bebés reciban leche materna, al menos una vez, en países como Bhután (99 %), Madagascar (99 %) y Perú (99 %) que en países como Irlanda (55 %), Estados Unidos (74 %) o España (77 %).

 

Victor Aguayo, responsable del programa de nutrición de UNICEF, expone que lo que ocurre es que a medida que los países se van industrializando, las mujeres se van incorporando al mercado de trabajo. Además, las familias son cada vez más pequeñas y no hay una red de apoyo a la mujer y a la familia. Algunos hogares deciden no amamantar a sus niños”.

 

En cambio, en los países en vías de desarrollo, las madres más pobres usan el recurso natural de la leche materna por más tiempo. “Las clases sociales con mayores rentas tienden a emular los hábitos de los países industrializados y vemos que hay madres que eligen no amamantar a sus hijos sobre todo entre los estratos más ricos”, dice Aguayo.  En América Latina y el Caribe, las tasas de lactancia materna de los bebés a los 2 años en las familias más pobres es casi el doble que los de las familias más ricas.

 

Se ha determinado que en los hogares de ingresos muy bajos, comprar leche artificial a menudo no es ni siquiera una opción, pero UNICEF cree que esto tiene más ventajas que inconvenientes, sobre todo en lugares donde el agua puede estar contaminada o no se pueden esterilizar bien los biberones y tetinas.

 

Te podría interesar: Unicef y OMS apuestan por la lactancia materna con una guía práctica

 

Más natural, más sano

En entornos en los que la infección y la contaminación son muy elevados, la lactancia materna es una práctica muy positiva tanto para el niño como la madre. Víctor Aguayo explica que “la leche materna está diseñada específicamente para cada niño, no hay dos leches maternas iguales. No solo es todo el alimento que el niño necesita, sino un líquido milagroso que protege al niño o la niña contra infecciones porque refuerza el sistema inmunológico”.

 

No obstante, en países industrializados ocurre algo no tan positivo y es que las mujeres de bajos recursos tienen menos posibilidades de dar pecho porque no disponene de leyes que le permitan ceder tiempo a esta práctica.

 

Por lo tanto, la UNICEF, la Organización Mundial de la Salud OMS y el colectivo Mundial para la Lactancia Materna han concluido que ningún país en el mundo cumple plenamente las normas recomendadas para la lactancia materna. Estas organizaciones encontraron que solo el 40 % de los niños menores de seis meses se alimenta únicamente de leche materna y solo 23 países registran índices exclusivos de lactancia materna por encima del 60 %. Entre esos países, únicamente hay dos latinoamericanos, Bolivia y Perú, y ningún europeo.

Sugerencias
Lo que debes hacer y no hacer cuando tu teléfono se moja

Reacciona rápido pero con inteligencia Cuando tu teléfono se moja es normal que tu vida se venga a gris. El […]

El cambio en la alimentación es uno de los desafíos al iniciar el año

Se debe dar la bienvenida a los alimentos verdes La alimentación es uno de los deseos a mejorar en las […]

Conoce algunos consejos para conducir por carreteras con hielo

La precaución y la calma son fundamentales para evitar incidentes Conducir por carreteras con hielo requiere extrema precaución. Más cuando […]

Los botones te pueden ayudar con la coordinación de la vista y las manos

Actualmente se han puesto muy de moda las pulseras hechas con botones de nácar o de metal, según su tamaño […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *