El único periódico de noticias solidarias y del tercer sector

@

Volunturismo, una manera solidaria de viajar

El denominado voluntariado vacacional o ‘volunturismo’ es una tendencia en alza que permite conocer un nuevo destino de manera sostenible y llenarse […]

El denominado voluntariado vacacional o ‘volunturismo’ es una tendencia en alza que permite conocer un nuevo destino de manera sostenible y llenarse de su cultura

No son pocos los españoles que se cuestionan cómo pasar el período vacacional y en qué invertir sus dos o tres semanas libres de trabajo o estudio. Algunos no saben que existe el volunturismo.

¿Turismo? O ¿Voluntariado? Con el dilema entre viajar o apuntarse a un programa solidario, muchos resuelven combinar estas dos pasiones.

“El denominado voluntariado vacacional o ‘volunturismo’ es una tendencia en alza que permite conocer un nuevo destino de manera sostenible, empaparse de su cultura y disfrutar de la hospitalidad de su gente, al tiempo que se contribuye a su desarrollo y conservación”, detalló el portal web Lne.es.

Te puede interesar: 182 familias de Mallorca beneficiadas con el programa de voluntariado energético de Endesa y Cruz Roja

“Crees que vas a ayudar y al final son ellos los que te ayudan a ti”

De acuerdo a la Plataforma del Voluntariado de España, unos 2,5 millones de españoles son voluntarios. Para ser solidarios no hace falta viajar hasta el otro extremo del mundo, sino que a nuestro alrededor hay numerosas asociaciones sin ánimo de lucro en las que echar una mano.

No obstante, llega un momento en que algunas de estas personas, solidarias y viajeras, deciden dar un paso más: se suben a un avión dispuestos a poner su tiempo y recursos al servicio de organizaciones que operan más allá de nuestras fronteras.

Ese fue el caso de Julio S., director comercial de una empresa tecnológica, que pasados unos años viajó junto a su novia a Meki, un pequeño territorio situada a 130 kilómetros al sur de Addis Abeba, la capital de Etiopía.

“Habíamos colaborado con diferentes ONG aquí, vivido otras experiencias solidarias, donado dinero, etc. pero queríamos salir de nuestra vorágine de vida y ayudar de una manera distinta durante las tres semanas de vacaciones”, explicó.

¿En qué ayudan los viajes solidarios?

De acuerdo al mencionado portal, hacer un viaje solidario es una experiencia enriquecedora y única, que permite:

  1. Descubrir nuevos lugares, realidades y culturas a través de un ejercicio de inmersión total.
  2. No ser meros espectadores de la realidad del lugar al que se llega. No se trata solo de visitar una ONG y conocer su labor, sino que un viaje solidario pasa por involucrarse de alguna manera que resulte beneficiosa para la población local.
  3. Ayudar a las ONG a ser autosostenibles y seguir operando en el terreno.
  4. Practicar un turismo responsable que minimiza el impacto negativo en el entorno.
  5. Conocer a personas afines e inspiradoras. Personas con las cuales compartir tiempo, valores e intereses.
  6. Incorporar nuevos valores, mejorar el nivel de empatía (capacidad para ponerse en los ‘zapatos del otro’) y la tolerancia a las diferencias.
  7. Vivir una experiencia gratificante que perdura para siempre en la memoria.

Julio confiesa que “es normal tener miedo o sentirse inseguro. ¿Viajar a un país como Etiopía, India, Kenia o Perú y colaborar con una ONG? Lanzarse a ello es 100% recomendable. En experiencias como esta, uno regresa con la mochila cargada de mucho más cariño del que ha podido dar, concluyó.

19 junio, 2019

El denominado voluntariado vacacional o ‘volunturismo’ es una tendencia en alza que permite conocer un nuevo destino de manera sostenible y llenarse de su cultura

No son pocos los españoles que se cuestionan cómo pasar el período vacacional y en qué invertir sus dos o tres semanas libres de trabajo o estudio. Algunos no saben que existe el volunturismo.

¿Turismo? O ¿Voluntariado? Con el dilema entre viajar o apuntarse a un programa solidario, muchos resuelven combinar estas dos pasiones.

“El denominado voluntariado vacacional o ‘volunturismo’ es una tendencia en alza que permite conocer un nuevo destino de manera sostenible, empaparse de su cultura y disfrutar de la hospitalidad de su gente, al tiempo que se contribuye a su desarrollo y conservación”, detalló el portal web Lne.es.

Te puede interesar: 182 familias de Mallorca beneficiadas con el programa de voluntariado energético de Endesa y Cruz Roja

“Crees que vas a ayudar y al final son ellos los que te ayudan a ti”

De acuerdo a la Plataforma del Voluntariado de España, unos 2,5 millones de españoles son voluntarios. Para ser solidarios no hace falta viajar hasta el otro extremo del mundo, sino que a nuestro alrededor hay numerosas asociaciones sin ánimo de lucro en las que echar una mano.

No obstante, llega un momento en que algunas de estas personas, solidarias y viajeras, deciden dar un paso más: se suben a un avión dispuestos a poner su tiempo y recursos al servicio de organizaciones que operan más allá de nuestras fronteras.

Ese fue el caso de Julio S., director comercial de una empresa tecnológica, que pasados unos años viajó junto a su novia a Meki, un pequeño territorio situada a 130 kilómetros al sur de Addis Abeba, la capital de Etiopía.

“Habíamos colaborado con diferentes ONG aquí, vivido otras experiencias solidarias, donado dinero, etc. pero queríamos salir de nuestra vorágine de vida y ayudar de una manera distinta durante las tres semanas de vacaciones”, explicó.

¿En qué ayudan los viajes solidarios?

De acuerdo al mencionado portal, hacer un viaje solidario es una experiencia enriquecedora y única, que permite:

  1. Descubrir nuevos lugares, realidades y culturas a través de un ejercicio de inmersión total.
  2. No ser meros espectadores de la realidad del lugar al que se llega. No se trata solo de visitar una ONG y conocer su labor, sino que un viaje solidario pasa por involucrarse de alguna manera que resulte beneficiosa para la población local.
  3. Ayudar a las ONG a ser autosostenibles y seguir operando en el terreno.
  4. Practicar un turismo responsable que minimiza el impacto negativo en el entorno.
  5. Conocer a personas afines e inspiradoras. Personas con las cuales compartir tiempo, valores e intereses.
  6. Incorporar nuevos valores, mejorar el nivel de empatía (capacidad para ponerse en los ‘zapatos del otro’) y la tolerancia a las diferencias.
  7. Vivir una experiencia gratificante que perdura para siempre en la memoria.

Julio confiesa que “es normal tener miedo o sentirse inseguro. ¿Viajar a un país como Etiopía, India, Kenia o Perú y colaborar con una ONG? Lanzarse a ello es 100% recomendable. En experiencias como esta, uno regresa con la mochila cargada de mucho más cariño del que ha podido dar, concluyó.

Sugerencias
¿Qué hacer para despegar a los niños de las pantallas?

Es común ver que los infantes se resistan a que los padres vean qué está haciendo, la irregularidad en el […]

Tres recetas fáciles con aguacate para las “escapadas” a la playa

Elecciones deliciosas, nutritivas y sencillas con aguacate para no permanecer en la rutina de los mismos platos de siempre Si […]

El cigarro electrónico no es seguro, de acuerdo a los neumónologos

Una de las razones de mayor peso para afirmar que el cigarro electrónico no es seguro, es que tiene la […]

Este verano te damos las claves para prevenir cistitis

Si tomas mucha agua, tratas de que la zona urogenital no esté húmeda, y evitas los jabones aromatizados, podrás prevenir […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *